20.6 C
Madrid
julio, lunes 15, 2024

Boeing lidera estudio pionero sobre el impacto del combustible de aviación sostenible en los «contrails»

Boeing encabeza un equipo de investigación de la industria, que incluye a la NASA y United, para estudiar el impacto del combustible de aviación sostenible en los contrails

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Aviación Digital, Sp.- El último ecoDemonstrator Explorer de Boeing, un 737-10 destinado a United Airlines, tomará los cielos este mes para probar las emisiones en vuelo al utilizar combustibles de aviación sostenibles (SAF, por sus siglas en inglés).

Un equipo de investigación interindustrial compuesto por Boeing, la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA), GE Aerospace, la Administración Federal de Aviación (FAA) y el Centro Aeroespacial Alemán (DLR) estudiará el impacto del SAF en los persistentes estelas de condensación, conocidos como «contrails«.

Aunque aún no se comprende completamente su impacto, algunas investigaciones han sugerido que ciertos contrails pueden atrapar calor en la atmósfera.

La importancia del estudio sobre las estelas de condensación

El combustible de aviación sostenible puede reducir las emisiones de carbono hasta un 85% a lo largo del ciclo de vida del combustible y ofrece el mayor potencial de la industria para reducir su impacto climático en los próximos 30 años. En comparación con el combustible de aviación convencional, el SAF produce menos hollín cuando se quema.

Dado que las partículas de hollín son posibles semillas para la formación de cristales de hielo en los contrails, el SAF ofrece grandes promesas para combatir los contrails, además de sus significativos beneficios para la calidad del aire en las comunidades cercanas a los aeropuertos.

Además del SAF, el equipo está estudiando el impacto de diseños avanzados de las cámaras de combustión de los motores, rutas de vuelo y otras soluciones tecnológicas en la reducción de los contrails.

«Esta colaboración entre Boeing, NASA y United no solo tiene el potencial de ayudarnos a comprender mejor los contrails, sino también de proporcionar una visión completa de lo que nuestra transición al SAF puede ofrecer más allá de las reducciones de gases de efecto invernadero«, dijo Lauren Riley, Directora de Sostenibilidad de United.

Pruebas en marcha

El ecoDemonstrator Explorer apoyará pruebas de emisiones en tierra y en vuelo este mes en Paine Field en Everett, Washington. Durante las pruebas en vuelo, el 737-10 tendrá SAF al 100% y combustible de aviación convencional en tanques separados y alternará entre ellos para comparar las emisiones producidas por cada tipo de combustible.

El Laboratorio Científico Aéreo DC-8 de la NASA seguirá detrás para medir las emisiones y las partículas de hielo en los contrails, mientras que las imágenes satelitales capturan información sobre la formación persistente de contrails.

«Nos sentimos honrados de colaborar con la NASA, United Airlines y otros valiosos socios en este importante trabajo que fortalecerá nuestra comprensión de los beneficios del SAF más allá de la reducción de las emisiones de carbono«, dijo Chris Raymond, Director de Sostenibilidad de Boeing.

En las pruebas aire-aire, el laboratorio científico aerotransportado DC-8 de la NASA volará detrás del Boeing ecoDemonstrator Explorer para medir las emisiones y las partículas de hielo de las estelas de condensación. (Foto de la NASA)

La colaboración es clave: estas pruebas forman parte de la asociación plurianual entre Boeing y la NASA para analizar las emisiones del SAF, combinando la experiencia en ingeniería de Boeing con las capacidades de investigación de la NASA.

El DLR de Alemania está proporcionando expertos e instrumentación para la campaña y la FAA está proporcionando financiamiento a través del Centro de Excelencia ASCENT. GE Aerospace también proporcionará experiencia técnica y financiamiento para el proyecto.

«Las pruebas en vuelo son complejas y requieren muchos recursos, pero son el estándar de oro para comprender cómo las innovaciones aeroespaciales sostenibles afectan los cambios en los contrails y el clima«, dijo Rich Wahls, Gerente de Integración de Misiones para la Asociación Nacional de Vuelo Sostenible de la NASA. «Por eso estamos utilizando el Laboratorio Científico Aéreo DC-8 de la NASA en esta colaboración, donde los valiosos datos obtenidos en vuelo se utilizarán para probar nuestras hipótesis, comprender procesos complejos y mejorar nuestros modelos predictivos«.

SourceBoeing
- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos