British Airways llena el vacío que deja South Africa Airways

AM para Aviaciondigit@l

0

Durban, ZAF. Esta semana, Durban fue la última ciudad africana en convertirse en destino directo desde el Reino Unido. A pesar de un entorno turístico desafiante, British Airways sigue acumulando capacidad en el sur de África.

Esta semana, British Airways agregó cuatro servicios adicionales de Boeing 787-8 a su servicio doble de A380 Londres-Johannesburgo, para un total de 18 vuelos a la semana en dicha ruta.

Mientras tanto, la ciudad costera sudafricana de Durban también se convirtió esta semana en el último destino de la red de British Airways en África, con la introducción de tres vuelos semanales desde London-Heathrow.

Esto hace que uno se pregunte si es South African Airways o British Airways la verdadera aerolínea nacional de Sudáfrica.

“África ha sido una verdadero éxito para British Airways y ha habido una expansión significativa en nuestra red y capacidad en las rutas africanas estos últimos 18 meses”, dijo Paolo De Renzis, jefe de ventas de British Airways para Medio Oriente, África y Asia Central.

Johannesburgo es un excelente referente de esa expansión. En octubre de 2017, se convirtió en una de las dos ciudades de la red de British Airways, Los Ángeles es la otra, con un servicio doble de A380. Y, considerando que ambos superjumbos permanecen en plataforma todo el día, en gran parte debido a la preferencia de los clientes para viajar de noche, es un importante compromiso en cuanto a maquinaria.

British Airways también ha tenido un gran éxito en su servicio Londres-Ciudad del Cabo. Después de luchar contra los acuerdos bilaterales restrictivos durante años, el punto de inflexión se produjo en 2012, cuando South African Airways, ante la gran incredulidad de la industria del turismo, canceló los vuelos directos entre las dos ciudades.

¿La razón? La ruta no era rentable, dijo South African Airways. British Airways tuvo una opinión diferente, y se apresuró a aumentar la capacidad para llenar el vacío. Hoy, la aerolínea opera un servicio diario durante todo el año entre Londres y Ciudad del Cabo, un itinerario que aumenta a 17 vuelos por semana durante la temporada alta de verano.

South African Airways, con pocos recursos, hizo otro favor a British Airways en febrero, cuando redujo a la mitad sus frecuencias entre Johannesburgo y Londres a un único vuelo nocturno.

EXPANSIÓN A DURBAN

Mientras que los clientes actuales de British Airways son una mezcla de ocio y negocios en su nuevo servicio Londres-Durban, la aerolínea espera que las pequeñas y medianas empresas se aprovechen de esta línea. Durban es el hogar de uno de los puertos más grandes de África y es un importante centro de fabricación.

El mercado de las pequeñas y medianas empresas “es un segmento que crece dos dígitos a nivel mundial, y definitivamente existe una oportunidad allí”, dijo De Renzis. “Estamos seguros de que funcionará”.

Sin embargo, lo que será interesante observar es el impacto que la nueva ruta tiene en la conexión del tráfico a través de Johannesburgo. La compañía local de aviación Comair tiene un acuerdo de colaboración con British Airways y ofrece múltiples servicios diarios entre Johannesburgo y Durban. El nuevo servicio directo puede tentar a los clientes, especialmente a los viajeros de negocios que dependen del tiempo, a desechar una conexión tediosa.

No solo África continental está mostrando crecimiento. A fines de 2017, British Airways aumentó su capacidad a Mauricio, y en marzo de este año lanzó vuelos directos dos veces por semana desde Londres a Seychelles.

ALGUNOS RETOS

El crecimiento de su red africana no ha estado exento de desafíos.

Cuando British Airways cambió una serie de rutas, incluyendo Accra, Las Vegas, Nairobi y Vancouver, a la Terminal 3 de Heathrow, los pasajeros de África Occidental no estaban muy contentos. Las empresas locales promovieron un boicot, y los funcionarios del gobierno dieron a conocer su descontento. Incluso el presidente de Ghana, Nana Addo Dankwa Akufo-Addo, se ha quejado a la aerolínea por la medida.

El problema actual de los bancos centrales africanos que retienen fondos de las aerolíneas también ha frenado el crecimiento en varios destinos.

Aunque De Renzis dijo que la aerolínea canceló su servicio a Luanda, Angola “porque no estábamos contentos con el desempeño”, la incapacidad de repatriar las ganancias seguramente debe haber sido un factor en la decisión. Angola es uno de los peores infractores en la retención de fondos, y actualmente debe 386 millones de dólares a las aerolíneas globales.

Nigeria, por otro lado, ha liquidado su acumulación de pagos. Entonces, ¿es solo una coincidencia que British Airways el año pasado expandió su servicio a Lagos, introduciendo un 747-400 recientemente renovado, con las últimas primicias de productos en vuelo y una clase de negocios más grande en la ruta? Tal vez, pero es el momento perfecto para el acierto.

British Airways se enfrenta a una creciente competencia para aumentar la capacidad y las frecuencias en la región, desde Lufthansa, Edelweiss y Virgin Atlantic que compiten en las rutas clave. En octubre de 2018, Austrian Airlines relanzó su servicio Viena-Ciudad del Cabo después de una ausencia de 19 años.

 

AviaciónDigit@l

 

 

Deja un comentario