CSIF acusa de “maltrato animal” a Aena en Barajas

CSIF Aena/ CSIF rechaza que AENA abra expediente a los trabajadores que den de comer a animales abandonados en Barajas

0

Madrid, SP.- La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha rechazado la amenaza de AENA de expedientar a los trabajadores de esta empresa pública que den de comer a animales abandonados en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Mañana, martes 9 de enero, entra en vigor una modificación de la Normativa de Seguridad en Plataforma por la que se prohíbe dar de comer a los animales dentro del recinto aeroportuario. Sin embargo, este sindicato ha pedido un mayor esfuerzo de gestión a AENA para solucionar el problema que supone para el aeródromo madrileño la amplia colonia de animales abandonados, en su mayoría gatos.

No se trata de amenazar, sino de gestionar”, afirma una trabajadora del aeropuerto afiliada a CSIF, que considera que “las cosas difícilmente se solucionan viendo pasar hambre a esas colonias de gatos abandonados” que, a día de hoy, pueblan el perímetro del aeropuerto. CSIF entiende que esta medida, que la empresa pública anunció por Twitter, puede suponer un caso de maltrato animal.

Que los animales son un peligro y no deben estar en el recinto aeroportuario no es algo que nadie ponga en duda. Es un peligro para aeronaves, personas y por descontado para ellos mismos. Pero cuando esos animales están ya asentados, o llegan y no se controlan como se debería, no se puede sacar una nueva Normativa de Seguridad de Plataforma (NSP) que impida alimentarles, porque eso está tipificado por ley como maltrato animal“, indica CSIF.

El censo de animales abandonados en el aeropuerto madrileño anualmente es de unos 400. En un escenario así, nuestro sindicato demanda que, por encima de prohibiciones, es necesario hablar de las medidas constructivas para luchar contra esa corriente de animales abandonados.

CSIF recuerda a la Dirección de Operaciones de AENA que “no se trata de objetos, sino de seres vivos” con sensibilidad, tal y como aprobó el Congreso de los Diputados el pasado mes de diciembre. Hay que tener en cuenta que la mayoría de los animales que habitan o entran en el recinto aeroportuario son perdidos por los pasajeros a la hora de coger un vuelo debido a un transportín roto o mal anclado, o abandonados por estos mismos pasajeros o incluso por trabajadores del mismo aeropuerto

Deja un comentario