El mayor operador de helicópteros (Babcock) de España denuncia el Convenio Colectivo

Aviaciondigit@l

0

Mutxamell, SP.- La patronal que ocupa a casi 1.300 trabajadores del mayor operador de helicópteros de España, Babcock (antiguo INAER), ha denunciado el actual Convenio Colectivo en la empresa, en un momento especialmente delicado para los trabajadores, puesto que tras la “desaparición” en la práctica, según nos señalan algunas fuentes, de los Delegados del Comité de empresa, 7 de SEPLA, 2 de CCOO, 3 de UGT y 1 de SLT, estos profesionales se encuentran en una situación de manifiesta debilidad para negociar en estos momentos.

El sindicato mayoritario, SEPLA, ni UGT o CCOO, “se han dignado”, según informan trabajadores de esta multinacional, a la convocatoria de nuevas Elecciones Sindicales, pese a que el mandato expiraba el pasado 14 de marzo de 2017. La explicación es bastante sencilla. Estas mismas fuentes nos señalan el miedo cerval ante la irrupción del nuevo sindicato SLTA, que según algunos observadores podría irrumpir con inusitada fuerza en el nuevo Comité de Empresa, al pasar de 13 a 23 el número de Delegados Sindicales, puesto que la plantilla ha pasado a más de 1.000 trabajadores, tras distintos procesos de fusión que vienen arrastrados desde la época de INAER. En la práctica los sindicatos que ha heredado Babcock de INAER, están prácticamente desaparecidos del combate sindical. 

La falta de convocatoria de Elecciones, sitúa en una posición de debilidad a la masa laboral, pilotos, copilotos, TMAs, auxiliares… frente a la empresa en la negociación de un nuevo Convenio Colectivo, circunstancia que ha aprovechado lógicamente la patronal de capital británico, para intentar abordar cuestiones fundamentalmente de índole económica. Lógicamente lo intentará a la baja. El 31 de diciembre de este año vencía la vigencia del I CC actual.Las modalidades de contratación, clasificación profesional, progresión, jornadas, movilidad geográfica, etc… serán otras cuestiones que se van a abordar en esta negociación.

Detrás de todo esto está la pérdida de contratos de los servicios que presta la británica Babcock Mission Critical Services España SAU, en el ámbito público de incendios, helicópteros medicalizados HEMS o SAR, frente al nuevo competidor que ha surgido de la fusión de distintas empresas en el mercado como es Habock, o FAASA que recientemente absorbió a HASA.

Las Comunidades Autónomas, Ministerio de Agricultura, Fomento, etc…, contratantes públicos de estos servicios críticos de emergencias están en manos lógicamente de forma mayoritaria de este gran operador, hasta ahora, lo que las sitúa en una situación de vulnerabilidad si se produjera cualquier disrupción como consecuencia de la explosiva situación laboral en el mayor operador de helicópteros del país. Esta amenaza para los servicios esenciales lleva años larvándose, pero evidentemente una porción de responsabilidad tienen las administraciones contratantes, tras la pasada crisis, en la que los pliegos económicos de las licitaciones han llegado a inasumibles bajas que hacen evidentemente que la cadena de estos costes temerariamente bajos se transmita cada vez más críticamente a la propia operación, a la hora de las licitaciones.

La empresa sabe que el caos entre los trabajadores es una buena baza a jugar, y quiere ahora lógicamente clarificar el escenario para la composición de la Mesa Negociadora, en un momento en el que deberían haberse ya celebrado las Elecciones Sindicales que doten de representación precisa a los trabajadores. Para ello quieren definir las distintas Secciones Sindicales que intervendrían en la negociación. El bloqueo en la práctica del Comité de Empresa indudablemente ha estado haciendo flaco favor a los intereses de los trabajadores durante meses, pero ante la caducidad de su mandato y el vacío actual la situación se ha agravado. Las próximas Elecciones Sindicales clarificarían ese escenario y darían de nuevo fuerza a los trabajadores en la negociación que ahora se inicia frente a una empresa enorme en este crítico sector por los servicios que presta a la ciudadanía.

 

 

 

Deja un comentario