“La caída de pasajeros en el aeropuerto de Lavacolla a quien debe preocupar es a AENA no a Santiago”

0

(AERONOTICIARIO SCQ Blog) Santiago de Compostela, SP, 15 de enero de 2014.- La polémica está servida y es que durante una tertulia radiofónica en el programa “Compostela en la Onda“, de la emisora ONDA CERO RADIO, la Portavoz de Gobierno y concejala del Ayuntamiento de Santiago de Compostela dejó una frase poco afortunada como la que pone título a esta noticia: “La caída de pasajeros en el aeropuerto de Lavacolla a quien debe preocupar es a su gestor Aena-Aeropuertos, no a Santiago de Compostela“.

Una polémica declaración que podría ser fruto de los nervios en una tertulia radiofónica donde se hablaba de la actualidad de la ciudad y entre otros temas se habló del aeropuerto de Santiago, su caída global de pasajeros en 2013 y el número de pernoctaciones en la ciudad. Confiando en un pequeño error o lapsus, se ha dado la oportunidad a la concejala en cuestión, María Pardo Valdés, hasta en tres ocasiones en las cuales no solo se ha reafirmado sino que además ha añadido que “AENA tiene mucho que decir en la evolución del tráfico aéreo, es Aena quien construye o amplía los aeropuertos, quien acomete las inversiones que después debe rentabilizar y es Aena quien fija las tasas aeroportuarias“. Hasta ahí todo bien y no falta a la verdad en dicha frase, pero luego termina diciendo que “función municipal es dar servicio a los ciudadanos y luchar por que dispongan de las mejores condiciones para desarrollar sus negocios o su tiempo de ocio, favoreciendo un entorno que dinamice económicamente la ciudad”.

Teniendo en cuenta estas declaraciones, queda patente pues que el aeropuerto de Santiago de Compostela es para la portavoz municipal un elemento totalmente ajeno a la ciudad, que no sirve como elemento de dinamización económica o de desarrollo de negocios ya que como ella misma ha indicado en sus declaraciones, el aeropuerto es competencia del gestor aeroportuario y la caída de pasajeros también. Una infraestructura de la que viven directa o indirectamente cientos de familias ya no solo en la capital gallega si no también en su comarca, es cuanto menos poco afortunado dejar entre ver que el aeropuerto no es generador de riqueza o de desarrollo económico. Una opinión que contrasta con otras declaraciones en las que si se registraban aumentos de pasaje o se anunciaban nuevas rutas, eran logros del Ayuntamiento de Santiago tal y como ella misma afirmaba en esos mismos micrófonos semanas atrás, sin mencionar para nada al gestor Aena-Aeropuertos.

En su intento por explicar y/o argumentar la frase de la polémica, la portavoz del Ayuntamiento de Santiago de Compostela ha añadido que “solo el 15% de los turistas de la ciudad lo hacen por vía aérea frente a otros que seleccionan otros medios para visitar la ciudad”. La cifra no es que sea baja si no que en cualquier sector turístico haría saltar las alarmas pero parece que está todo bien y que las pernoctaciones se han incrementado al igual que el pasaje internacional, algo que hay que especificar ya que pasajeros internacionales son todos aquellos que utilizan vuelos internacionales por lo tanto no significa que sean extranjeros.

Del mismo modo, María Pardo ha insistido en que “Lavacolla comienza 2014 ganando cuota de mercado en Galicia en pasajeros y mercancías, con 13 conexiones internacionales a nuestros principales mercados de origen, que esperamos ampliar durante el año, y con Ryanair manteniendo su compromiso con Santiago, sin subvención. Porque nosotros creemos en nuestra ciudad en su atractivo y en su oferta lúdica y cultural, que es la mejor forma de promocionarla y de atraer visitantes también a Galicia“.

Ya para finalizar, volver a insistir en que se ha planteado hasta en tres ocasiones la pregunta ¿Sigue pensando que es correcta su afirmación de que la caída de pasajeros en Lavacolla debe preocupar al gestor Aena-Aeropuertos y no a Santiago? y en las tres ocasiones ha declinado responder a dicha pregunta. Si cae el pasaje en el aeropuerto, cae también porcentualmente el volumen de turistas que llegan en avión, si desciende el número de turistas cae también el gasto que dejan en la ciudad así como las pernoctaciones, si este gasto disminuye se reducen los ingresos a las arcas públicas y si esto pasa, pues nada, a quien debe preocupar es al gestor aeroportuario español.

Deja un comentario