Madrid-Barajas ASG/Nueva York JFK/París CDG

0

Madrid, SP, 24 de marzo de 2014.- Fomento a propuesta del presidente del Gobierno, mediante una Orden Ministerial señala que ha aprobado una nueva denominación para el mayor aeropuerto de España Madrid-Barajas, que pasará a denominarse "Adolfo Súarez, Madrid-Barajas". Ni que decir tiene que para los que tenemos ya unos añitos el reconocimiento y respeto a D.Adolfo Suárez González, merece ese gesto. Pero como de costumbre la grandeza de miras del finado no tiene reflejo en la actualidad en los pequeños detalles que acompañan a ese nada reprochable reconocimiento, vaya por delante. La forma de hacer las cosas, mediante el consenso, del expresidente Suárez, no ha tenido como reflejo el que el anuncio se haga como consecuencia de una iniciativa de una institución emanada de la Soberanía Popular, el Congreso o el Senado (Comisión de Fomento), o como consecuencia de una Iniciativa Popular de la ciudadanía directamente. Eso sí que hubiera sido un gesto de respeto al legado del Sr.Suárez, no sólo en la letra sino en su espíritu.

Sirva sólo de comentario lo anterior, siendo además un ejercicio de libre expresión y opinión de este medio de comunicación al respecto. Si algo ha legado a la ciudadanía el expresidente es precisamente que hacer las cosas en política de una u otra manera tiene como resultado que ese respeto que siempre demostró en sus actuaciones políticas en época democrática tiene un amplio calado social, y conlleva el respeto de esas políticas actuaciones por encima del paso de los años.


Las muestras de cariño y respeto del pueblo de Madrid, y en general del pueblo español, son la demostración empírica que la manera que tuvo de reconducir una situación histórica contó con el beneplácito mayoritario de la ciudadanía. Así como que la democracia emana del pueblo, desde abajo, desde donde la mayoría siempre estamos, y no con órdenes emitidas desde el poder en un gesto que por su forma vuelve a poner de relieve que la categoría actual de nuestros políticos está bajo mínimos. Tambien en sus formas.

Ni que decir tiene que hay dos personas a las que las futuras generaciones deberían tener como ejemplo de cómo es posible cambiar para que su país mejore. Una fue Adolfo Suárez y otra Gutierrez Mellado. En estas dos personas la valentía se unió a su coherencia en toda la etapa democrática que vivió España. Valentía demostrada, valentía demostrable. Tambien en eso los actuales políticos deberían tomar nota, y muy especialmente dentro del Ministerio de Fomento que ha dictado esta Orden Ministerial de la forma que lo ha hecho. Dictar y dictatorial tienen un origen semántico común…, nada más lejos de ese Espíritu de la Transición, que los que lo vivimos, cada día añoramos más. Mucho habrán de cambiar las cosas para que cualquier tiempo futuro sea mejor.

Deja un comentario