Actos institucionales de Camps podrían haber sido “subvencionados” por el Cártel del Fuego

Aviaciondigit@l

0

Valencia, SP.- Revelaciones hoy del diario generalista El Mundo, señalan que “El cártel del fuego pagó a Camps un acto oficial y un banquete para 55 personas de la Conselleria de Justicia” de la Generalitat Valenciana. Mientras nuestros profesionales se juegaban la vida, y la perdían, se estaba presuntamente detrayendo lo que el contribuyente pagaba a algunos de los operadores del denominado Cártel del Fuego, que en lugar de ir directamente al pago de la crítica operación de incendios, con las máximas garantías posibles, se dirigían presuntamente a actos de carácter partidista, “preelectoral”, propagandista, de marketing político, a instituciones que estaban adjudicando los jugosos contratos de extinción de incendios. Según el diario El Mundo, era Avialsa la que “dirigía el denominado cártel del fuego desde Sagunto”, y además señala que los pagos se realizaban concretamente a través de la Fundación Medioambiental Huerta.

Vicente Huerta (AVIALSA) y su Letrado. Foto: EFE

El coste del acto público de propaganda medioambiental “subvencionado” por al Fundación Medioambiental Huerta, habría costado unos 116.000€, para una promoción de la política medioambiental de la correspondiente Consejería de Camps. Este acto estuvo convocado para presentar ante los medios la reforestación de la zona denominada La Pea, que era un poryecto que el PP de Rajoy había incluído en su Programa, en el que se invirtieron 1,4 millones de euros. Se trataba de lanzar semillas desde el aire para la reforestación de zonas devastadas por los incendios.

También publica El Mundo de un pago en el Restaurante Mesón del Duero para 55 personas de la Consellería de Justicia. En el artículo aparecido en El Mundo aparece hasta un correo electrónico que firma un tal VH (Vicente Huerta), en el que se pueden comprobar todos los tejemanejes de este evento para “Factura Pendiente Consellería”. Esta factura de fecha 11 de octubre de 2006, realmente habría sido pagada por Avialsa, que era quien se llevaba los contratos públicos de extinción en Valencia y Cataluña. Este operador habria facturado más de 70 millones de euros en servicios prestados a la Comunidad Valenciana hasta la fecha del Informe de 2016 con el que concluía la propia Generalitat.

Sólo 5 meses después, en febrero de 2007, el Consell de Camps daría luz verde al expediente de “interés comunitario en suelo no urbanizable del aeródromo de Viver en Castellón de Vicente Huerta”.

Según señala hoy El Mundo:

Las fechas en las que Avialsa pagó este acto institucional de Camps coinciden con la presunta financiación irregular del PP. Según afirmó el ex secretario general Ricardo Costa en el juicio de Gürtel, por esas fechas los vicepresidentes recaudaban dinero negro de grandes empresarios para sostener en el poder a Camps.

El procedimiento del cártel del fuego que instruye la Audiencia Nacional ha constatado la estrecha relación entre Huerta y diversos dirigentes del PP valenciano. Mientras Huerta financiaba actos oficiales de la Generalitat, los correos aportados a la causa recogen cómo envió ordenadores de segunda mano a la antigua sede central del PP, en la calle Quart de Valencia, para equiparla tras su inauguración.

El cártel del fuego ha acumulado más de 100 millones de euros pactando precios. La trama que desmanteló la Policía Nacional y la Fiscalía Anticorrupción de Valencia tras las revelaciones de un ex ejecutivo del grupo Avialsa, Francisco Alandí, estaba integrada por un grupo de empresas que se repartía todos los concursos públicos de España, Italia o Portugal consensuando los precios de las ofertas.

 

 

 

Deja un comentario