23.3 C
Madrid
mayo, jueves 23, 2024

La red de aeropuertos de China se fortalece

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Shanghai, CH, 4 de abril de 2013. – En momentos en los que muchos aeropuertos del mundo se están quedando obsoletos o ni tan siquiera han estrenado sus instalaciones, como ocurre en nuestro país, China está acelerando su desarrollo en transporte aéreo, con planes para construir cerca de 100 aeropuertos más en 2015.

Se espera que muchos de esos aeropuertos pierdan dinero, pero eso no ha disuadido al Gobierno, que considera que la ampliación de la infraestructura es vital para el desarrollo económico, según informa The New York Times.


Así es como los mejores aeropuertos aparecen en la segunda mayor economía del mundo.

Tres años después de su inauguración, la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de Hongqiao en Shanghai se erige como testimonio de las ambiciones económicas de China, y su enfoque único para el desarrollo de infraestructura.

Los recién llegados son llevados en pasarelas electrónicas a través de una terminal luminosa y espaciosa que cuenta con elegantes salones, conexión Wi-Fi gratis, rápidos controles de seguridad y un sistema de manejo de equipaje eficiente.

Con apoyo extraordinario del Gobierno, Shanghai construyó una enorme terminal en 32 meses como parte de un centro de transporte de 9 mil millones de dólares que conecta la terminal aérea con los autobuses de la ciudad, las plataformas del metro y una nueva red ferroviaria de alta velocidad.

"Ellos saben cómo construir y cómo hacerlo de manera eficiente", dijo el director ejecutivo de Landrum & Brown, una empresa estadounidense que ayudó a diseñar el nuevo terminal de Shanghai, Jeffrey N. Thomas. "Esa zona ha pasado de planes sobre un pedazo de papel a un complejo que cuenta con 14 millones de pies cuadrados en menos de cuatro años. Eso es difícil de hacer".

Los aeropuertos de grandes ciudades de China son ya colosales. El año pasado, Beijing Capital International Airport manejó 81 millones de pasajeros, frente a los 27 millones en 2002.

En Shanghai, Pudong Airport que opera 25 millas al este de Hongqiao como puerta de entrada internacional de la ciudad, tiene previsto añadir una cuarta y quinta pista, algo que pocos otros aeropuertos del mundo poseen.

La calidad y velocidad con la que China construye sus grandes aeropuertos es impresionante. Los programas de construcción de China están respaldados por un sistema político autoritario que no admite retos. Cuando el gobierno decide construir o ampliar un aeropuerto, no hay audiencias públicas o protestas.

Y mientras los economistas reflexionan sobre las consecuencias a largo plazo de ese proceso de toma de decisiones, los líderes de este país siguen adelante con nuevos megaproyectos.

"Hay un sesgo favorable a la inversión aquí, en parte porque el país aún tiene mucho excedente de trabajo, lo que hace que sea mucho más barato construir", dijo Louis Kuijs, economista del Royal Bank of Scotland en Hong Kong. "Y este es un país que sabe cómo construir. !Mira la Gran Muralla!"

La Terminal 2 del aeropuerto de Hongqiao es una de esas cosas que "sólo podría ocurrir en China", la evolución. Con la Terminal 1 congestionada, la ciudad anunció planes en 2006 para un nuevo centro de transporte para cubrir 10 kilómetros cuadrados, un proyecto que cuando esté terminado es probable que sea el centro de tránsito más grande del mundo con alrededor de 1,1 millones de pasajeros al día.

Las autoridades municipales también diseñaron la Terminal 2 con fines de lucro en mente, basándose en el modelo de los aeropuertos de Londres, Hong Kong y Singapur, donde las terminales funcionan como centros comerciales, llenas de tiendas libres de impuestos y restaurantes.

Shanghai contrató a más de 13.000 trabajadores de la construcción para desarrollar el centro de transporte e hizo lo que se hace en muchos proyectos allí: instituir un horario de construcción 24/7. Además, el tiempo de desplazamiento era mínimo ya que la mayoría de los trabajadores vivían en el lugar.

Así, mientras que la Terminal 5 del aeropuerto de Heathrow de Londres tardó casi seis años en construirse y costó 6,5 mil millones de dólares, la Terminal 2 de Hongqiao, aproximadamente del mismo tamaño, se construyó en menos de la mitad del tiempo y por una tercera parte del coste. Cuando abrió sus puertas a principios de 2010, la Terminal 2 tenía 80 mostradores de facturación y capacidad para manejar 300.000 vuelos al año. El año pasado, el aeropuerto manejó 234.000 vuelos.

Por supuesto, con la expansión de sus aeropuertos, China se enfrentará a grandes retos de gestión, especialmente si aumentan los costes de mano de obra y el tráfico aéreo se desacelera. También existe la preocupación entre algunos analistas que estudian el desarrollo económico de que el programa de aeropuertos de China sea excesivo y que el plan del tren de alta velocidad del país probablemente erosione la rentabilidad de los aeródromos.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos