Batallajuanola se retira de la compra de Air Comet: “Han estado jugando con nosotros”

0

Joan Batalla Juanola se retira de la pugna por Air Comet, la polémica compañía propiedad de Gerardo Díaz Ferran y Gonzalo Pascual. A última hora de la tarde de ayer, el joven financiero abandonaba su despacho barcelonés con un monumental enfado. Los números que los gestores de la aerolínea le habían proporcionado apenas nada tenían que ver con la realidad.

Se había trabajado siempre con el convencimiento de que el agujero que tenía la empresa era de 160 millones y ellos no habían rectificado esa cifra, pero ahora resulta que sobrepasan los 300 millones”, señalaron a El Confidencial fuentes cercanas al bufete Batallajuanola.

El juzgado mercantil número 8 de Madrid, que ha admitido el concurso presentado por la compañía, deja claro que la deuda total es de 310,4 millones, ya que a los 160 millones reconocidos habría que sumar 150 millones más de deudas a terceros. Según Air Comet, Joan Batalla y el fondo luxemburgués al que representaba, Real State Distressed Fund, conocían esta cifra, extremo que fuentes cercanas al financiero se empeñan en negar. “Nosotros hablamos siempre de 160 millones, igual que la prensa. Y nunca nos dijeron lo contrario”, añaden estas fuentes.

Un escueto comunicado del despacho daba cuenta de que “desde el inicio de las conversaciones, no se han mostrado claros en relación a la situación actual de la compañía. No existen derechos de vuelo y la licencia para operar está suspendida definitivamente y recurrida por Air Comet en un proceso judicial que puede alargarse durante varios meses“. Y es definitivo al añadir que “debido al estado tan crítico, la viabilidad es inexistente por nuestra parte y nuestro interés por la empresa se centraba en lograr una viabilidad de continuidad”.

A partir de ahí, el silencio más absoluto. Pero desde el entorno del financiero se afirma que “han estado jugando con nosotros”. La cosa se complica por algunos rumores que apuntan al interés de Josep Xicola por Air Comet. Xicola compró Fincas Corral en 2008, pero poco después comenzó a incumplir las condiciones del pacto de compra. Además, fue él quien llamó a Joan Batalla para que ejerciese de director general de la inmobiliaria. La cosa fue bien unos meses, pero ambos acabaron peleados y con una denuncia de Batalla contra Xicola, reclamando los salarios pendientes.

En su comunicado, el despacho del primero termina diciendo que desea que “en caso de ser ciertas las negociaciones con otros grupos (rumores de firma con Xicola), sean fructíferas, dado que nuestro interés, a día de hoy, es inexistente”. Fuentes del despacho Batallajuanola señalaron también a este diario que la ruptura no tiene vuelta atrás y dejan caer una sentencia lapidaria: “Vamos a ser caballerosos hasta que podamos”.

Deja un comentario