Un caza F-18 desata la alarma en el Txorierri al acercarse a las pistas de Loiu

0

DEBATE ABIERTO A ESTA NOTICIA/Un avión militar causó ayer un gran revuelo en el Txorierri al aproximarse a baja altura a las pistas del aeropuerto. El aparato, un F-18 del Ejército del Aire, no tomó tierra pero pasó a escasos metros de 'La Paloma', según ha podido saber EL CORREO de fuentes de toda solvencia. Al cierre de esta edición se desconocía los motivos por los que el caza sobrevoló a muy baja altura los núcleos de población de Derio y Loiu. Algunas fuentes especulan con la posibilidad de que pudiera tratarse de un ejercicio o que la aeronave tuviera verdaderamente algún problema y tratara de buscar refugio, aunque no llegó a aterrizar. (Josu García/EL CORREO.com)

Los hechos sucedieron a las 21.50 horas. En ese momento, según han descrito varios vecinos de la zona, un ruido «ensordecedor» puso en alerta a decenas de familias. El F-18 realizó «una bajada de aproximación». Entró a gran velocidad por la cabecera 30 y «se comió la pista». Inmediatamente remontó el vuelo «de manera vertiginosa», salió de los terrenos aeroportuarios por la cabecera 12 y se dirigió hacia el mar.
El vuelo del avión de combate se produjo poco después de que hubiera aterrizado el último enlace de Air France procedente de París. Las condiciones climatológicas eran buenas. Había visibilidad, pese a que la noche había caído, y tampoco se registraron rachas de viento que comprometieran la navegación. Al parecer, el piloto se comunicó con la torre de control y avisó de su maniobra, según ha podido saber este diario.
El vecino de Derio Javier Elorriaga fue uno de las personas que en seguida se percató de que algo anormal estaba sucediendo en los alrededores del aeropuerto. «Llevamos 40 años viviendo aquí, nuestra casa se construyó antes que la terminal, y puedo decir que nunca he visto nada igual», afirmó. «El ruido ha sido terrible, como si el avión estuviera en nuestro salón», apuntó el hombre, que se encontraba en su vivienda con su mujer y su hija. «Teníamos las ventanas abiertas por el calor y lo hemos visto perfectamente -añadió-. Alguien tiene que explicarnos lo que ha sucedido, porque no es normal. Tanto si es un ejercicio como si el avión tenía problemas me parece una auténtica temeridad», se quejó.

Deja un comentario