Copilotos Babcock B412: 7+1+1 represaliados y tímidas mejoras económicas para el resto

Aviaciondigit@l

2

Mutxamell, SP.- SLTA, el sindicato que ha estado en la brecha a instancias de los copilotos de B412 de Babcock MSC desde el inicio de este conflicto, considera que aunque ha habido un cierto grado de “éxito” al conseguirse unas ciertas mejoras salariales para los copilotos gracias a una histórica unidad de éstos, las “represalias” contra 7 de sus pilotos no pueden hacer evidentemente que se celebre el resultado de lo que es una primera batalla, contra la precarización insufrible de estos profesionales año a año, Campaña a Campaña de Incendios. Por eso el sindicato mayoritario de TTAA en España, ya está trabajando para minimizar esos “daños”, tras la victoria parcial de los trabajadores, intentando la recolocación de los 7 copilotos, máxime con la demanda actual de pilotos de helicóptero en España. SLTA señala directamente al Comité provisional de Babcock de “actuar en connivencia” con la empresa… y amedrentar a este colectivo.

NP SLTA/EXITO DE LA UNIDAD, LOS COPIS DE 412 CONSIGUEN UNAS MEJORAS SALARIALES, GRACIAS A SU UNIDAD HASTA EL ÚLTIMO MINUTO CON LA COLABORACION DE ESTE SINDICATO. AUNQUE TAMBIEN ALGUNOS DE ELLOS HAN SIDO REPRESALIADOS.

Ya habíamos informado de que este sindicato estaba mediando entre la empresa mayoritaria del sector de los TTAA, Babcock MCS y el colectivo de copilotos de 412 del servicio de Lucha Contra Incendios, que está peleando por salir de la más absoluta precarización en la que se encuentran actualmente.

Pues bien, cuando su negativa a incorporarse al puesto de trabajo estaba haciendo mella y la empresa había accedido a mejorar sus condiciones laborales y en plena negociación de unas condiciones finales dignas para todo el colectivo, la empresa ha decidido represaliar a 7 pilotos aceptando de forma incondicional sus cartas de renuncia, que habían sido enviadas junto al resto de sus compañeros. Acción que inyecta el miedo y el desasosiego en el resto del colectivo, obligando a cejar en su lucha de forma inmediata ante la amenaza de próximas represalias.

Desde el SLTA podemos entender que una empresa realice una legítima defensa de sus intereses, aunque las formas puedan ser deleznables desde nuestro punto de vista. Lo que no podemos tolerar y denunciamos abiertamente es la deslealtad de un Comité de Empresa que ha actuado en total connivencia con los intereses de la empresa, haciendo labores de perro de presa y amedrentando a un colectivo que hacía de la unidad su bandera. Finalmente, las más sucias artes tienen su efecto y la división de un colectivo, orquestada por los responsables de dicho Comité, ha concluido con el peor de los escenarios. 7 pilotos en la calle por exigir lo que es justo.

También denunciamos UN caso de una persona que ha perdido su puesto de trabajo por mostrar su apoyo abiertamente a dicha acción. Y otra que ha sido represaliada por tratar de ayudar para que esta barbaridad no siguiese adelante. Se trata de un compañero que realizo una gestión para que se pudiese celebrar una reunión con la empresa. La citada represalia ha sido, simplemente quitarle de un puesto de confianza que ostentaba hasta el momento. Esto es intolerable en una empresa que dice tener un protocolo antiacoso, parece que en este caso se les ha pasado aplicarlo.

Este sindicato se ha puesto manos a la obra para minimizar los daños y tratar de evitar que estos leales profesionales puedan volver pronto a hacer lo que mejor saben, que es ponerse a los mandos de un helicóptero de trabajos aéreos.

2 Comentarios

  1. Mañana será un día complicado. Alguno, puede que todos los firmantes no represaliados, verá en el espejo a alguien que no le gustará. Otros 7 + 1 + 1 verán una cara angustiada por un incierto futuro.
    El año próximo para todos ellos esta situación pasada sera sólo un recuerdo. Dentro de 30 años para esos 7+1+1 esta situación será un muy dulce recuerdo, en cambio a los no represaliados nunca se les olvidará pues una cara que hace muchos años dejo de gustarles se lo habrá recordado a diario. No lo siento por ellos.

Deja un comentario