spot_img
spot_img
8.7 C
Madrid
febrero, martes 27, 2024

Estrellas que contaminan: El impacto ambiental de los Jets Privados

Una mirada a la huella de carbono de los más ricos y famosos

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Claudia Celestes/Aviación Digital, Sp.- A medida que la sociedad busca urgentemente minimizar el impacto de la contaminación ambiental con cambios en el estilo de vida, el foco de esta problemática se ha centrado en un grupo destacado: los famosos, mandatarios, millonarios y su excesivo uso de aviones o jets privados

Un problema de proporciones desproporcionadas

En la actualidad, viajar en avión es percibido como uno de los métodos menos ecológicos de transporte, a pesar de ser solo responsable del 2% de las emisiones de CO2, muy por debajo de otros medios de transporte, pero el problema radica especialmente en los viajes privados. Los jets privados tienen un impacto mayor en el medio ambiente, siendo los peores infractores en cuanto a emisiones por pasajero, como es lógico. Esta forma de viajar es particularmente popular entre las celebridades y mandatarios, quienes a menudo eligen vuelos de distancias increíblemente cortas en lugar de alternativas más respetuosas con el medio ambiente.

Varios estudios han revelado que aproximadamente el 50% de las emisiones relacionadas con la aviación provienen del primer percentil de individuos más ricos.  Los jets privados causan entre 5 y 14 veces más emisiones de CO2 por pasajero que un avión comercial medio.

Esta desproporción en la contribución a la contaminación ambiental, refleja el impacto negativo de los vuelos privados en el medio ambiente.

Los rostros famosos detrás del problema

Pero mientras el 1% está constituido en gran parte por magnates anónimos de los negocios y de fondos de cobertura, un significativo colectivo incluye a muchas de nuestras estrellas más queridas, provocando además, una reacción más visceral.

La empresa británica de marketing de sostenibilidad Yard, reveló recientemente los nombres de los diez famosos que más dióxido de carbono producen en relación con la cantidad de veces que hacen uso de sus aviones privados.

Taylor Swift lidera en emisiones de CO2 por vuelos privados

El avión personal de Taylor Swift ha sido objeto de atención tras revelarse las cifras impactantes sobre sus emisiones de dióxido de carbono (CO2). Según el informe, la aeronave de Swift habría realizado un total de 170 viajes entre el 1 de enero y el 19 de julio de 2022, lo equivalente a pasar 15,9 días en el aire.

Las emisiones de CO2 generadas por estos vuelos ascienden a la astronómica cifra de 8.293,54 toneladas, lo que representa 1.184,8 veces más que las emisiones anuales de una persona promedio. Además, el estudio destaca que la media de duración de los vuelos de Swift es de 80 minutos, con el viaje más corto registrado en apenas 36 minutos.

Ante las revelaciones sobre las emisiones de CO2 de los vuelos privados, el equipo representante de Taylor Swift salió en su defensa, destacando que su avión se presta regularmente a otras personas y que no es preciso atribuirle a ella la mayoría o todos estos viajes. Esta defensa surge en medio de la controversia sobre la huella de carbono de las celebridades relacionada con sus vuelos privados.

Pero Swift no es la única. En la lista de emisiones de CO2 por vuelos privados también se encuentran el boxeador Floyd Mayweather y Jay-Z, rapero y marido de la estrella Beyoncé, junto con otras figuras prominentes como A-Rod, Blake Shelton, Steven Spielberg, Kim Kardashian, Mark Wahlberg, Oprah Winfrey y Travis Scott.

Además, la cantante estadounidense ha iniciado acciones legales contra Jack Sweeney, un estudiante de la Universidad de Florida Central que ha ganado popularidad en las redes sociales al divulgar información detallada sobre los vuelos que la artista realizaba en su jet privado. Jack ha surgido como una figura destacada que ha provocado la ira pública de Taylor Swift al revelar los costos y el impacto ambiental de los vuelos frecuentes de la cantante por Estados Unidos.

Sin embargo, Yard y Jack Sweeney, no están solos en esta tarea. La organización Carbon Tracker también ha elaborado una lista que muestra los nombres de las celebridades responsables de las mayores emisiones de huella de carbono debido a sus viajes en jets privados, utilizando datos de rastreadores de vuelos de dominio público. ¿Qué personalidades destacan en este ranking de contaminación aérea?

Según los datos de Carbon Tracker correspondientes a 2023, el rapero estadounidense Travis Scott encabeza la lista como el famoso que más contaminó con sus viajes en jets privados, generando más de 6.000 toneladas de dióxido de carbono. Le sigue de cerca la empresaria y socialité Kim Kardashian, con más de 5.800 toneladas, y también aparecen Elon Musk, de nuevo el matrimonio Beyoncé y Jay Z, y hasta el magnate empresarial Bill Gates.

Compensación: ¿Una solución efectiva?

La compensación de emisiones de carbono, aunque actualmente popularizada, tiene sus raíces en décadas pasadas. La notoriedad reciente de figuras como Taylor Swift ha puesto esta práctica en el centro de atención, e incluye inversiones en energías renovables y proyectos de reforestación.

Sin embargo, a pesar de su crecimiento, su eficacia a largo plazo es cuestionada, especialmente en términos de garantizar la supervivencia de los proyectos y la cantidad real de CO2 absorbido. La Unión Europea ha tomado medidas para evitar el «lavado verde», enfatizando que la reducción directa de emisiones sigue siendo la estrategia más efectiva. Sin embargo, la compensación puede ser un paso positivo si se complementa con esfuerzos más amplios hacia prácticas sostenibles y la reducción directa de emisiones.

Soluciones innovadoras para reducir la huella de carbono

En un momento en el que una gran huella de carbono puede dañar la reputación de figuras públicas, las estrellas de Hollywood están tomando medidas significativas para limpiar su imagen y concienciar al público sobre la importancia de la sostenibilidad.

Swift ha vendido uno de sus jets privados, un Dassault Falcon 900 adquirido en 2009. Esta acción refleja un compromiso tangible con la reducción de su huella de carbono y marca un ejemplo significativo para otras celebridades.

Por otro lado, el aeropuerto de Schiphol, conocido como el principal de los Países Bajos y cercano a Ámsterdam, ha anunciado medidas sin precedentes para contrarrestar el impacto ambiental de la aviación privada. Según lo expresado en un comunicado oficial, entre 2025 y 2026 se prohibirá la salida de aviones privados, argumentando que su uso carece de justificación cuando hay suficientes vuelos comerciales disponibles.

Y en el ámbito deportivo, los equipos de fútbol franceses han implementado una nueva política para reducir las emisiones de carbono al viajar en tren en lugar de en avión a partidos que se disputen a menos de tres horas de distancia. Esta medida, anunciada por la federación de fútbol del país, se aplicará a todas las selecciones nacionales, aunque la logística para estrellas como Kylian Mbappé aún está siendo evaluada.

Además, la banda británica Coldplay ha destacado por su enfoque radical para reducir su huella de carbono. Durante su gira «Music of the Spheres» en 2023, lograron reducir directamente sus emisiones en un 47%, estableciendo un estándar elevado en la industria musical.

Aunque la compensación de carbono sigue siendo una práctica común, acciones concretas como estas demuestran un compromiso genuino con la sostenibilidad ambiental.

Conclusión: Abordando el desafío

La revelación del impacto ambiental de los vuelos privados de las estrellas plantea la necesidad de abordar este problema de manera urgente.

Celebridades y magnates tienen en su mano la oportunidad única de liderar el cambio hacia prácticas más sostenibles en la industria de la aviación. Al optar por alternativas más ecológicas, como vuelos comerciales o la compensación de carbono, estas figuras públicas pueden inspirar a sus seguidores y al público en general a tomar medidas similares para proteger nuestro planeta.

Obviamente, al igual que en la aviación comercial, la aviación privada está evolucionando con nuevas tecnologías, motores más eficientes y, por supuesto, el uso del SAF (Sustainable Aviation Fuel), la solución a corto y medio plazo capaz de revertir el coeficiente entre las emisiones de CO2 por pasajero, que hasta el momento en la aviación ejecutiva es desproporcionado.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

1 COMENTARIO

  1. Taylor S. genera riqueza allá donde viaja por motivos de trabajo. Sería criticable, si acaso, sus viajes de placer.

    En España hay decenas de festivales y los mejor pagados van en avión. Tocan cada pocos días en sitios dispares del mundo.

    Mientras no haya una normativa que vuelen cuanto les dé la gana.

    1500 aviones privados fueron a la cumbre de Davos. Que empiecen los de arriba dando ejemplo, antes de disparar sobre una trabajadora que hace feliz a sus clientes y crea trabajo y ocio en todos sus lugares conciertos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos