Antonio Mata “obligado” a dejar en tierra los 5 B717 de Quantum Air

0

Pascual-Mata-Díaz FerránAntonio Mata, ex-presidente de Aerolíneas Argentinas, ex-socio de Pascual y Díaz Ferrán, en aquella "aventura", ha tardado cerca de un año en dejar en tierra otro proyecto aerocomercial, llamado Quantum Air. Según fuentes consultadas por AD, se rumorea, es un rumor, que algunos empleados han recibido un burofax en el que se indica que la fuerza laboral será subrogada por la escandinava SAS. El perfil del empresario no hacía albergar demasiadas esperanzas en el proyecto iniciado hace casi un año. La heredera de AEBAL, no ha podido mantener su situación. Mata achaca a SAS el desenlace de la situación, pero la compañía sueca lo desmiente con rotundidad. Otro fiasco, otro empresario que quiere escurrir el bulto, y al final, al final del camino FOGASA o todos los españoles arrimando el hombro de una mala gestión empresarial o financiera, ya se verá. 155 trabajadores se verán afectados por el cese "temporal" de operaciones.

Algunos datos:

  • Acomodará a los pasajeros de las próximas dos semanas
  • Devolverá el importe de los billetes con fechas posteriores
  • Su propietario es ex socio de Gerardo Díaz Ferrán en Aerolíneas Argentinas
  • Los impagos de las deudas en la operación ascienden a 14 millones
  • SAS asegura que las alegaciones de Quantum son "completamente falsas"

Quantum señala que se está ocupando de acomodar en otras líneas aéreas a los pasajeros que en las próximas dos semanas tenían contratado sus vuelos con la línea aérea.

En relación con los viajeros que tengan billetes para fechas posteriores a este periodo, la empresa les devolverá el dinero de los mismos mediante la vía en la que fueron adquiridos.

El ex socio de Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual en Aerolíneas Argentinas confía en una pronta solución que permita la continuidad de la compañía y su desarrollo futuro.

Compra de Aebal

Hace un año, Quantum adquirió Aebal al grupo sueco. En el contrato de venta se estipulaba, según la empresa de Mata, que SAS se comprometía a cancelar todas las deudas de Aebal con fecha de 31 de diciembre de 2008. Deudas, continúa la empresa, contraídas con terceros que se definían en los contratos y en el balance de situación de la compañía, que se adjuntó al acuerdo.

el "impago" de estas deudas por SAS asciende a casi 14 millones de euros, que los anteriores propietarios no cancelaron, pese a los "reiterados reclamos" realizados por los accionistas de Quantum Air.

Ante estos hechos, la compañía ha demandado a SAS y solicita a la justicia la nulidad de la venta de Aebal. Las acciones legales emprendidas también van encaminadas a depurar las responsabilidades de los vendedores en la aparición de pasivos o deudas, no contabilizadas, de las que no se tenían conocimiento, lo que supone un "incremento importante" de las pérdidas del ejercicio 2008.

Así, los actuales accionistas entienden que han sido objeto, por parte de SAS, de una información "no veraz" de la realidad patrimonial de la compañía. Y es que, una vez realizada la auditoria, se constata que los datos económicos que surgen de las cuentas anuales del ejercicio de 2008 "no se corresponden" con los datos aportados por los vendedores al comprador en las negociaciones previas a la operación.

Además, Quantum Air está devolviendo sus aviones a SAS y prevé que los actuales trabajadores de Aebal pasen a la plantilla de SAS. El número total de trabajadores afectados por esta medida asciende a 155 profesionales. Esta es la versión OFICIAL de la empresa de Antonio Mata Ramayo.

SAS vendió la antigua filial de Spanair para los vuelos con Baleares como parte de su proceso de desinversión en activos en España.

La aerolínea cuenta con cinco aviones Boeing 717 de 120 plazas y opera vuelos a las Islas Canarias y Balerares desde la península.

SAS rechaza las alegaciones de Quantum

Por su parte, desde SAS han rechazado todas las alegaciones realizadas por Quantum Air al considerarlas "completamente falsas" y equivocadas, porque aseguran que tras vender Aebal ya "no están involucrados" en ese negocio y sus empleados ya no trabajan para la aerolínea escandinava.

En ese sentido, han afirmado que la finalización de los contratos de 'leasing' (alquiler con opción a compra) de los cinco aviones obedece a que Air Quantum ha incrementado "considerablemente" las cantidades de 'lease' adeudadas.

Deja un comentario