¡PPtriotas! : La privatización de AENA regala miles millones a “caballeros” ingleses

0

Madrid, SP.- Las expectativas de la privatización de AENA, llevada a cabo por Ana Pastor como Ministra de Fomento, hoy presidenta del Congreso de los Diputados, de manos del campanazo de Vargas el 11 de febrero de 2015, se han cumplido en todo su esplendor, para los actuales accionistas del 49% del capital de la empresa pública AENA, y por tanto, del 49% de la red aeroportuaria de España.

Mientras la Pérfida Albión amaga estúpida y flemáticamente con Gibraltar, delante de las narices de más de 45 millones de contribuyentes españoles, el expolio según los datos de Bolsamania.com se ha producido una “toma” del Gibraltar Aeroportuario de España, ya hace años advertíamos que ese era el objetivo último, propiciada por los visionarios y gestores de lo público, de difícil imaginación para los más pesimistas cerebros económicos del país. Eso sí, la mecha, mecha de los “cañones” británicos en la conquista de AENA, fué prendida por un Gobierno teóricamente socialista, y por un Ministro también sólo en la teoría socialista, bachiller de titulación académica, de apellido Blanco, hoy euroaforado… Por cierto, gestor que ha propiciado una coartada perfecta para este expolio, al dejar “en situación de quiebra” (-14.000 millones de euros), según admitía la ministra Ana Pastor, nada más acceder a la cartera de Fomento, oficializando el despilfarro de faraónicas inversiones en los aeropuertos españoles. Nadie ha pedido públicamente cuentas al íncrito José Blanco por ese despilfarro con olor a ladrillo, hormigón armado y lo que Vds. se pueden imaginar que detrás ha podido estar sucediendo para llegar a semejante cifra.

TCI (The Children Investiment Fund Management), creada por Sir Christopher Hohn, habría pagado en la fecha de salida a Bolsa de AENA, 671 millones, que hoy, dos años después tienen una valor de aproximadamente 1139 millones, si le añadimos los que figuran en el reparto de dividendos posteriores a través de instrumentos financieros denominados CFDs. En total este Sir inglés controla el 11,321% de los aeropuertos españoles. Ente otras cosas los aeropuertos españoles han servido para pagar la amortización del divorcio de este “caballero inglés” en 2014, por valor de 337 millones de libras de Su Graciosa Majestad (lo de “Graciosa” algún día nos lo explicarán en detalle puesto que cada vez lo entendemos menos).

La operación de estos artificieros de lo público, estos “patriotas” con minúsculas, ha supuesto en definitiva según las demoledoras cifras de Bolsamanía, que ese 49% expoliado hace dos años al contribuyente, valorado entonces en 4.263 millones de euros (a 58€ la acción) el pasado 6 de abril estuviera cotizando ya a 153,65€, es decir !una revalorización del 165%¡. Esta cifra significa que la valoración de venta del 49% hoy se aproxima a los casi 11.500 millones de euros. Es decir que el capital privado ha obtenido unos suculentos beneficios de 7.247 millones en 25 meses.

El banco, HSBC por ejemplo, otro de los accionistas significativos, habría acaparado también fuertes plusvalías, al acceder al 5,249% del capital de AENA. Blackrock, otro fondo de inversión, el 2,69%, Deutsche Bank, el 4,39∞, Morgan Stanley, menos del 3%…

Bolsamanía coincide ahora con la línea editorial de nuestro medio en todo este proceso, preguntándose si no estamos ante un “Error Histórico del Estado“, y se hacen dos reflexiones. Una sobre si “la valoración inicial que dieron los bancos colocados fue acertada”, a lo que se responde que “parece claro que la valoración inicial otorgada a Aena fue demasiado baja“.

Y finalmente señala este medio especializado en Bolsa, que pese a que el Estado sigue controlando el 51% de las acciones, “con la subida tan sólo del 20% el primer día de cotización, hubiera (hubiéramos decimos en AD) recaudado 850 millones de euros…”.

Señala además este medio de referencia, que el hecho de que los inversores minoristas sólo pudieran comprar un reducido número de acciones (9% del capital que salió a Bolsa en 2015) antes de la salida a bolsa “implica que los particulares no se beneficiaron de una manera mucho más amplia de la rentabilidad, a los grandes beneficios que ha proporcionado Aena a los grandes inversores institucionales extranjeros“… “Sobre todo” a SIR CRISTOPHER HOHN señalan.

PPtriotas” que nos recuerdan mucho a los que se pulieron Iberia, aquellos que andaban por Bankia, máximo accionista de la compañía con un 12%, ahora en manos británicas también, mayoritariamente de IAG. Vamos todo un negocio para los españoles, pero “cuadrado” en lugar de redondo. ¡Dios salve al Brexit!

Deja un comentario