La “Banda” de Flynn se ríe de las autoridades españolas

...y de los trabajadores de ASL Spain

2
ASLSpain

Madrid-Dublín, UE.- La “Banda” de Flynn,  después de 45 días desde el anuncio del cierre de la legendaria compañía aérea española, Pan Air Líneas Aéreas (ahora llamada ASL Spain), saca músculo en la prensa irlandesa sobre el volumen de negocio del Grupo ASL Aviation, que ya se acerca a los mil millones de euros.

“Nuestros ingresos son superiores a los 816 millones de euros…. Estamos muy contentos por esto, y queremos seguir creciendo. La demanda realmente se está recuperando” , ha declarado Flynn según lo publicado por el diario Irlandés “The Irish Times”

Mientras aquí en España, siguen con el desmantelamiento de la compañía aérea española, sin que aún se haya llegado a un acuerdo con los trabajadores sobre su incierto futuro.

Todo esto ante la mirada de las autoridades aeronáuticas y laborales españolas, que actúan como meros observadores, ante el devenir de la compañía aérea española.

Es más, ante este festín de despropósitos, la Autoridad de Aviación Irlandesa ha premiado recientemente a Hugh Flynn por su contribución a la industria aeronáutica de su país, omitiendo que por el camino se ha llevado a su filial suiza y próximamente a la española. Suena a mofa, teniendo en cuenta que ASL Aviation va a continuar operando desde y hacia España, sustituyendo con sus aviones a la operadora española, con el previsible beneplácito de nuestras autoridades.

Malestar entre los trabajadores

Mientras entre los rehenes de esta historia, los trabajadores de la compañía, reina el desconcierto, según nos comentan algunos de los afectados.

“Ya han pasado 45 días desde que anunciaron los propietarios el cierre de la compañía, y andamos aquí como en una embarcación al pairo, sin gobierno y a la espera de acontecimientos con el peligro que conlleva para la operación”. Otro interlocutor nos añade: “el desánimo es patente entre el personal. Vemos como van descapitalizando y desviando la producción de la compañía, y como algunos compañeros van abandonando la nave. A mi modo de ver es precisamente lo que ellos quieren… desesperarnos”.

“quien tiene que soportar la mochila de las preocupaciones cuando nos vamos de línea, no son precisamente ellos, que están detrás de sus mesas tranquilamente, jugando con nosotros y ahora se nos van de vacaciones”

Recientemente la dirección de la compañía ha emitido un comunicado dirigido a los trabajadores, en el que textualmente les dice “…dadas las fechas en las que nos encontramos, con casi total seguridad, las consultas (se refiere a la negociación con los trabajadores) no empezarán hasta transcurrida la Semana Santa”.

“Todo este mal ambiente se traslada a las oficinas y a las cabinas de vuelo” nos espeta nuestro interlocutor y añade “aquí todo son rumores, que si no nos cierran de momento por el retraso de la entrega de los aviones al Grupo, la fuga de pilotos de la filial belga…, que si Fedex no se quiere hacer cargo del total de las indemnizaciones… Mil historias y parecen no darse cuenta que quienes tenemos que seguir operando los aviones  en estas condiciones somos nosotros, teniendo siempre en la cabeza el ¿qué va a pasar con nuestro futuro? Y claro, esto también afecta en casa, y ya supondrás quien tiene que soportar la mochila de las preocupaciones cuando nos vamos de línea, no precisamente ellos, que están detrás de sus mesas tranquilamente, jugando con nosotros y ahora se nos van de vacaciones…”.

No hemos podido contactar con ningún miembro de la mesa negociadora, entre los que se encuentran 3 representantes del Sindicato Profesional de Pilotos de Líneas Aéreas, SEPLA, que todavía no ha emitido ningún comunicado al respecto en estos 45 días.

2 Comentarios

  1. Según me comentan hoy mismo, 27 de marzo, y sin haber dado señales de vida ni informado de nada al personal, la Directora Responsable al ver un cartel informativo de los días que han pasado desde la notificación sin tener novedades por parte de la empresa, ha comentado con sorna “mira, si saben contar”. Esa es la actitud.

Deja un comentario