11.4 C
Madrid
diciembre, jueves 8, 2022

Preocupación de la Sección Sindical de Sepla en Babcock ante la posible división en lotes del contrato de Salvamento Marítimo

Tanto Sepla como ASERSM opinan que la mejor opción para el correcto funcionamiento del servicio aéreo de Salvamento Marítimo es la convocatoria de un concurso público en lote único

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Florencia Amat / Aviación Digital. – «La posibilidad de que se divida en lotes el contrato para el servicio aéreo de Salvamento Marítimo, acarrea un problema técnico y de protección para el sector». Así lo han hecho saber desde la Sección Sindical de Sepla en Babcock, quienes defienden que el proceso de adjudicación se produzca de manera íntegra. Destacan los inconvenientes que la división en lotes tendría en términos operativos, de eficacia y de seguridad del servicio aéreo.

Desde hace 30 años, el servicio se viene convocando de manera única teniendo en cuenta la idea de “All Weather SAR”. Sepla y la Asociación Sindical Española de Rescatadores de Salvamento Marítimo (ASERSM) consideran esta premisa irremplazable. Es por ello por lo que entre los dos grupos han redactado una carta dirigida al director de la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (SASEMAR), José Luis García Lena.

Material del servicio aéreo del Salvamento Marítimo

Las aeronaves del servicio aéreo de Salvamento Marítimo pertenecen al Estado, así como la mayoría de los helicópteros. La empresa adjudicataria por su parte es la responsable de las tareas de mantenimiento y operación de los equipos, así como de asegurar los helicópteros de reserva. El Informe Anual de este año realizado por Salvamento Marítimo nos muestra unos datos de efectividad del 99%, una operatividad del 95% en helicópteros y una puntuación media de los usuarios de 9,8 puntos.

La división en lotes del contrato suscita, de manera entendible, muchas dudas acerca de su procedimiento. En teoría, SASEMAR está obligada a publicar el proceso de licitación muy próximamente y la adjudicación definitiva podría cerrarse en 2024. Sus 14 bases, formadas por 3 aviones y 11 helicópteros, han sido siempre repartidas a través de licitación única.

El mayor inconveniente de la división en lotes es la entrada de empresas sin experiencia

La mayoría de los ejemplos de contratos de servicio aéreo de Salvamento Marítimo, que tenemos a nuestro alrededor, nos muestran que estos se asignan a un solo operador. Dentro de esta práctica, podemos encontrarnos con que éste sea el mismo Ejército o una empresa privada, como sucede en Holanda o Reino Unido. Para este último escenario, los procedimientos técnicos son de vital importancia y las empresas que se postulan son aquellas con experiencia y renombre. De lo contrario, cualquier empresa sin recorrido en Salvamento Marítimo H24 podría entrar en la licitación.

Ante el posible cambio de los contratos, desde España ya se han preparado para contestar y protestar apelando a la Ley de Contratos del Sector Público. En dicha ley, concretamente en el artículo 99.3b, se pueden leer algunas de las razones por las que un contrato no debería dividirse en lotes.

Tanto la ley como Sepla y ASERSM opinan que la buena y coordinada ejecución técnica y de prestaciones debe ser prioridad. Por consiguiente, confirman que la mejor opción para el correcto funcionamiento del servicio aéreo de Salvamento Marítimo es la convocatoria de un concurso público en lote único.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies