«No hay precedentes del actual bloqueo del espacio aéreo»

0

Pierre Sparaco AFAEJamás el transporte aéreo mundial se había enfrentado a una situación similar a la causada por la nube volcánica procedente de Islandia, según Pierre Sparaco, experto en aeronáutica y miembro de la Academia francesa del Aire y el Espacio.

¿Conoce usted algún precedente para la situación actual a la que se enfrenta el transporte aéreo en el norte de Europa?

La respuesta es no, claramente no. Hace 50 años que tengo relación con la aeronáutica y no he conocido nada comparable a esto desde que existe la aviación comercial. La única comparación posible -no es posible ir demasiado lejos- sería el cierre del espacio aéreo de Estados Unidos en los días posteriores a los atentados del 11 de setiembre de 2001. Pero desde el día siguiente al 11 de setiembre se podía imaginar, a través de los debates esencialmente políticos, cuál podría ser la secuencia de los acontecimientos, cómo se volvería a abrir el espacio aéreo después de que se tomaran medidas.

¿Se han dado situaciones de menor importancia?

La erupción del volcán Pinatubo, en 1991 en Filipinas, provocó un cierre temporal del aeropuerto de Manila. En 1997-1998, los incendios forestales incontrolados en Indonesia interrumpieron el tráfico aéreo en el sudeste asiático. Podríamos decir que ha existido cierta preocupación de vez en cuando, pero nada más. !En este momento, las predicciones de los grandes vulcanólogos y otros expertos hablan de una situación que podría prolongarse entre dos días y dos años!

¿Le parece especialmente preocupante la situación actual?

Las repercusiones en el tráfico aéreo de la erupción del volcán islandés no tienen precedente en cuanto a la magnitud del fenómeno, por su naturaleza impredecible. Así que, en realidad, no se sabe hacia dónde se dirige… Esto muestra la inmensa debilidad del transporte aéreo contemporáneo, porque en última instancia su destino -por lo menos en el ámbito europeo- depende de la dirección del viento. La gran incógnita es la duración de la erupción. Los vulcanólogos son sin duda capaces de decir cuánto tardarán estas nubes de ceniza en disolverse en la atmósfera, pero no se puede hacer una previsión digna de ese nombre de cuánto durará este fenómeno geológico. La reapertura de los aeropuertos cerrados durante los últimos días, anunciada por las autoridades francesas, pienso que dependerá del tiempo, sobre todo con el fin de evitar que se agrave el caos general.

Deja un comentario