¿Para cuándo la Unidad Ibérica ante los incendios forestales de nueva generación?

Editorial

0

Oporto, PORT.- Si hay algo que a la mente de un geógrafo le resulte incongruente, es que pese a que uno viaje entre España/Portugal sin tener que para hoy en la frontera, los medios personales y materiales para la lucha contra los incendios forestales estén sujetos a la burocracia pese a que se trata de 2 naciones unidas en la piel de la Península Ibérica. Si resulta surrealista destinar 17 esfuerzos económicos, con distintos Pliegos tanto técnicos como Económicos a luchar contra los incendios en España, a través de eso de las Comunidades Autónomas (unas competencias absolutamente irracionales cuando de lo que hablamos es el medio ambiente).

El elevar esa escala a dos países de la UE, por aquello de la libre circulación de personas y capitales, no tiene sentido alguno. Todavía está un pronunciamiento a la eliminación de fronteras medioambientales ante las catástrofes dentro de la UE por las organizaciones ecologistas. El monte no tiene fronteras, y menos aún cuando está amenazado. No tiene sentido, y además, es antieconómico, y muy peligroso para personas y bienes este sinsentido más propio del pasado siglo XX, pero poco eficaz en pleno siglo XXI ante la amenaza de los Incendios de Nueva Generación.

La situación hoy invita a la reflexión

El sur de Europa continúa en alerta máxima tras un fin de semana marcado por terribles incendios forestales en Portugal y España. Las autoridades portuguesas luchan por controlar un gran incendio desatado hace tres días en la región de Algarve, donde ya han sido desalojadas un centenar de personas y al menos 15.000 hectáreas han sido arrasadas.

Se trata del primer gran fuego de esta temporada en Portugal. Desde que las llamas se declararon el pasado viernes, un total de 44 personas han tenido que ser asistidas, la mayoría de ellas son bomberos que necesitaron asistencia médica a causa del cansancio y del elevado calor, ya que trabajan con temperaturas superiores a 40 grados.

“Pese al descenso de las temperaturas, Protección Civil decidió ampliar la alerta por incendios forestales durante este lunes, ya que las autoridades portuguesas quieren evitar cualquier riesgo después de que murieran el pasado año más de 100 personas en dos grandes incendios”, cuenta la corresponsal de Euronews en Portugal. Filipa Soares.

En España, los dos últimos incendios declarados en Huelva, en Calañas y en Almonaster, han evolucionado este lunes favorablemente. El segundo ya no amenaza el Parque Natural de Aracena y Picos de Aroche.

Las autoridades sospechan que podrían ser intencionados por la proliferación de fuegos en los últimos días en la provincia.

Mientras tanto, medios aéreos trabajan en la extinción de un incendio forestal que se ha declarado en el interior de la provincia de Valencia.

Deja un comentario