Inicio Militar Los significados de los lemas del Ejército del Aire

Los significados de los lemas del Ejército del Aire

¿Te has preguntado alguna vez qué significan los lemas de nuestro Ejército del Aire y del Espacio? Te explicamos su historia en relación con cada emblema

0

Alba Sanz/Aviación Digital, Sp.- “No le busques tres pies…”, “vista suerte y al toro”, “quien ose paga” …son lemas que podemos reconocer fácilmente en cada distintivo de las diferentes Alas pertenecientes al Ejército del Aire y del Espacio, pero ¿te has preguntado alguna vez cuál es el significado de cada lema? En este artículo te lo explicamos.

Ala 11. «Vista, suerte y al toro»

El Ala 11 se encuentra ubicado en la base de Morón de la Frontera, en Sevilla, y cuenta con dos tipos de aeronaves: los Eurofighter Typhoon C.16 y hasta hace poco disponía de los aviones de patrulla marítima Lockheed P.3 Orión. Esta última aeronave, que contaba con 50 años de servicio y con más de 83.000 horas de vuelo, dio su último adiós a la base tras realizar un último vuelo escoltada por dos Eurofighter.

El lema de la base, “Vista, suerte y al toro”, es una frase atribuida al aviador español Joaquín García Morato. El propio García Morato explicó en su obra “Guerra en el Aire” que fue durante el primer periodo de la guerra civil cuando su escuadrilla obtuvo el lema. Explicó que un aviador, perteneciente a otro grupo, no hacía más que pedirle que le permitiera pasar a su escuadrilla.  A modo de broma García le recalcó que “no se lo permitiría hasta que averiguase cual era nuestro lema, ya que por no tener ninguno tenía la seguridad de que no podría averiguarlo”. 

De esta forma, día tras día fue pasando de un piloto a otro, preguntando a todos por el lema.  Debido a su insistencia, un piloto cansado de sus preguntas incesantes le dijo “con gran secreto” que el lema era: «vista, suerte y al toro».

El aviador García explica que esa misma noche, el piloto vino a verle con una expresión “radiante en la cara”, exclamando: «volaré con usted; ya conozco su lema». Al preguntar cuál era, y al decírselo, a García le gustó tanto que aceptó al piloto dentro de su escuadrilla y adoptó la frase como lema. En su libro, García explica que esa frase era “usada por los toreros al entrar en el ruedo a afrontar la inseguridad de su suerte. Nunca sabían si saldrían de allí con vida. Mucho dependía de su suerte, de su vista y de su decisión. Nosotros los pilotos teníamos que afrontar una situación similar».

Por otro lado, las tres aves que componen el emblema representan cada uno de los tres pilotos que conformaban la Patrulla Azul. El halcón representa a García-Morato, la avutarda a Bermúdez de Castro y el mirlo a Julio Salvador

Ala 12. “No les busques tres pies…”

El Ala 12, ubicada en la base aérea de Torrejón de Ardoz, alberga en la actualidad cazas Mc Donnel Douglas F-18 Hornte (C.15). Su distintivo lema, “no le busques tres pies…”, acompañado de la cara de un gato negro también guarda cierta historia y tiene que ver con la paciencia.

El dicho popular, fechado en el año 1959, pretende explicar que, como a los gatos, es mejor no agotarles la paciencia a estos aviadores. Del mismo modo, denota el espíritu de caza de este Ala y sus aviadores son conocidos coloquialmente como “gatos”.

Ala 14. Escuadrón 141 «Pero yo prefiero serlo»

El Ala 14 se encuentra en la Base Aérea de Los Llanos, en la ciudad de Albacete. Esta base está compuesta por Eurofighters Typhoon C.16. Como misión este Ala adiestra a su personal y mantiene en estado operativo los medios asignados “para contribuir en la vigilancia y control del espacio aéreo de soberanía nacional”.

En el emblema de este Ala podemos encontrar a un Don Quijote a lomos de su corcel animando a tres F1. Sin embargo, a pesar de que el Ala no tiene ningún lema, el escuadrón 141 que forma parte del Ala 14 sí que dispone de uno comúnmente conocido como “Pero yo prefiero serlo”, acompañado de la imagen de un perro. De hecho, estos aviadores son apodados coloquialmente como “perros”. El lema se refería básicamente a que era preferible ser del 141 que cualquier otra cosa.

Ala 15. «Quien ose paga»

El Ala 15, ubicada en Zaragoza, alberga cazas tipo Mc Donnell Douglas EF-18 Hornet. En este caso el teniente general Ostos quién puso el lema “quien ose paga”, aunque el autor del emblema fue el Tte. Gral. Arruche (XX promoción AGA), quien decidió recuperar el símbolo de un tigre. Tal y como explican desde el Ejército del Aire “como a Arruche le unía una gran confianza con Ostos, este intentó convencerle de que gramaticalmente no era correcto (debate dialéctico entre un andaluz y un castellano). Ganó la decisión del por entonces jefe (Ostos) y con él, su lema”.

El lema «quien ose paga», viene a decir que quien se atreva a pelear contra alguien del Ala 15, refiriéndose a un combate aéreo, lo va a pagar, es decir, tiene todas las de perder. El tigre se revuelve sobre su cola, al igual que en un combate Aire Aire ya que «los aviones se revuelven girando y tratando de ponerse en la cola del adversario para derribarle» .

Por otra parte, dentro del Ala 15, el 151 Escuadrón se identifica por su lema “Cara a Cara” y el 152, con el símbolo del dios Marte asociado con la guerra, observa desde el aire con su lema “Mars Vigilia”.

En cuanto a lema del 151 escuadrón, Cara a Cara significa el «enfrentamiento cara a cara en un combate aéreo así como el seguir hacia delante ante cualquier situación por adversa que sea». Explican a AviaciónDigital que «esta traducción viene directa del face to face en inglés que es como en aquella época se comenzaban los combates Aire/Aire, los aviones se separaban unas millas y se ponían frente a frente para iniciar el combate sin ventaja por parte de nadie».

Por otro lado, El 153 se caracteriza por su lema” No semos nadie”. La frase «no semos nadie» deja claro el sentir de los alumnos en los vuelos de combate a los mandos de un Romeo 41. Según indican desde el Ejército del Aire, “por aquel entonces los pilotos de caza realizaban sus primeros vuelos en su fase inicial en aviones más lentos y de baja maniobrabilidad como el Gota y el Arado. Posteriormente los mejor capacitados eran seleccionados para la Escuela de Caza, donde volaban el Romeo 41, y el Capropni AP1″.

«Terminada la Guerra Civil, se incorporaron como aviones de escuela los Policarpov I-16 (Mosca) y el Fiat CR 32 (Chirri). El más notable director de la Escuela de Caza en los años 50 en la Base de Morón fue Salvador Díaz Benjumea (ministro del Aire 1969-1970). El emblema que llevaban pilotos y aviones de la Escuela de Caza desaparece con la Escuela en 1958”.

Ala 23. «La calidad del aparato importa muy poco. El éxito de la misión depende del piloto que lo maneje»

El Ala 23 unidad de Instrucción de Caza y Ataque del Ejército del Aire y del Espacio se encuentra ubicado en Talavera de la Reina y alberga los Northrop F-5M Freedom Fighter (AE.9).

A lo largo de sus más de 60 años de historia, este centro de enseñanza ha realizado 108 cursos de Instrucción de Caza y Ataque, en los que han participado más de 2.000 alumnos. Desde su creación, se han realizado un total de 250 000 horas de vuelo, de las cuales más de 162 000 pertenecen al F-5. Desde el Ejército del Aire argumentan que «este avión es quizás el caza que más alta disponibilidad ha ofrecido respecto a su coste de cuantos han pasado por la aviación española».

Ala 31. «Lo que sea, donde sea y cuando sea»

Localizada en Zaragoza, la Unidad está dotada de aviones A400M cuya denominación militar es T.23 / TK.23. En cuanto al lema “Lo que sea, donde sea y cuando sea», hace referencia a la alta disponibilidad de los A400M en el tipo de misiones encomendadas al Ala 31. Su actuación no sólo se circunscribe a actuar de apoyo a los despliegues de las Unidades Aéreas y cooperación con los Ejércitos de Tierra y Armada, sino que participa en numerosas misiones humanitarias, en las que el Estado Español acude en auxilio de regiones interiores o países asolados por alguna catástrofe.

Ala 35. 

El Ala 35 se encuentra en Getafe. Sus aeronaves Airbus C-295 (T.21) tienen como misión realiza tanto transporte estratégico (inter-teatro) como táctico (intra-teatro), entre las que se incluyen Reabastecimiento en Vuelo, apoyo aéreo logístico, capacidad de vuelo con gafas de visión nocturna, operaciones aerotransportadas, evacuaciones aeromédicas y misiones humanitarias. 

Ala 37. “De día o de noche, haga frío o calor, nunca fallaremos en nuestra misión”

Ubicada en Valladolid, el Ala 37 tiene como misión principal el transporte aéreo de personal o de mercancías, así como el lanzamiento paracaidista de personal o cargas.

En cuanto a su distintivo, están representados varios elementos que le otorgan un doble sentido. En la parte superior izquierda, se encuentra la mosca, que simboliza el calor mientras que, en la esquina contraria, se sitúa la estrella que indica el frío. 

Estas alusiones representan, además, el dualismo del día y la noche, que a su vez están simbolizados con el sol y la luna en el centro del distintivo. El emblema engloba todos estos significados, que quiere decir: «De día o de noche, haga frío o calor, nunca fallaremos en nuestra misión«.

Ala 43. «¡Apaga…y vámonos!»

Ubicada en la localidad de Torrejón de Ardoz, los Bombardier CL-215T/415 (UD.13/14) del ALA 43 siempre están disponibles para poder mitigar cualquier incendio forestal, en colaboración con la Dirección General para la Biodiversidad en la extinción de incendios forestales. Del mismo modo, y como misión secundaria, este Ala apoya al servicio de búsqueda y salvamento, realizando operaciones en coordinación con otras unidades del Servicio Aéreo de Rescate (SAR) del Ejército del Aire y del Espacio.

En honor a su misión, su lema no podría ser otro que precisamente ese «¡Apaga….y vámonos!», haciendo así gala de su cometido.

Ala 46. “Arena, Mar y Viento”

Con las aeronaves Mc Donnel Douglas F-18 Hornet (C.15) – que serán sustituidas próximamente por Eurofighters -, Airbus CN-235 (T.19/D.4), Airbus Helicopter AS.332 Super Puma y AS.532 Cougar (HD.21/HT.21/HT.27), esta base tiene  como misión la defensa aérea del Archipiélago Canario, manteniendo un servicio de alerta y despegue inmediato de sus F-18 durante las 24 horas de los 365 días del año.

El lema “Arena, Mar y Viento” hace distinción a los escenarios que se tienen que enfrentar los aviadores de esta base

Ala 48 (803 y 402 Escuadrón de Fuerzas Aéreas). «Une Veniat»

Ubicada en Getafe y contando con Airbus Helicopter AS.332 Super Puma y AS.532 Cougar (HD.21/HT.21/HT.27) y Airbus CN-235 (T.19/D.4), esta base lleva a cabo misiones de adiestramiento y mantiene en estado operativo los medios asignados para estar preparada a contribuir con sus capacidades de transporte, búsqueda y salvamento, recuperación de personal en zonas de amenaza y vigilancia marítima en los planes operativos tanto nacionales como de las organizaciones multinacionales.

En cuanto a su lema, este cuenta con la peculiaridad de que, depende de cómo se mire simboliza una cosa u otra. De acuerdo con el Ejército del Aire y el Espacio, el actual emblema del Ala 48 combina en una sola imagen los dos símbolos de los escuadrones que la componen.

Explican que dependiendo de la orientación del mismo, «representa un Puma, símbolo del 402 Escuadrón de Fuerzas Aéreas, o un águila en vuelo, emblema del 803 Escuadrón de Fuerzas Aéreas, sobre un fondo que hace referencia a los periodos en que se realizan las misiones de la Unidad; de día, y cada vez con mayor frecuencia, de noche, con el uso generalizado de gafas de visión nocturna».

En cuanto al lema, se lee en la propia insignia «une veniat«, que traducido del latín significa «de donde procede«.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies