Aerolíneas españolas piden cierta laxitud en la Security durante el Verano

Denuncian retrasos en al menos un 30% de vuelos de largo radio

0

Madrid, SP.- De todos es sabido que las actuales medidas de security en los filtros aeroportuarios están creando molestias y retrasos a los pasajeros. Pero que trascienda ante el temor al agravamiento las presiones o comunicaciones de las asociaciones de aerolíneas de un país, en este caso España, por parte de ACETA, ALA y la propia IATA, dirigida no al Ministro de Fomento, sino al de Interior, para “limitar temporalmente las comprobaciones en pasos fronterizos concretos (es decir en los que más volumen soportan en España como El Prat y Barajas), derivados de la Normativa Europea que entró en vigor en abril, y que relentiza los trámites fronterizos, es para hacérselo mirar.

El planteamiento para “salvar la temporada turística” en detrimento de la rigidez de los filtros fronterizos que hacen las compañías, no parece, de recibo. La cuestión de fondo evidentemente es que para cumplir con lo normado en Europa, el proceso hasta el embarque se relentiza. Pero la Security se garantiza. Ese es el debate real… Filtros VS Security. Negocio Y/O Seguridad. Ahora trasladen esto, e imaginen las presiones a los profesionales en otros aspectos de la operación aérea. El binomio sigue apareciendo en términos Eficiencia VS Safety, etc… Vamos lo que todos sabemos. La gente es mucho más razonable de lo que pensamos, si previamente se les informa inteligentemente de qué es lo que se va a encontrar, y cuáles son los tiempos estimados para el embarque, y el tiempo que deben estar antes en el aeropuerto contando con dichas demoras en los trámites.

Entre otras cosas por el hecho de que el pasajero paga dentro de las tasas que paga con su billete tanto por la garantía de la Security, como de la Safety. Es algo por lo que se paga, y por lo tanto es exigible que se cumpla dentro de los máximos estándares posibles dentro de cada situación. La actual, todos sabemos, que es grave, con un nivel de Alerta alto a nivel global.

Y ahora si Vd. es pasajero, debe conocer que con Vd. en medio, este es exactamente el debate… y decidir qué es lo que le parece más conveniente, elegir o no esa incomodidad, en su propio trinomio: Molestias-Retrasos VS Security VS Safety, este es el debate que se establece en el mundo real actual de este sector.

Según EP, la directiva europea 2017/458, en su art. 1, apartado 2bis, recoge la posibilidad de solicitar una moratoria “por un periodo transitorio de seis meses” en caso de que su aplicación derive en un “impacto desproporcionado” sobre el flujo aéreo mientras se habilitan recursos y medios.

Algunas compañías se están viendo obligadas a dejar en tierra a más de 100 pasajeros diarios para no afectar de forma muy negativa su puntualidad y sin que ello evite sufrir retrasos“, señalan fuentes del sector, que alertan de demoras de 30 minutos en controles de pasaportes.

Las esperas prolongadas en los filtros de seguridad a raíz de la nueva normativa europea está provocando retrasos por encima de los 15 minutos -límite considerado para un vuelo en hora- en al menos el 30% de los vuelos de largo radio, la mayoría con casi una hora de retraso.

En la misiva, a la que ha tenido acceso Europa Press, el sector reitera que las esperas en algunos controles están provocando retrasos, e incluso pérdidas de conexiones, con el con consiguiente perjuicio para pasajeros y compañías aéreas, que ven afectada su operativa.

Pese a la implementación de 350 verificadores –en coordinación con Fomento y al plan especial de Aena– y al aumento de efectivos de Policía Nacional, desde el sector lamentan que se vuelvan a registrar esperas prolongadas en los filtros de seguridad en pleno verano.

Las mismas fuentes recuerdan que algunas aerolíneas con tráfico internacional no Schengen pueden verse afectadas al encadenar retrasos en toda su programación, a lo que pueden unirse ahora las nuevas medidas de seguridad anunciadas por Estados Unidos.

NUEVOS REQUISITOS EN EEUU.
La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), dependiente del Ministerio de Fomento, ha recomendado a todos los pasajeros que vayan a volar a EEUU a partir del 19 de julio que consulten con las aerolíneas sobre los tiempos de embarque ante los nuevos requisitos de seguridad que la autoridad de seguridad estadounidense (TSA) exige a aerolíneas.
Estas medidas adicionales, que “no deberían generar retrasos” según la AESA, solo afectan a los aeropuertos que son último punto de partida hacia EEUU –Adolfo Suárez Madrid-Barajas, Barcelona-El Prat y Málaga-Costa del Sol–.

Deja un comentario