Dos bañistas fallecidos al aterrizar avión ligero en una playa cercana a Lisboa

Aviaciondigit@l

0

Lisboa, PORT.- Dos personas (un adulto y una niña) han fallecido esta tarde arrollados como consecuencia de un aterrizaje de una avioneta en la playa de Sao Joao (Costa de Caparica), muy próxima a Lisboa, según informan fuentes oficiales de Protección Civil de Portugal, y ocurría entorno a las 17:00LT. Los dos tripulantes de la aeronave Cessna 152, CS-AVA de matrícula resultaron ilesos. La aeronave pertenece al Aeroclub de Torres Vedras (ACTV). Al parecer se trataba de un vuelo de instrucción de la Escuela de Vuelo G-AIR de Cascais, que lógicamente ha declinado cualquier tipo de declaración (En elaboración)

Casi simulataenamente la policía detenía a una persona que estaba operando un drone tras el accidente. También confiscaron el drone, así como las cámaras con las que va equipado, para preservar la amenaza de las imágenes que pudieran ser obtenidas tras el accidente. El operador no estaba autorizado a operar el drone en ese lugar por lo que fue detenido para su identificación. No hay que recordar que hace pocas fechas un gran “drone” “aterrizaba” sorpresivamente en una playa del Algarve portugués a escasos metros de algunos bañistas.

Una señora de 45 años resultó herida en el accidente. Dos investigadores del Gabinete de Prevención e Investigación de Accidentes de Aeronaves y Ferroviarios de Portugal (GPIAAF) ya se encuentran en el terreno.

Algunas fuentes señalan que por frecuencia con control Lisboa la tripulación formada por instructor y alumno, habrían tenido tiempo de emitir “Mayday”

ALTO RIESGO DE ACCIDENTE SEGUN LA ESCUELA G-AIR

La Escuela G-AIR (antes Aerocondor) enviaba un comunicado en el que confirmaba que la aeronave “se encontraba en vuelo de entrenamiento con un alumno e instructor senior” a bordo en el momento del accidente. El instructor, de 56 años de edad, “tenía elevada experiencia y miles de horas de pilotaje

Por su parte el vice-director de la Escuela G-AIR Trainning Center, señalaba que ésta habría reducido drásticamente hace dos o tres años la operación aérea en Tires, de donde había despegado esta tarde la aeronave siniestrada, ya que había un “alto riesgo de accidente”, dado que los aviones desde allí en instrucción no pueden subir por encima de los dos mil pies, por el condicionamiento de las rutas comerciales, y para no interferir con los vuelos comerciales de Lisboa, lo que acorta, según señala, el tiempo de reacción de los pilotos en caso de accidente, ya que una aeronave sin motor desciende aproximadamente a un ritmo de 500 pies por minuto, es decir que en 4 minutos estaría a nivel del mar. Este podría haber sido el tiempo máximo de reacción del avión accidentado esta tarde. Del mismo aeródromo de Tires había partido la aeronave que el pasado mayo se estrelló contra un supermercado LIDL, falleciendo los cuatro ocupantes y una quinta víctima en tierra.

Señala que en este caso de hoy el piloto podría no haber tenido tiempo suficiente para aterrizar en el mar. Algunas fuentes señalan que se intentaba aterrizar en la playa de Cova do Vapor, lo que no se consiguió.

 

Foto @amalestafeito

Fotografía de @amalestafeito

 

Deja un comentario