El 787 Dreamliner sometido a pruebas de clima extremo en Florida

0

ZA003 787 Sub-ZeroTest in McKinley Climatic Laboratory, Florida

El Boeing 787 Dreamliner ha comenzado una serie de pruebas de clima extremo en Valparaiso, Florida. En un hangar especial en el laboratorio climático de McKinley en la base de la fuerza aérea de Eglin el avión es sometido a temperaturas extremas entre 46 y -43 grados.

Una vez que el avión es estabilizado en estas temperaturas extremas, los técnicos de los vuelos de pruebas siguen el Manual de Mantenimiento del avión para preparar el avión para el vuelo y para operar bajo estas condiciones. Los sensores y monitores permitirán al equipo de pruebas determinar si todo el hardware y software de los sistemas operan correctamente.

En primer lugar se llevan a cabo las pruebas a bajas temperaturas, seguidas de los ensayos preliminares a altas temperaturas. A lo largo del programa de pruebas de vuelo se llevarán a cabo más ensayos de clima extremo.

"Tenemos clientes del Dreamliner que operarán el 787 en una amplia gama de entornos en todo el mundo," explicó Scott Fancher, Vicepresidente y Director General del programa 787 de Boeing Commercial Airplanes. "Estas pruebas se hacen para asegurar que el avión cumple con las expectativas de nuestros clientes."

Una tripulación de aproximadamente 100 personas viajaron desde Seattle para apoyar los ensayos del ZA003, el tercer avión 787 construido.

El laboratorio climático de McKinley es la segunda localización remota de pruebas del 787 Dreamliner. El segundo avión de la flota, el ZA002, realizó numerosos ensayos en Victorville, California, el mes pasado. Se prevé que las pruebas en Florida duren casi dos semanas.

Deja un comentario