Transportistas apoyan el autobús de Vidal “Mapfre, ¡indemniza ya víctimas Spanair!

0

Madrid, SP, 17 de junio de 2014.- Ayer se llegaba al 48% de las donaciones para el proyecto del autobús solidario para que la aseguradora del vuelo de Spanair, Mapfre, termine con el calvario de las restituciones materiales a afectados por el accidente aéreo. El proyecto de crowfunding en GOTEO.org, que puso en marcha R.Vidal, para todos los afectados, recibía ayer el impulso de un grupo de transportistas por carretera, de "camioneros" en el tradicional argot, que han entendido perfectamente el sentido del autobús-denuncia. Llama la atención como en un sector teoricamente más modesto que la aviación, rapidamente se ha conseguido una aportación de más de 1.000 euros. Rozando ya los 6 años del accidente, el autobús solidario de Rafa, se acerca gota a gota al 50% de lo necesario. Recuerdo una vieja canción de Quilapayún "El rojo gota a gota irá creciendo", que comienza diciendo "Aunque destruyan todos los caminos…", que antecede al famoso "El pueblo unido jamás será vencido" o la más profunda "Con el alma llena de banderas" de Victor Jara. Rafa sostiene una bandera que es de todos nosotros, no sólo suya…

En ella se alude a la muerte y a la vida, gracias siempre a aquellos que lo intentan. Intentarlo ya es conseguirlo. Rafel Vidal sorprende sobre todo por su entereza "tu muerte muchas vidas traerán...", un canto a lo que realmente en el fondo de su alma pretende Rafa con su acción. "El que quemó tus alas al volar…", dice esta canción. El alma llena de banderas, a todos nos ha pasado, nos pasa o nos pasará. Somos muy de banderas. Este quizás es nuestro problema como colectivo del siglo XXI. Llenamos nuestra vida de "banderas", pero sólo de eso, de simples trozos de tela convertidos en banderas. No de auténticas banderas. El autobús que se promueve ahora es una auténtica bandera. La bandera de aquello que objetivamente no es justo, no podemos permitir que siga siendo injusto, y hay que combatir para que jamás vuelva a ser injusto. Aplacar el dolor con monedas no es posible. Pero lo que resulta intolerable a todas luces es que a los afectados, a sus familiares o amigos, a las propias víctimas, ahora se les lancen de esta impúdica manera unas monedas y con ello se pretenda que se haga el silencio para el resto de sus vidas. Monedas a cambio de silencio. Monedas a cambio de mentira. Monedas.


Nuestra bandera siempre serán personas como Rafael Vidal, capaces de trascender su propia bandera para enarbolar una nueva que nos arrope a todos el día en el que lo necesitemos, que es exactamente lo que está haciendo con la iniciativa de su autobús, que es el nuestro. En él viajamos todos. Vidal enarbola nuestra bandera. Sí, una bandera roja que se mueve en forma de autobús. Que hará que bajen la vista los que no han sido capaces de ayudar a mantenerla erguida por nuestras calles, por las calles de Madrid. Y que luego frente a un buen plato, en un buen restaurante, nos impedirá ni tan siquiera poder mirar a los ojos a los otros, pues no estuvimos allí cuando los "Rafas" del mundo llamaban a nuestra puerta para que junto a ellos sostuvierámos las banderas. Sosteniendo su bandera, que es nuestra.

Deja un comentario