El TMA de Madrid “en pañales” de personal, tras diez días de la entrada en vigor de la Ley

0

El efecto inmediato de la ley 9/2010 que retira forzosamente a los controladores áereos mayores de 57 años sin que aún nadie haya explicado por qué razón se ha tomado esa medida de forma drástica y urgente, ha sido dejar en precario al centro neurálgico operacional del control aéreo español: el área terminal de maniobras de Madrid (Madrid TMA).

Y la consecuencia, sencilla, el resto de controladores aéreos deben asumir sus turnos de trabajo. Dicho y hecho. Con una escrupulosidad y precisión que raya en la mala leche, con diez días exactos y ni un minuto más, el departamento de recursos humanos de Madrid ACC ha publicado una nueva distribución de turnos y ha enviado algo más de un centenar de burofaxes para que nadie se despiste. Lo curioso del caso, es que el cuadrante de turnos de mayo ya había sido publicado el 6 de marzo. Desde entonces hasta hoy, los controladores habrán organizado su vida familiar y social como hayan podido y habrán cambiado turnos entre compañeros, algún fin de semana libre, comprometido algún viaje con la familia y algún que otro vicio de esos que suele tener la gente normal con familia y amigos. Bueno, salvo que un decreto inconstitucional pero legalizado con la firma del jefe del Estado y su posterior metamorfosis en una ley que ha tenido de todo menos consenso político le fastidie la vida sin saber aún para qué se ha hecho tanto ruido. Ahora lo que toca es rehacer la agenda. O mejor, mudarse al ACC. El ahorro en gasolina sería considerable.
Mientras tanto, Aena marea la perdíz de la negociación, amenaza con más reducción del sueldo y los controladores aguantan estoicamente. ¿Por qué?

Deja un comentario