Plan inmobiliario de Madrid-Barajas: ¿Un nuevo bluff político?

Aviaciondigit@l

1

Madrid, SP.- Un anuncio a 40 años vista en España es algo realmente inaudito, teniendo en cuenta la cultura del rápido pelotazo imperante en nuestro querido país. Pero hacer un Plan denominado “inmobiliario”, con la que ha estado cayendo estos años precisamente a raíz del bluff de la construcción y la especulación promotora en España, no deja de alucinar aún más si cabe. Ya lo adelantamos hace bastantes años en este modesto medio de comunicación cuando se empezó a hablar de lo que luego fué el pelotazo  Aeropuerto de Ciudad Real, y lo que vino después, como fué una red ilógica de inversiones aeroportuarias que condujeron a la “quiebra” (término empleado por la propia Ministra de Fomento Ana Pastor) del Ente Público Aena. Total casi 14.000 millones de euros del contribuyente a los números rojos del Patrimonio Nacional. Consecuencia: Expolio del 49% de la red aeroportuaria española. Pues bien, en este contexto, con esta “intrahistoria aeroportuaria”, el Ministro presentaba esta mañana su Plan a 40 años vista, que es lo mismo que hacer un brindis al sol en estado puro. ¿Porqué decimos esto? No se trata de un pesimismo existencial, sino de lo que la propia experiencia nos ha enseñado no hace tanto tiempo.

En primer lugar porque dada la rapidez del desarrollo económico actual, que hace casi indigerible cualquier proyección a tan largo plazo, no acaba de entenderse muy bien el objetivo, si tenemos en cuenta, por ejemplo, la limitación intrínseca por su propio diseño al desarrollo y crecimiento de Madrid-Barajas,  para vuelos nocturnos, y por otros matices medioambientales, y sobre todo, operacionales. Madrid-Barajas, ya desde su ampliación con dos pistas, mal diseñadas, hacen muy complicado el crecimiento de las operaciones en el futuro, y es un aeropuerto que está “castrado” desde dicha ampliación, y apenas ha transcurrido una década desde las dos inauguraciones, una por parte del PP y otra por parte del PSOE.

En segundo lugar, por un criterio exclusivamente geográfico, demográfico, y sobre todo, de comunicaciones y tráfico rodado en los alrededores. La A2, por ejemplo, sufre el diario embudo en el denominado Nudo Eisenhower, al que cruza la M14, para su incorporación a la M40 hacia el Sur, también hoy crónicamente saturada en ese punto, así como en dirección a las 4 Terminales de pasajeros de Madrid-Barajas. Este nudo es fisicamente insalvable ya puesto que el Polígono de las Mercedes lo limita, y las viviendas de la Alameda de Osuna también lo hacen en el extremo opuesto.

Además de esto nadie todavía ha discurrido que si lo que hoy anunciaba el Ministro visionario que supondría un incremento de la actividad en el denominado “Corredor del Henares” estimada por él en un 30%, que no es mas que simplemente lo que se denomina una “conurbación” que se extiende hasta Guadalajara capital durante 36 kilómetros, habrá que pensar antes de desarrollar, en comunicar todos esos municipios con un criterio algo diferente al actual. Por ejemplo una vía rápida ferroviaria, que ya por impedimentos físicos de espacio, es de imposible solución en superficie. La cosa se complica.

El Plan del Ministro es un claro ejemplo de bluff político ante la proximidad de unas Elecciones, y parece más bien una ocurrencia que un Plan bien estructurado y con cierta lógica. Pero está claro que De la Serna se siente, como tantos colegas suyos que se dedican profesionalmente a la política, turbado cuando pronuncian la palabra “inmobiliario”, que en España es un claro indicio de potencial especulación, y por tanto comisiones, y por tanto corrupciones a la vista, visto lo visto.

Del despropósito aeroportuario de hace solo unos años, inspirado por el politburó ingenieril que domina Fomento, ahora pasamos a una pura operación financiera y de enjuague político. Peligrosa megalomanía con cuenta al contribuyente.

¿Cuando les llegará a los Geógrafos el turno en Fomento?¿No son ellos los que deben con criterios objetivos planificar el territorio? La Geografía y los Geógrafos no existen en Fomento, y la mentalidad de políticos e ingenieros haciendo territorio, visto lo visto, a las pruebas nos remitimos es un cóctel explosivo.

Otra forma de ver las cosas la tomamos por las redes de esta opinión sobre las amenazas que pueden estarse gestando y que explicarían con bastante precisión lo que está sucediendo:

El Partido Popular, consciente de que su tiempo se acaba, está actuando como los aluniceros profesionales que, una vez se ha disparado la alarma del establecimiento, ponen el cronómetro en cuenta atrás y se apresuran a meter en bolsas las piezas de mayor valor en los minutos de los que disponen hasta un instante antes de que llegue la policía.

En general, los ladrones más novatos, una vez roto el escaparate de la joyería, meten todo a toda prisa sin seleccionar el material, porque ni siquiera han tenido la precaución de calcular el tiempo de que disponen.

Pero los ladrones profesionales obran cuidadosamente, seleccionan las mejores piezas e incluso se permiten el lujo de descerrajar algunas vitrinas interiores con objetos especialmente valiosos y fáciles de ‘colocar en el mercado’.

En estas estamos en estos momentos.

Tanto el pelotazo de la Operación Chamartín, como esta brutal fantasía inmobiliaria de Aena, el nuevo hospital La Paz, los nuevos tramos del AVE y otras muchas macro-operaciones que están al caer, no son otra cosa que el penúltimo acto de rapiña de estos depredadores.

Lo grave del asunto es que, aparte del impacto que estas operaciones tendrán sobre el territorio y la economía, estos ladrones se van a ocupar de dejarlas arruinadas ya antes de que se inicien.

Y lo harán mediante contratos con constructoras, compromisos de ejecución o reequilibrio patrimonial, concesiones administrativas y avales públicos, que -antes de que nadie haya invertido un solo Euro- ya habrán generado jugosas mordidas y comisiones y garantizado (a sus afines) balnearios laborales para un par de generaciones.

Confío en que los partidos medianamente decentes, que son conscientes del mecanismo (porque, incluso, alguno de ellos ya lo ha utilizado anteriormente puntualmente) tengan la visión de impedir su aprobación y, cuando no sea posible, impugnar ante los tribunales estos contratos y adjudicaciones, de modo que, quienes a ellos liciten, no puedan posteriormente escudarse en que eran ‘terceros de buena fe’.

NP Fomento/El ministro de Fomento presenta el Plan Inmobiliario del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas que contempla una inversión cercana a los 3.000 M€

 Presentación del Plan Inmobiliario del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas

24.04.18/ El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ha presentado hoy el Plan Inmobiliario del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, que abarcará unas 920 hectáreas de suelos potenciales (10 veces el parque de El Retiro y 4 veces el proyecto Madrid Nuevo Norte), con una previsión de desarrollo de 562 hectáreas brutas materializándose en 2,7 millones de m2 edificables e integrando 140 hectáreas de espacios verdes.

Este Plan, que contempla una inversión total de 2.997 millones de euros, a acometer por los diferentes agentes involucrados en los próximos 40 años, fomentará la competitividad económica ofreciendo un área de oportunidad para el desarrollo de actividades de alto valor añadido e innovación para la Región de Madrid, al tiempo que permita diversificar el papel del aeropuerto como motor económico y de servicio al ciudadano.

Todas las actuaciones que se lleven a cabo en el marco del Plan Inmobiliario del aeropuerto se desarrollarán en torno a tres ejes, siempre siguiendo criterios de sostenibilidad e innovación y propiciando que sean referentes en su campo a nivel mundial:

  • Nodo logístico: apoyándose en la situación privilegiada de estos terrenos, en la importancia que esta actividad ya tiene en la actualidad para el aeropuerto y la calidad de los servicios que puede prestar.
  • Hub empresarial global: posicionándose como el principal polo de atracción para la implantación de sedes corporativas y oficinas de empresas.
  • Servicio al pasajero: completando la oferta de servicios para los pasajeros y zona de influencia del aeropuerto.
CUATRO USOS PARA LOS TERRENOS

El Plan Inmobiliario se estructura en base a 4 usos de suelo diferenciados, así como un espacio para usos complementarios de estos mismos que se desarrollarán cuando sea necesario. Todo con el fin de crear un foco de atracción de tráfico y de servicio, potenciando la actividad logística y aeronáutica, y creando nuevas áreas de servicio, actividad hotelera y oficinas.

Polo logístico. La superficie total reservada para este proyecto logístico de última generación es de 257 hectáreas, con una edificabilidad prevista de 1,4 millones de m2 junto a la A2, en la zona prime del Corredor del Henares y junto al actual Centro de Carga Aérea. El objetivo principal es potenciar la carga aérea, la logística y las actividades de alto valor añadido, multiplicando por 10 las zonas del aeropuerto dedicadas a estas actividades, con especial atención a tendencias en expansión como el e-commerce.

Así, los desarrollos se configurarán como parques con servicios logísticos integrales, truck center, servicios al transportista, puntos de control y seguridad, estacionamientos y oficinas de apoyo. Con naves de carga en primera línea y almacenes de distribución, así como industria ligera, biofarma y perecederos, entre otros.

Airport City. Esta área se centra en crear un nuevo centro urbano de usos mixtos, tanto para pasajeros como para trabajadores y usuarios del aeropuerto, así como para dotar de mejores servicios a toda su área de influencia. La superficie total reservada es de 62 hectáreas, con una edificabilidad prevista de 652.000 m2 a desarrollar en una zona contigua a la Terminal T4 que se encuentra ya pre-urbanizada y conectada por los principales medios de transporte público: Metro, Cercanías, AVE y autobús y contará con acceso peatonal al terminal.

Los usos previstos en esta zona son hoteles, sedes corporativas y parques de oficinas de última generación, así como usos comerciales asociados para servir de apoyo tanto a los usuarios de los parques de oficinas como a los pasajeros del Aeropuerto.

Estructurado en zonas peatonales de acceso rodado y estacionamiento en su perímetro, contará con espacios verdes, fomentando el transporte público y la circulación interna mediante el uso de vehículos eléctricos, bicicletas y elementos auxiliares peatonales. Un modelo de diseño innovador, comprometido con la sostenibilidad ambiental y energética, y la recuperación y reutilización de recursos hídricos.

Actividades aeronáuticas. Como principal centro de mantenimiento aeronáutico de España, el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, acoge cerca de 400.000 operaciones cada año.

En la actualidad hay cinco hangares, con una superficie total de alrededor de 50.000 m2, que en su mayoría se convertirán en hangares más versátiles y modernos en los próximos años. La superficie total reservada para nuevos desarrollos asociados a actividades aeronáuticas es de 9 hectáreas con una edificabilidad total prevista de 74.000 m2.

De esta forma, el aeropuerto verá mejorado su posicionamiento como centro de referencia para el mantenimiento de aeronaves tanto a nivel nacional, como dentro del contexto europeo.

Centro de ocio y actividad comercial. La superficie total reservada para la implantación de un gran centro de ocio y actividades comerciales es de 57 hectáreas, con una edificabilidad total prevista de 341.000 m2 y 298.000 m2 de zonas verdes. Estos usos completarán la actividad aeroportuaria y buscan dar respuesta a las necesidades tanto de los usuarios del aeropuerto como de la zona de influencia del mismo. Así, habrá una zona temática recreativa, centro comercial, oferta gastronómica, zonas wellness, museo aeronáutico y observatorios panorámicos.

FASES DEL PLAN INMOBILIARIO

Con todas estas actuaciones, el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas se concibe como un nuevo impulsor de la economía regional a través de un proyecto responsable con el territorio, un desarrollo ambicioso que se estructura en tres fases:

  • Una 1ª fase inicial de lanzamiento, con una duración prevista de 8 años, en la que se van a construir más de 550.000 m2 con una inversión de 953 millones de euros, donde los desarrollos se centrarán en usos logísticos y se iniciará el Airport City.
  • Una 2ª fase, llevada a cabo en otros 8 años, en la cual se prevé construir más de 950.000 m2 adicionales, con una inversión de 739 millones de euros. Al inicio de esta fase se habrá consolidado el Airport City y se iniciará la actividad en el centro de ocio.
  • Una 3ª fase en la que se consolidará el desarrollo de todas las zonas con la construcción de 1.202.000 m2 adicionales para lo que se aportará una inversión de 1.305 millones de euros más.

El Plan Inmobiliario se realizó a lo largo de 2017 bajo un diseño flexible, capaz de atraer inversión privada y construir un modelo de éxito. Durante este año 2018 Aena encargará a un asesor financiero el diseño de la estructura societaria mediante la que propiciar estos desarrollos. En 2019 se habrán constituido los medios a través de los cuales iniciativa privada y la propia Aena inicien los proyectos y para 2020 se iniciará la construcción de los primeros inmuebles.

En conjunto, este Plan Inmobiliario supone una gran oportunidad de desarrollo económico, tanto para Madrid como para el aeropuerto, creando el mayor nodo logístico de España en una ubicación estratégica con la mejor conectividad posible.

1 Comentario

  1. Expertos inmobiliarios claman contra el plan de Fomento para Barajas
    https://okdiario.com/economia/empresas/2018/04/25/inmobiliarios-claman-plan-barajas-2180506

    Expertos inmobiliarios de diferentes sectores han criticado el plan inmobiliario de Fomento y AENA para el Aeropuerto Adolfo Suárez, la mayor de Europa y cuatro veces más grande que la conocida Operación Chamartín.

    Marcos Sánchez, Director Gerente de Valdebebas, desarrollo urbanístico privado de tipo residencial y terciario cercano al aeródromo madrileño, critica en declaraciones a Okdiario que desde un organismo público se fomente un plan que va en contra de Valdebebas.

    “Se supone que el desarrollo de Valdebebas iba a servir precisamente para dar servicio al aeropuerto. A nosotros nos pidieron muchas licencias y nos condicionaron el proyecto desde organismos públicos. ¿Quién va a controlar la legalidad de lo que haga una empresa pública en este plan? ¿Con quién se ha consensuado el uso de los terrenos?”, pregunta.

    Sánchez, que tiene listos para alquilar un espacio de oficinas de 1,3 millones de metros cuadrados, superior a la city, está negociando con varias firmas de Londres su llegada a Madrid aprovechando el Brexit aunque “aún no está nada cerrado”.

    “Las dimensiones de Valdebebas son enormes. Una torre de las Cuatro Torres de Madrid tiene unos 60.000 metros cuadrados de espacio. Nosotros tenemos algún caso de 90.000 metros cuadrados. Y eso se hizo con muchos cambios forzados por los organismos públicos“, insiste.

    Según Sánchez, los terrenos a desarrollar junto a Barajas no serán competencia suya porque “ya tenemos todo hecho al 100%” y el proyecto del aeropuerto es a medio plazo. Sin embargo, AENA ya ha señalado que la norteamericana Amazon se ha interesado en los terrenos.

    Sociedad de Tasación
    En esa idea de competencia entre unos proyectos y otros inciden desde la tasadora Sociedad de Tasación. Su consejero delegado, Juan Fernández, señala que el Plan Barajas es una muestra más de que no hay una idea global de desarrollo de la ciudad.

    “Se para un proyecto en el norte, se abre en el este, se cierra, se vuelve a abrir en el norte… ahora uno nuevo en Barajas. Esto te hace pensar que no hay un director de orquesta“, explica. Alberto Valls, de Deloitte, ha coincidido en que parece que los políticos toman decisiones más a corto plazo que a largo.

    Mientras, el consejero delegado de la promotora Neinor Homes, Juan Velayos, duda de que el proyecto pueda ver finalmente la luz. “Cuando lo vea podré opinar, queda mucho tiempo”, asegura.

Deja un comentario