El sacrificio de los trabajadores de AENA, permitirá a Vargas ahorrar 1.066 millones

0

Madrid, SP, 27 de noviembre de 2013.- El ex Consejero de Vocento, José Manuel Vargas, recibía una indemnización de 3,12 millones de euros, según información remitida a la CNMV en agosto de 2011, tras dimitir, ojo "dimitir" al Consejo de Administración. En este caso se trataba de un grupo privado. La cifra se aproximaba a las pérdidas registradas por la compañía en el primer trimestre del ejercicio. Ejemplificante. Todo esto en el contexto de un ERE del diario ABC. Ayer Vargas comparecía ante la Comisión de Presupuestos del Senado, para dar explicaciones sobre el futuro de AENA. Tiraba balones al tejado del Gobierno, cuando decía que "La privatización de AENA está sujeta a la decisión del Gobierno". !Así cualquiera!

Tras reducir gastos por valor de 1.066 millones en 2013, y 32,3 en 2014, el próximo año se invertirán 550,3 millones. Decía Vargas ayer a la Comisión.

Vargas reconocía que el lastre viene heredado de la enorme deuda de la anterior década en el Ente Público. Nadie aclara en concepto de qué, o cómo ha sido posible. El tiempo juega a favor de las prescripciones. Eso todo el mundo lo descuenta.

El gasto de personal se reduce en un 10%, incluso a pesar de las preguntas de nuestro diputados aún no contestadas fehacientemente, habla de la reducción de directivos y el 11% de la plantilla con un ERE que afectó a más de mil trabajadores.

Poner en valor la compañía, garantizar su viabilidad, contribuir al desarrollo socioeconómico de España, son los argumentos empleados. Pero la pregunta sigue sin contestarse, cuando todo esto se haya conseguido ¿qué sentido tendrá la privatización de AENA?. Si se consiguen estos objetivos, se demostrará palmariamente que se puede gestionar bien lo público-salvo por el pequeño detalle de que finalmente son los trabajadores los que hacen el sacrificio-, el tan manido argumento de que se gestiona mejor desde el ámbito privado no tiene sentido.

Reconoce Vargas abiertamente la cifra fantasma de 14.000 millones de euros como herencia de la época negra de Blanco-Lema al frente. Y muy significativamente reconoce que al tener 600 millones en negativo en caja, esta falta de liquidez hacía que AENA "tuviera dificultades para financiarse".

Vargas, como buen vendedor de futuros, hacia hincapié en que "nunca antes vinieron tantos pasajeros…" internacionales. 128 millones pasarán por los aeropuertos de la red en este año según las previsiones. Volvemos a hacer la pregunta ¿qué sentido tiene entonces, ante esta recuperación, privatizarlos? Si se está recuperando su número, se han realizado los sacrificios de personal, entonces, ¿se trata de privatizar libre de polvo y paja este patrimonio de los españoles?. Resulta bastante contradictorio todo esto para el profano.

Deja un comentario