Los jornaleros del aire y los vectores retorcidos de Dios en TTAA

0

Tonbuctú, 20 de junio de 2014.- Hace ya tiempo que uno dejó de luchar en primera fila. Quedan esos largos años de recuerdos, de sinsabores y de grandes amigos, no muchos, pero buenos. Gente honesta y honorable, que anteponiendo lo justo a lo personal luchó y peleó en jornadas extenuantes, sufriendo la exclusión del “Sistema”, siendo vetados por compañías y “compañeros” (más bien “apañeros”, que se las iban apañando ellos haciéndole el juego a los aprendices de tiranos para ver si recogían algunas migajas del pastel, !miserables!). Una lucha titánica, decía, y en clara desigualdad e inferioridad contra un sistema hecho por y para los oportunistas y/o chorizos, donde el derecho brillaba por su ausencia, los chorizos campaban a sus anchas y donde los sinvergüenzas y el poder establecido, a través de la administración pública, iban de la mano para machacar al trabajador, al profesional.

Quiero recordar a esa gran asociación de pilotos, APYTHEL, que de la mano de un gran piloto y mejor persona, D. Antonio Marino Aguilera y cuatro más, se atrevieron a plantarle cara a ese “establishment”, que todo lo corrompía y que disfrutaba retozando en la mierda cual cerdos en una pocilga, que era a lo que más se parecía el sector de los helicópteros allá por 1999. Es una lástima que esa web desapareciera, hoy sería de gran utilidad como hemeroteca, para saber de dónde venimos, donde estamos y a donde debemos ir.

En esa época se hacia la campaña de corrido, 3 meses a piñón fijo, en ocasiones en un chamizo como única protección y un botijo colgado. Luego ya pasamos a 45 On – 15 Off, aunque en estos 15 días libres algunos te daban de baja de la Seguridad Social, papeles hay que lo demuestran, y además acababas cobrando la campaña en marzo o abril del siguiente año. Tampoco era fácil cambiar de compañía, ya que estas tenían un pacto tácito y no te contrataban unos sin permiso de los otros. Un “pacto de caballeros” decían ellos, de “cabrones” decíamos nosotros, seguramente más acertados. Eso sí, se cobraba más, entorno a los 5.300 euros al mes (en pesetas de aquella época, que rendían más).

Me ha venido todo esto a la cabeza al ver la denuncia y el estudio, muy bueno por cierto, del SLTA sobre la accidentalidad y mortalidad de determinada empresa, heredera de otra fundada por un Cabo y responsable en gran medida de la deteriorada situación que padecemos y hemos padecido, sobre todo por las desmesuradas ansias de quedarse con todo y a cualquier precio. !Ya ves! tampoco lo has conseguido, tendrás los bolsillos llenos pero el alma negra (eso contando con que la tengas, que hay motivos para dudarlo seriamente).

Decía que con el SLTA parece que la juventud ligada a los helicópteros está cogiendo un nuevo y serio impulso, nuevos aires de lucha por la mejora del sector, que falta le hace, visto que a nosotros ya nos quebraron y supongo que por la cercanía de la jubilación también, con la edad se te van acabando las pilas y te aparece la desazón, por puro agotamiento existencial y humano.

Pero las fuerzas vivas de la sinrazón no paran, a los anteriores necios les sustituyen otros de nuevos que como aprendices de brujos pretenden superar a sus maestros, y así siguen las empresas y los organismos que deberían velar por nuestra seguridad, que deberían velar para que la ley y la norma se cumpla, la poca que tenemos en los Trabajos Aéreos y la casi nula de los incendios forestales.

Debaten el sexo de los ángeles y apuestan por discusiones bizantinas para ganar tiempo, para que nada cambie en este sinsentido de querer ganar más y más dinero, a costa de lo que sea, incluso de la vida de las personas, es posible que los domingos vayan a misa, las formas, la imagen, eso es lo que cuenta para ellos, cristianos de pro. !Si Jesús levantara cabeza!

Pero lo que yo quería hacer es decir lo que conseguimos, poco, pero algo fue, pasamos de 45 On-15 Off a 22/8, más o menos que aún hay algunos que se lo saltan. Pasamos de no parar para repostar (ni siquiera para mear, que alguno lo hacia dentro de una botellita de plástico), a 2 horas máximas de vuelo y 40 minutos de descanso, ahora tenemos un máximo de 8 horas de vuelo en combate a incendios por día (ya sé que es un disparate, pero es que antes no había límite), ¿12 horas máximas de actividad?, otro disparate, vale, pero es que antes era de orto a ocaso, sí o sí.

De los chamizos famosos hemos pasado a instalaciones, que en general son adecuadas, aunque aún hay algunas que son simples contenedores, vale, habrá que seguir peleando.

La mayoría de empresas ya no te aprietan, seguramente porque las aseguradoras les funden con sus pólizas, antes con los "Restricteds" alguna hasta ganaba dinero cuando lo daban siniestro total.

Eso, los Restricteds, esa fue una gran batalla de APYTHEL, la ganamos.

Que los informes de la CIAIAC son nefastos, pues sí, en general sí, véase el último sobre el accidente de Villastar en Teruel, !pero es que antes se lo ventilaban con 2 o 3 folios! Y mayormente las causas eran un "golpe de viento". Desde el 2004 ya no ha habido ningún informe más cuya causa del accidente haya sido un golpe de viento, !CURIOSO!, ¿no?. Pues no, fue desde APYTHEL desde donde se les demostró que iban errados y desde donde se les ponía colorados, !que confundían un rotor con una hélice!

Se propició el I Convenio Sectorial, sí, aquel en que nos vendieron, de acuerdo, pero se consiguió sentar a la patronal, fue un primer paso, !antes no había NADA!. Luego ha venido el 2º, hay que mejorarlo, y eso llevó con el tiempo a Comités de Empresa, etc…

Conseguimos que nuestra problemática llegara a Europa, a través de EHEST-EHSAT, sí, los pilotos españoles estuvimos en EHEST-EHSAT desde el principio, también fuimos fundadores del HeliWG de ECA a través de SEPLA y con gran soporte de este sindicato. A través de todo esto en EASA saben cómo estamos, también la alta siniestralidad, escandalosa, llegó al director de transporte aéreo de la Comisión Europea.

Hoy se dan cursos de habilitación de tipo, reentrenamientos. Vale, aún se hacen trampas, pero es que antes no se daba nada de nada, y se falsificaba mucho más. No teníamos ni una copia del MBO en la base, ni del FM, ¿para qué lo quieres, te decía, suspicaz, algún Director de Operaciones?

A través del Copac también empujamos lo nuestro a veces, aunque creo que ante lo calamitoso de la situación no se puede ir con paños calientes. No con esa gente. A veces los buenos modales, las buenas formas no sirven cuando te están tomando el pelo y seguimos precarios y dejándonos la vida, literalmente. Sin perder las formas decían ellos, los de la Administración, los empresarios…Pero… !como coño no vamos a perder las formas si nos están matando!, así está el famoso RD para incendios y SAR, !durmiendo el sueño de los empanaos! hasta hoy en que se ha anunciado que será aprobado de forma inminente.

Esto y más se hizo, aunque a la chita callando, medio de incognito, casi en clandestinidad ya que las represalias eran enormes, fulminantes en muchos casos, estabas vetado y por tanto apestado, sindicalista, que quieres destrozar el sector, tu que andas metido en líos, eso y muchas cosas más, incluso por parte de muchos “apañeros”, que no compañeros.

Aún quedan cosas, es evidente y palpable, salvo para quienes nos quieren mantener en el Medievo, y que en su necedad pretenden mantener un tipo de negocio tercermundista, alejado de la seguridad, de unas buenas condiciones laborales y económicas, como correspondería a un país moderno, democrático, europeo. Pero ese modelo no les interesa porque entonces ellos no tendrían como ganarse el pan.

Hay muchas cosas que se denunciaron a AESA, pero ni caso, escritos hay de eso, como el intolerable intrusismo, tanto por funcionarios que cobran de 2 sitios con un puesto garantizado de por vida, como por técnicos forestales que coordinan los incendios haciendo uso (muy mal uso, por cierto) de la frecuencia aérea sin estar autorizados para ello, mientras a nosotros nos funden con el maldito inglés. Pilotos que deben hacer y firmar las pre y post vuelo de mantenimiento cuando el Colegio de Ingenieros ya emitió un dictamen contrario a estas prácticas, haciéndonos anotar menos tiempo de vuelo (entre calzos) que el real (desde que se mueven las palas hasta que se paran) tal y como refleja la normativa OACI y de EASA.

Una falta clamorosa de normativa operacional para actividades que quedan fuera del ámbito de EASA, como son incendios forestales y SAR, el borrador de RD es nefasto y lleva más de 2 años “retrasado”. Uno ya no sabe a qué intereses obedece este retraso, aunque lo sospeche, aunque si lo publican como está el borrador mejor que no haya.

Falta también una adecuación real de la actividad y limitaciones de vuelo en incendios, totalmente agotadora en caso de grandes incendios y que provocan una fatiga casi crónica. Y sobre todo un control y una supervisión adecuada, firme y contundente para remediar este sector.

Y más cosas, que no quiero aburrir, solo dar ánimos a estos nuevos luchadores, la tarea es ardua, por lo tarugos que son los que tenéis en frente y por la enorme necedad de la que hacen gala, también por el apoyo de una administración, central y autonómica, que rayan la dejación de sus funciones.

¿Podemos?, claro que Podemos, otra cosa es si el colectivo va a querer. Como decía un compañero, "quienes le damos al botón somos nosotros".

Suerte y cuidado ahí fuera.

Deja un comentario