19.3 C
Madrid
mayo, miércoles 29, 2024

Rusia ataca a Ucrania con drones un día después del ataque contra el Kremlin

Ucrania consigue derribar más de una veintena de drones kamikaze después de que Rusia haya intentado atacar Kiev

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Alba Sanz/Aviación Digital, Sp.- Un nuevo ataque con drones irrumpió el pasado miércoles en la escena del conflicto ruso-ucraniano. Esta vez, con la diferencia de haber sido un «ataque directo» contra el propio presidente, tal y como asegura el servicio de prensa del dirigente de Rusia, Vladimir Putin. En este contexto, el Kremlin aseveró haber sido blanco de un ataque directo perpetrado por Ucrania después de que dos drones hayan intentado atacar el principal edificio gubernamental ruso.

De acuerdo con la misma fuente, ambos drones fueron derribados por las defensas antiaéreas rusas «sin provocar víctimas ni daños materiales», aunque su derribo provocó un importante fuego en una de las cúpulas de la infraestructura. Ante este supuesto ataque, Moscú ha amenazado a Kiev con reservarse «el derecho a tomar medidas de represalia donde y cuando considere oportuno», coincidiendo, además, en vísperas de la celebración del Día de la Victoria, jornada en la que Rusia conmemora la victoria de la Unión Soviética contra la Alemania nazi en 1945.

Sin embargo, desde Ucrania aseguran que ellos no han sido los autores del ataque contra el Kremlin. En esta línea, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelensky afirma que es Rusia quien se está «preparando para un ataque a gran escala» y ha reiterado que Kiev «no ha atacado a Putin».

Por otro lado, las acusaciones por parte de Moscú se producen en un momento en el que Rusia ha intensificado sus ataques contra Ucrania en puntos como supermercados, estaciones de trenes, una fábrica y un depósito de automóviles.

Ucrania neutraliza 21 drones kamikaze

Menos de 24 horas después del ataque contra el Kremlin, Rusia ha atacado diferentes puntos del país ucraniano durante la madrugada del 4 de mayo empleando un total de 26 drones Kamikaze Shaded 136, de origen iraní, uno de los pocos aliados de Rusia. Las fuerzas ucranianas han conseguido derribar un total de 21 drones mientras que los otros cinco restantes han podido ser esquivados.

De hecho, las características de los Shaded 136 no son las más adecuadas para llevar un ataque directo de estas características. Su incapacidad para transportar municiones de más de 50 kilos así como para poder superar los 180 kilómetros por hora, los hacen ser unos artefactos «fáciles» de detectar y destruir.

Sin embargo, el hecho de ser un tipo de dron barato influye en que Rusia decida ejecutar un «ataque masivo» contra distintas posiciones ucranianas para asegurar que alguno de ellos pueda llegar.

La eficiencia y eficacia de los drones en las operaciones ha propiciado que durante los últimos meses tanto Ucrania como Rusia hayan trabajado para adquirir este tipo de arma que ofrece una mayor facilidad a la hora de atacar un objetivo, en comparación con los misiles, además de ser más baratos.

Esta no es la primera ocasión que Rusia utiliza este tipo de drones en su invasión sobre Ucrania. La primera vez que se observó el empleo de drones kamikaze iraníes en el conflicto fue el pasado mes de septiembre durante las ofensivas contra Jersón. De hecho, es en esta ciudad donde actualmente se está evacuando a la población después de que 23 civiles hayan muerto y otras 50 hayan resultado heridas tras los nuevos ataques rusos.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos