ITP recibe la autorización ambiental integrada efectiva para Zamudio

0

ITP ha recibido del Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca del Gobierno Vasco la Autorización Ambiental Integrada efectiva para la planta de Zamudio, la primera concedida a una empresa del sector aeronáutico en el País Vasco.

Con la obtención de esta autorización, ITP cumple con la Ley de Prevención y Control Integrados de la Contaminación (IPPC), que tiene como objeto evitar, reducir y controlar la contaminación que pudiera existir a la atmósfera, agua, aire, suelo y entorno, como consecuencia de la actividad desarrollada, con el fin de alcanzar una elevada protección del medio ambiente en su conjunto.

La Autorización Ambiental Integrada es un requisito de esta ley, aplicable a las actividades con una incidencia ambiental significativa, a la cual queda condicionada la licencia de actividad. Se trata de un permiso que refunde todos los requisitos legales ambientales aplicables y fija las condiciones de funcionamiento de la planta: ubicación, entorno ambiental, características técnicas de procesos e instalaciones, valores límite de emisión, así como medidas de control, correctoras y preventivas.

Trámite

Tras la solicitud en 2005 y un periodo que incluyó, entre otras fases, información pública y notificación a las partes interesadas y vecinos colindantes, en mayo de 2008 se recibió la Autorización Ambiental Integrada no efectiva, condicionada a requisitos adicionales y a la comprobación del cumplimiento. Para ello, los días 2 y 3 de febrero de 2010 tuvo lugar una inspección por parte de personal técnico del Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca del Gobierno Vasco.

En esta inspección fueron verificados los documentos, procesos, instalaciones y prácticas operacionales en relación con residuos, vertidos al agua, emisiones al aire, consumo de recursos y protección del suelo. No se detectaron incumplimientos y fue valorada muy positivamente la rigurosidad del sistema de gestión ambiental del centro, con certificados ISO 14001 y EMAS desde 2000 y 2003, respectivamente.

Asimismo, fueron comprobadas las mejoras ambientales llevadas a cabo en los últimos cinco años, entre las que cabe destacar la eliminación de determinados procesos con cromo hexavalente, las reducciones de un 66% del consumo de disolventes, un 46% de la generación del residuo de taladrina y un 65% del contenido en aceites y grasas de los vertidos o la eliminación de residuos de aguas ácidas, que hoy son tratados sin alterar la calidad del vertido final.

Excelencia en gestión ambiental

Todo ello es el resultado de mantener un nivel de excelencia en la gestión ambiental, un valioso activo para ITP. Además de mejoras evidentes como la reducción de consumos o residuos y el coste asociado, aspectos intangibles como el cumplimiento de requisitos legales y capacidad de respuesta ante los cambios, la minimización del riesgo ambiental de los centros de trabajo, o la capacitación en procesos y tecnologías respetuosos con el medio ambiente se traducen, cada vez más, en una ventaja competitiva.

A partir de ahora el reto está en extender la gestión ambiental desde las actividades industriales al propio producto durante todo su ciclo de vida, para contribuir al logro de un motor respetuoso con el medio ambiente (Environmental Friendly Engine).

Uno de los aspectos más positivos de la integración del medio ambiente en las actividades es la toma de conciencia e implicación de los trabajadores, ya que las mejoras ambientales obtenidas son el resultado del esfuerzo e implicación de todas las personas que trabajan en ITP.

Deja un comentario