España podría reducir sus pedidos de 27 a 22 unidades del A400M para salvar el programa

0

El Gobierno español podría ver reducido en cinco unidades su pedido de aviones de transporte militar A400M, si se llega a un acuerdo entre los socios del proyecto y el consorcio aeronáutico EADS en este sentido con el objeto de salvar el proyecto, algo que todavía esta en entredicho y en discusión.

Altos responsables de los ministerios de Defensa de Alemania, Francia, Reino Unido, España, Bélgica, Luxemburgo y Turquía reanudará el martes, día 26, sus contactos en Berlín para buscar una fórmula que evite el fracaso total del avión europeo de transporte militar que se ensambla en las fábricas de EADS en Sevilla.

Fuentes próximas a las negociaciones afirmaron que sobre la mesa hay, básicamente, dos propuestas. Mayores aportaciones para sufragar los sobrecostes -se habla de que los socios deberían aportar entre 5.000 y 5.500 millones de euros más- o la reducción del número de aviones, lo que significaría un aumento del precio por unidad. Estaríamos contemplando un incremento de precio del 25 por ciento.

En el caso de que al final se acuerde esta última opción, los siete países admitirían recibir menos aviones (unas 40-45 unidades) por el mismo precio y las cancelaciones afectarían a las entregas previstas a partir de 2020 para no interrumpir la producción. En este escenario, España podría reducir su pedido de 27 a 22 unidades, informó el periódico El País sin citar fuentes.

Oficialmente, el Ministerio de Defensa que dirige Carme Chacón no se ha pronunciado por ninguna de las dos opciones y reafirmado su esperanza y optimismo de que al final se logre un consenso que permita la supervivencia del programa, su principal objetivo desde el punto de vista político, laboral y económico.

Sin embargo, fuentes del sector consultadas por Infodefensa.com consideraron que el Gobierno español "no ve con malos ojos" que la salida pase por recibir menos aviones, ya que, en situación de crisis, implicaría no tener que poner más dinero ahora y el efecto práctico se sentirá dentro de al menos una década.

El Gobierno del Reino Unido ya ha acordado con EADS la suspensión de seis de los 25 aviones encargados. Sin embargo, el ministro alemán de Defensa, Karl Theodor zu Guttenberg, ya anunció que no aceptaría esta opción. "Alemania quiere el A400M pero no a cualquier precio" subrayó. "Hay diferentes propuestas sobre la mesa pero, suceda lo que suceda, no aceptaremos un chantaje", dijo.

Dos días de reunión

Los siete socios y los representantes de EADS y Airbus, Louis Gallois y Tom Enders, respectivamente, mantuvieron la semana pasado dos días de reuniones sin que, al parecer, hayan servido para aclarar el futuro del avión de transporte militar. Fuentes cercanas a la reunión reconocieron que nadie flexibilizó su postura aunque también resaltaron que se constató la voluntad de lograr un consenso.

Señalaron, por otra parte, que es probable que los "movimientos" no se produzcan hasta el último momento. En principio, la fecha tope señalada por Airbus es el próximo 31 de enero aunque algunos, como el diario El Economista, afirman que el consorcio aeronáutico europeo estaría dispuesto a ampliar el plazo un mes más.

De acordarse esta ampliación, se entendería, dice el diario español, como un desplante para el máximo responsable de Airbus (y de Airbus Military), Tom Enders, quien afirmó públicamente el pasado 12 que si no había acuerdo para esa fecha, cancelaría el programa y reestructuraría sus trabajadores y centros.

Dinero para sobrecostes

En un principio, EADS propuso a los países promotores del A400M que asumieran unos 5.300 millones de euros de sobrecostes, más o menos la mitad de los que se calcula ha generado el programa por retrasos en su diseño y problemas de desarrollo. En 2003, se pactó un precio cerrado de 20.000 millones de euros por 180 aviones.

Ante el rechazo de esta opción, el consorcio europeo mostró su disposición la semana pasada de asumir 800 millones de euros, a la vez que los socios aceptan un incremento del precio a través de recibir menos unidades.

Tanto Chacón como su colega francés, Hervé Morin, han señalado la semana pasada antes de iniciarse las conversaciones que pensaban presionar a EADS para que pague una parte "muy significativa" de los sobrecortes pero sin cuantificarla.

Deja un comentario