Polémica por una denegación de embarque en Vueling

Aviaciondigit@l

0

Madrid, SP.- Una joven granadina a la que se le denegó en embarque en un vuelo de la compañía Vueling, provocaba una gran polvareda en Redes Sociales, centrado fundamentalmente en si cualquier tipo de indumentaria es apropiado para poder volar en una compañía. La compañía consideraba que la pasajera llevaba una vestimenta inadecuada para viajar. Se trataba de un body negro, falda negra y zapatillas de deporte. El body con bastante transparencia , objetivamente hablando. Aunque al principio le permitieron el acceso desde la puerta de embarque, luego le prohibieron entrar en el avión.

Pero luego la compañía alegó, tras la enorme difusión en RRSS, que el motivo fue el trato abusivo de la pasajera a las TCPs. La pasajera lo niega, e indica que aportó soluciones como ponerse un fular del que disponía. A esto la tripulación de cabina, indica la afectada, se negó. En el video publicado en twitter se puede apreciar la escena de tensión generada...

Por su parte FACUA parece que le diera la razón a la pasajera y ha presentado un denuncia ante AESA, ya que indica que según la normativa la denegación de embarque se puede dar por “razones de salud o de seguridad o la presentación de documentos de viaje inadecuados, motivos que no se dan en este caso”, también apuntan a una “discriminación de carácter machista”.

En la detallada información publicada por El País, que es quien se ha hecho eco de esta noticia, plantea algunos de los casos de denegación de embarque por motivos similares. Accede aquí a la información de El País

La interpretación de las condiciones de transporte de viajeros de la compañia Vueling, está sujeta a numerosas interpretaciones, aunque no explícitas sobre la denegación de embarque… “en razón de la conducta, estado, edad o condición mental o física del pasajero”, “para evitar daño, incomodidad o molestias graves a otros pasajeros o a la tripulación”. Es decir la interpretación sobre la incomodidad o molestias a otros pasajeros.

Estos son los datos, y suyas, las conclusiones.

Deja un comentario