17.6 C
Madrid
abril, sábado 10, 2021

El Ministro de Fomento+ sindicatos oficialistas pactan sobre unos servicios mínimos que no les corresponden

Nuestros monogáficos

- Publicidad -

¿Por qué el de Fomento, pacta con unos sindicatos que representan minoritariamente a los trabajadores del lado aire, unos servicios mínimos que afectan directamente a sus profesionales aeronáuticos?. ¿Dónde están las voces de SEPLA, USCA, ASETMA, STAVLA, etc… que denuncien esta usurpación? ¿Por qué el PP calla?Resulta harto chocante que un Ministro del Gobierno del Reino de España, se siente a hablar con unos sindicatos que no representan a los profesionales del sector aerocomercial en el lado aire, mas que minoritariamente, sobre servicios mínimos que afectan a derechos fundamentales de estos profesionales. El derecho a la libre circulación y al trabajo. Un Ministro que se precie estaría obligado simple y llanamente a garantizar el libre acceso de los trabajadores a sus puestos de trabajo, y a la libre circulación de personas por todo el territorio nacional. Ni pilotos, ni controladores, ni técnicos de mantenimiento de radioayudas o aeronaves, personal de handling, TCP, etc… secundan la huelga. Es decir mayoritariamente, aún no conocemos excepción alguna, los sindicatos mayoritarios del personal de las compañías aéreas, no secundan el paro. La España azul, la de los sindicatos profesionales del sector aéreo, no secundará el paro. Luego, ¿por qué el de Fomento teatraliza la cuestión de los servicios mínimos, con esos sindicatos, y no con los de los afectados directamente?. La respuesta es sencilla, porque estaría reconociendo que el poder de los sindicatos profesionales no lo maneja, ni controla.

El de Castellana 67, se empeña en negociar, como si estuviera legitimado para ello, un 25%, un 40% de vuelos internacionales como servicios mínimos, en una orgía de cifras, y en un pasteleo mediático, en cuya trampa los medios de comunicación han ido cayendo uno tras otro. Estos servicios los están pactando con sindicatos no legitimados, ni representativos de los servicios que se verían afectados por un paro, en el caso de que los profesionales decidieran suscribirlo. Pero no es así. La estrategia es simple y llanamente ningunear a los profesionales del lado aire, en una demostración de poder, junto con los teóricos convocantes de la huelga. Es la forma de debilitar desde el Ministerio, en una estrategia que imaginamos no resulta casual.
Pero en el lado tierra, la estrategia continúa. Esta es la lectura de que en esta convocatoria USO o CGT no hayan sido invitadas a sumarse desde un principio a la misma. En el caso de figurar como convocantes, tambien tendrían que firmar la desconvocatoria posterior. Esto, no interesa a los denominados mayoritarios.
¿No habrán participado esos sindicatos y la CEOE en la elaboración del Real Decreto, para distraer la atención ciudadana de los problemas reales de España?. Si la premisa es esta, las piezas comienzan a encajar.
Máxime cuando la Vicepresidente Sra. De la Vega, ha manifestado sin pudor alguno, que al día siguiente de la huelga, convocará a esos dos sindicatos oficialistas, a sentarse para negociar. ¿Qué será exactamente lo que van a negociar?.
¿Por qué no lo han hecho a priori?, evitando la huelga.
Subvenciones, patrimonio, ventajas discriminatorias con respecto a otras organizaciones sindicales. No negociarán a buen seguro, el pago de la cuota, y el sostenimiento de la propia estructura de CC.OO. y UGT, con sus propios medios. Es decir, única y exclusivamente con la cuota de sus afiliados. Sin ayudas públicas. O ya no recordamos, PSV, etc… o Consejos de Administración como el Montepío de Loreto, que afecta especialmente al sector aéreo español. La dirección por estos sindicalistas de esos sindicatos, a cuyo Consejo pertenecen jubilados y prejubilados de esas organizaciones, los cuales viajan en clase preferente, utilizan lujosos hoteles en sus desplazamientos y buenas dietas, a cuenta de la masa laboral.
Estos sindicatos, caso único en la Europa democrática, viven del Estado, y para el Estado, en lugar de para los trabajadores, cuando la afiliación sindical en España es la más baja de la UE. Representan a menos del 10% de los españoles que trabajan. ¿Por qué entonces tienen una representación que los números no les dan?. Simple y llanamente por la ingeniería sindical que vienen desarrollando junto con el poder establecido.
Todavía estamos por saber la opinión de la oposición, el PARTIDO POPULAR. Ante un tema de esta gravedad, o no son conscientes de la que se avecina, o bien, son cómplices necesarios de la situación actual. Tanto con el Gobierno y con sus representantes sociales. Tambien son responsables desde la oposición. No hay que olvidar, que el presidente de dicho partido, Sr.Rajoy, en un extraño momento de euforía, se autonombró líder del partido de los trabajadores. Ha de lamentarse que con anterioridad al salto "populista", se debe a sus afiliados. Recordar una vez más, que tiene afiliados al PP, que le pueden enseñar algo de sindicalismo, gratis, y en particular del sector aéreo.
En definitiva los sindicatos profesionales del sector aéreo español, no se han decidido en todos los casos a oficializar su postura contraria a la huelga, como si esa tibieza garantizara algún rédito de cara al futuro. Los trabajadores en realidad individualmente no han sido tan parcos, ya que ni se les ha invitado, ni se les ha convocado a dicha huelga. Pero ¿no será que hay acuerdos que desconozcamos, en algunos casos, con el Ministro o los sindicatos afines para no levantar excesivamente la voz?
Tambien convendría reflexionar al Sr.Rubalcaba, antes de dejar sus actuales responsabilidades, que en lugar de mirar hacia el lado oscuro como de costumbre, haga un último favor a su país, España. Cumplir con su obligación de evitar piquetes, garantizando la libre circulación de trabajadores, incluídos los del sector aéreo. Tan respetable es la opinión del que secunda la huelga, como la del que quiere ir a su puesto de trabajo. Si España es un país libre, eso debería suceder este 29S y todos los días del año. Sus servicios de información deberían evitar logicamente que los piquetes impidan operar a las compañías aéreas, más que nada por aquello de la libertad de empresa. Si los piquetes son informativos el 29-S, que informen desde una página web.
La CEOE tiene su cuota de responsabilidad. Deberán poder abrir sus negocios, generar el empleo posible, e indiquénle al presidente de la CEOE y acólitos, que dejen de funcionar como un sindicato más, velando por los intereses de los trabajadores que quieran hacerlo (trabajar), ese día.

- Publicidad -

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies