Bodas (AN) acaba con el “choteo” de las horas trabajadas en ENAIRE

Aviaciondigit@l

0

Madrid, SP.- El Magistrado que preside la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional, Ricardo Bodas, ha “convencido” a los representantes de ENAIRE a que plasmen en un acuerdo por escrito, es decir firmen un Acuerdo de Conciliación, y que por vez primera ENAIRE se vea obligada al reconocimiento ESCRITO de que la jornada máxima para sus trabajadores es de 1711 horas anuales, INCLUIDOS SERVICIOS PROGRAMADOS, FORMACION, COBERTURAS OBLIGATORIAS y TODO AQUEL TRABAJO EFECTIVO, no pudiendo superarse salvo en las 80 horas extraordinarias qu fija el art.35 del Estatuto de los Trabajadores

A partir de ahora no existeN interpretaciones en cuanto a las horas por parte de la empresa. El cómputo de éstas se hará por todos estos conceptos según la Conciliación que Bodas ha conseguido  que ENAIRE reconozca lo que la Confederación de Sindicatos Profesionales Aéreos (CSPA) venía demandando desde hace ya varios años. Lo trascendente es que a otros colectivos, es decir A TODOS LOS COLECTIVOS de ENAIRE afecta esta Conciliación.

Los controladores aéreos, aunque se rijan por un Convenio distinto y específico, tienen una base legal ahora, como trabajadores de ENAIRE que son, también a la que agarrarse, puesto que el espíritu de la Conciliación conseguida por el Magistrado entre ambas partes, también les “salpica” laboralmente hablando.

Lo que se ha evidenciado durante estos años respecto a los subterfugios que empleaban sistemáticamente en el Departamento de Recursos Humanos de Enaire, como la judicializacion de las relaciones laborales empleada como método único, resulta desastrosa en cuanto a su gestión, por el simple motivo-obligado quizás por los 14.000 millones de déficit de la nefasta y extraña gestión de la época de José Blanco, Lema, Librero y Marín (máximos responsables de esa gestión)- se intentaba tapar la falta de recursos humanos suficientes para atender el servicio.

También algunas fuentes sindicales nos señalan que se espera que tras esta Conciliación, los gestores y los sindicatos que componen la CSE (Coordinadora Estatal Sindical/UGT,CCOO y USO) busquen una solución a los problemas de jornadas y plantillas, y en el caso de la CSE se dirige una petición para que, a ser posible sin que recaiga toda la carga de esta mala gestión en los trabajadores, y como contrapartida exclusiva el beneficio de la empresa y las horas sindicales de estos sindicatos.

La quimera soñada por ENAIRE de la eliminación de las fichas de ocupaciones y las especialidades, que se teme que conduzca a la desprofesionalización, lo que hace es que estos vayan circulando por distintos puestos de trabajo, que lo único que se consigue, con esa desprofesionalización y desespecialización, es que los defectos se vayan parcheando sus carencias, fundamentalmente de personal.

Además después del documento firmado ya no servirá a ENAIRE la retahíla empleda de “la culpa es del Ministerio”, así como un Convenio Colectivo que en 20 años no ha sido capaz de resolver los problemas, tras 20 años de estar en vigor.

La situación hasta ahora

Tras las 1711 horas que contemplaba el Convenio Colectivo, como límite máximo anual de actividad, ENAIRE obligaba a la realización de las 80 horas extraordinarias anuales que contempla el ET, la empresa PUBLICA solía continuar programando servicios tales como COS-coberturas obligatorias-, formación y cualquier tipo de actividad según señalan los trabajadores de forma arbitraria y excediendo la actividad máxima.

ARTÍCULO 60 CC:

3. a)

Jornada Anual Programable = 1.711 – [(16*1,5*H/C ) + 52,5]

16= festivos en el año

H = Horario laboral del Centro o del puesto de trabajo, de no ser coincidentes.

C = Número de trabajadores que rotan entre sí para cubrir un puesto de trabajo.

52.5= horas de asuntos propios

b) Jornada Anual Programable con AP = 1.711 – [(16*1,5*H/C )]

Esa jornada máxima del Convenio o el ET se establecía para evitar la explotación de los Trabajadores por parte de las empresas, y el límite de 80 horas extraordinarias para poder dar un cierto grado de flexibilidad a las empresas para cubrir los imprevistos por un lado, y por otro para fomentar el empleo al limitar las horas extra de los trabajadores.

En ENAIRE no predicaban con el ejemplo, y esto es lo grave PESE A TRATARSE DE UNA EMPRESA PUBLICA. La causa evidente la falta de plantilla, “obligaba” a la empresa, por lo que se superaban en muchos centros esa jornada máxima y esas 80 horas extraordinarias sistemáticamente.

La Formación por ejemplo no se computaban como tiempo de actividad, no se concedían Asuntos Particulares, pagados, pero que se descontaban de la jornada pactada. Es decir que ni eran horas de trabajo que fueran detraídas de la jornada de 1711 horas, ni se las consideraba horas extraordinarias evitando así la ilegalidad que supone superar las 80 horas.

Este es el motivo por el que CSPA-FSAI interpuso la demanda ante la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional, por lo que el Magistrado Bodas paralizando el acto del juicio, “forzó” la conciliación, al ver la inconsistencia de los argumentos de ENAIRE para justificar el exceso de horas extraordinarias, y viéndose finalmente “obligada” a la firma de la conciliación.

La prueba de cargo

Numerosos han sido en estos días, Barajas incluida, los servicios que se han dejado sin cubrir por estos profesionales.

Deja un comentario