El doctor y diputado Llamazares pregunta sobre el fallecimiento de un pasajero por temor al ébola en Barajas

0

Madrid, SP, 28 de octubre de 2014.- Gaspar Llamazares además de diputado por IU, es Doctor en Medicina. Quizás y además sea por eso por lo que su sensibilidad a la hora de valorar lo que podría ser un caso de omisión del deber de atención médica, derivado de la poca claridad a la hora de actuar en medio de la psicosis por el contagio al ébola, le ha llevado a hacer una serie de convenientes preguntas a la Mesa del Congreso de los Diputados. Tras la denuncia de los sindicatos CSIF-Aena y USO, que es de donde partió esta información, luego aderezada por un diario amarillista, como es El Mundo-donde se permitieron como es su costumbre publicar una fotografía de esta persona con ausencia de la más elemental norma ético-periodistica, y de su intimidad en un momento como ese-, Llamazares intenta recabar las oportunas explicaciones tras poner sobre la mesa los 50 minutos que dicho pasajero esperó a ser atendido medicamente, tras evidenciarse una falta de coordinación entre el CGA de Barajas, y Sanidad Exterior, órganismo competente para actuar ante situaciones de potencial contagio infeccioso en el mayor aeropuerto del país. Reproducimos en exclusiva la pregunta del Sr. Llamazares.

A LA MESA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Al amparo de lo establecido en el Reglamento de la Cámara, se presenta las siguientes preguntas dirigidas al Gobierno para las que se solicita respuesta escrita, sobre la muerte de un viajero desatendido por temor al ébola el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas.

Un viajero procedente de Turquía murió el 18 de octubre de 2014 en el aeropuerto Adolfo Suárez- Madrid Barajas tras permanecer 50 minutos en el suelo de la terminal T1 sin ser atendido. Se había desplomado sufriendo temblores y los sanitarios del aeródromo activaron la alerta de ébola sin dudarlo. Sin embargo, lo que en realidad sufría eran las consecuencias de que varias bolas de cocaína se hubieran roto en su estómago. El viajero, de nacionalidad nigeriana había llegado ese día en vuelo de Turkish Airlines al filo de las cinco de la tarde. Dos horas después, a las 18.55 horas, moría en el aeródromo.

Podría tratarse de un suceso más de los muchos que a lo largo del año registra, pero es que el fallecido estuvo 50 minutos sin ser atendido, esperando a que llegase un equipo especializado en enfermedades infecto-contagiosas, ya que el servicio médico del aeropuerto había dado la voz de alerta. La Policía Nacional informó a los sanitarios del aeropuerto, a las 17.01 horas, que en la aduana Uno había un viajero tirado en el suelo temblando, concretamente en el pasillo de la entreplanta. A su llegada al lugar, se les dijo que se trataba de un viajero nigeriano y los médicos preguntaron si había hecho algún tránsito para poder descartar o no si procedía de un país con alerta sanitaria. Un guardia civil lo había puesto de costado y había tomado su documentación para identificarlo. Ante la situación del paciente, los sanitarios decidieron activar a Sanidad Exterior. Es un servicio del Ministerio de Sanidad, a través de la Delegación del Gobierno en Madrid, y que está preparado para tratar alertas infecto-contagiosas. Se trata de un equipo compuesto por nueve médicos y siete ATS que suelen estar en el Centro de Vacunación Internacional. Son todos funcionarios. En Barajas, hay un médico y una ATS, de lunes a viernes todas las mañanas. Por las tardes y los fines de semana el servicio lo cubren un médico y una ATS de guardia que están en casa o donde estimen. Al ser activados acuden cada uno por sus medios al aeropuerto y allí cogen el equipo, según precisan desde Delegación del Gobierno. Están siempre alerta ante los denominados vuelos calientes, los procedentes de países en donde hay enfermedades infecciosas.

Sanidad Exterior llegó al lugar en el que se encontraba el enfermo 50 minutos después del aviso dado por el Centro de Gestión Aeroportuaria (CGA), y eso que en la primera comunicación informaron de que tardarían 30 minutos. Es decir, realmente llegaron a las 18.05 horas. Durante ese tiempo nadie había tocado al hombre que yacía en el suelo ante el riesgo de contagio. Fuentes médicas precisan que la forma de salvar a un bolero es interviniéndolo quirúrgicamente de inmediato para retirar de su organismo los restos de las bolas de droga. Durante esos 50 minutos, fuentes aeroportuarias aseguran que los sanitarios del aeropuerto, que no pueden tocar al paciente sin el permiso de Sanidad Exterior, recibieron instrucciones. Por ejemplo, se pidió a la seguridad que se enviara una patrulla para facilitar el traslado de los médicos. Asimismo, se paralizó el embarque del vuelo que iba a salir a las 18.50 horas en el mismo aparato en el que había llegado el pasajero; se pidió la lista de todo el pasaje; se restringió los desembarques por el dique 4 y a las 17.43 horas se declaró la Alarma Local Sanitaria en los edificios. Los médicos especialistas se encontraron al viajero en «estado postcrítico, inconsciente, con pulso débil, afebril y respirando con dificultad». Además, tenía una mancha de sangre en el hombro derecho, en la encía inferior de la boca y en la comisura de la boca. Tras observarlo y ver que «no se cumplen los criterios clínicos ni epidemiológicos» recomendaron al servicio médico del aeropuerto su traslado a un hospital «sin necesidad de medidas de biocontención y aislamiento».

A las 18.30 horas Sanidad Exterior descartó el ébola, al ver que no se cumplían los criterios clínicos, pero ya era demasiado tarde. Tras un dificultoso traslado en camilla, con problemas con el ascensor y las escaleras mecánicas, finalmente, fallece a las 18.55 horas.

Por todo ello, se formulan las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es la valoración del Gobierno sobre los hechos que concurrieron en la muerte de este viajero?

  • ¿Cuáles son las explicaciones que AENA y Sanidad Exterior han dado sobre estos hechos?

  • ¿Por qué el viajero no fue atendido sanitariamente durante 50 minutos?

  • ¿Qué medidas piensa tomar el Gobierno para evitar la repetición de estos hechos?

  • ¿Por qué el Gobierno no ha establecido un protocolo de actuación en los aeropuertos en el que se incluyan las actuaciones a seguir para garantizar la urgencia de atención sanitaria a los viajeros, incluso en caso de sospecha o riesgo de infección?

  • ¿Qué medidas se propone tomar el Gobierno para garantizar una coordinación más rápida entre el Centro de Gestión Aeroportuaria y Sanidad Exterior?

  • ¿Ha contemplado el Gobierno la conveniencia de instalar en el mencionado aeropuerto una unidad sanitaria permanente preparada para tratar alertas infecto-contagiosas, por ser éste el que más vuelos recibe de los países donde se han registrado un mayor número de casos de este tipo de pandemias?

Palacio del Congreso de los Diputados

Madrid, 27 de octubre de 2014

Gaspar Llamazares Trigo

Diputado de IU

Deja un comentario