¿Qué es más probable, aterrizar en el Paseo de la Castellana de Madrid o en un aeropuerto equivocado?

0
Madrid, SP, 27 de noviembre de 2013.- La pregunta del titular puede resultar algo demagógica, pero no lo es tanto. Recordarán nuestros lectores que la pasada semana el avión carguero más grande de Boeing, el Dreamlifter, aterrizaba por error-hecho factual- en el aeropuerto de Jaraba (Wichita-KS), en lugar de hacerlo en la base aérea McConnel a unos 8 kms de distancia. La NTSB estima que la investigación durará entre 6-12 meses.

En el Verano de 2010, un A340 enfilaba el Paseo de la Castellana de Madrid, para aterrizar en esta arteria, tambien por error. Dicho incidente (realmente suceso pues no tiene la clasificación como tal oficialmente), tres años y casi medio después no nos consta que tenga como resultado un Informe ni Provisional ni Definitivo del incidente por parte de AESA, o la CIAIAC, por lo que es más probable que suceda esto último, que se vuelva a repetir una aproximación errónea por un desplazamiento de algunas millas al eje de la pista que guiaba la aeronave por ILS de LEMD. (Adjuntamos el artículo que entonces relataba lo sucedido). El motivo, probabilisticamente hablando de que éste tipo de suceso/incidente se pueda repetir en el futuro, es sencillo. No se ha analizado este incidente, no se han emitido por tanto las debidas correcciones/recomendaciones, y por lo tanto no se ha mitigado la posibilidad de que vuelva a repetirse. Al menos, no consta publicamente dicho Informe oficial, ni provisional, ni definitivo de que se ha investigado. El incidente/suceso ha desaparecido. Eso sí, alguien estuvo atento y consiguió enderezar la embarazosa situación. Pero lo de menos es precisamente esto. Lo trascendente tras solventarse, es si ha habido o no una investigación sobre el suceso en sí. Mucho nos tememos que no la ha habido.

Tanto en uno como en otro incidente hay factores comunes a primera vista, sencillos para cualquier profano en la investigación de incidentes aéreos, como pueden ser la fatiga-aburrimiento o insomnio según algún terminólogo-, la costumbre y un enemigo como es la confianza…

Muchas millas de distancia son las que hay de nuevo, entre la cultura de seguridad de la intervención de la NTSB en el asunto de Jaraba, y la omisión, al menos que conste, de investigación y análisis del suceso en Madrid. Por esto hemos traducido el artículo al respecto del incidente de Jaraba del medio de comunicación nortemericano WIRED.com firmado por el periodista Garret Fisher. Tambien se puede aprender de este medio de comunicación, cómo se enfoca una información de este tipo al otro lado del Atlántico.

Pero a pesar de que no existan coincidencias al 100% entre dos incidentes o accidentes "parecidos" o relativamente similares, la forma de abordarlos, de investigarlos, de analizarlos, si debería coincidir al 100% en el sentido de realmente acometer su análisis investigativo, con la necesaria transparencia que tienda a que la "just culture" sea en sí misma una arma mitigadora de todas y cada una de las amenazas a la safety detectadas o previsibles. Guardar en un cajón un incidente, supone hurtar una información que puede ser esencial para evitar otro… Esta es la pequeña moraleja de este artículo.

"Cualquier parecido con la realidad de otro incidente aéreo, si no se investiga, puede repetirse en ell futuro…"

(Traducción artículo WIRED.com) ¿Cómo un piloto profesional puede aterrizar un avión en un aeropuerto equivocado?


26 de noviembre de 2013.- La historia de los dos pilotos que la semana pasada aterrizaron un Boeing 747 en el aeropuerto equivocado llamó la atención de muchos, y además de provocar risas, abrió serios interrogantes sobre cómo dos pilotos experimentados podían haber cometido un error así.

Es más fácil de lo que pensamos…


Los pilotos del Dreamlifter volaban en Wichita, Kansas, el miércoles por la noche y se suponía que iban a aterrizar en la Base de la Fuerza Aérea McConnell, pero en vez hacerlo allí aterrizaron en Aeropuerto de Jabara, a unos 8 kilómetros de distancia.

Varios factores podrían haber contribuido al error, como lo es el hecho de volar en una zona de superposición del espacio aéreo, y con un número asombroso de aeropuertos (además de hacerlo por la noche). Las comunicaciones por radio indicaban que la tripulación no tenía ni idea de que la zona consta tiene numerosos aeropuertos, y que muchos de ellos se parecen. Y a pesar de recibir las instrucciones para continuar, la tripulación en algún momento atisbó lo que ellos pensaban que era su destino, y aterrizaron el avión.

El hecho de que Wichita tenga un montón de aeropuertos es comprensible, porque es una zona en la que se sitúan varios fabricantes y proveedores de aviones. Hay cuatro aeropuertos en un radio de 6 kilómetros: Jabara, Haya, Cessna y McConnell. Las pistas apuntan en más o menos la misma dirección, y sus diferencias son sutiles vistas desde la distancia. Por si esto fuera poco hay 11 aeropuertos en un radio de casi 17 kilómetros entre Jabara y McConnell. Esto hace que sea fácil de entender por qué el piloto del 747 preguntó a la torre de control de Wichita, "¿Cuántos aeropuertos hay?"


Mapa del área de Wichita. El punto rojo es el aeropuerto Jabara, el azul es McConnell AFB y el verde es el aeropuerto de la Haya.

Tal concentración de los aeropuertos es inusual y puede ser confusa, pero hay que tener en cuenta que en un vuelo en sólo dos minutos puedes pasar de estar en un aeropuerto a estar en otro.

A la pregunta de ¿cómo el avión pudo tomar tierra tan lejos de su destino?, se contesta de la siguiente manera: la orientación de las pistas en Jabara y McConnell es casi la misma: Jabara señala 180 grados al Sur, mientras que McConnell señala 190 grados al Sur. La alineación de la pista de aterrizaje de 12,000 pies en McConnell, casi también se alinea con la pista de aterrizaje de 6.100 metros en Jabara.

Vale la pena señalar que los pilotos estaban volando en la noche, cuando las condiciones visuales merman. Además, la desorientación espacial es más probable en la oscuridad, y es más difícil juzgar con precisión la distancia. Este avión habría estado volando a unos 200 millas por hora, lo cual supone que las cosas sucedan rápidamente. McConnell está en el lado sureste de la zona metropolitana de Wichita, y es fácil perderse ya que se encuentra en un mar de luces de la ciudad, mientras que Jabara está en el borde de la ciudad y más fácil de ver.

Todo esto se puede explicar si vuelas con un avión pequeño con herramientas básicas como el GPS en un iPad. Pero se trataba de un Boeing equipado con las herramientas suficientes para localizarse correctamente. Esto plantea la cuestión más amplia de lo que pasó. Puede que este fuera el caso de mirar por la ventana, calcular mal la distancia a McConnell, y aterrizar en el aeropuerto equivocado.

Deja un comentario