Salgado denuncia a Fomento por pactar los salarios de los controladores ‘a escondidas’

0

Fomento, que ayer criticaba los elevados sueldos de los controladores aéreos, lleva años abonándolos religiosamente, incluidas las horas extra, sin la aprobación de la Comisión Interministerial de Retribuciones e incumpliendo “de manera sistemática” la normativa salarial del personal de la administración. La denuncia no es sospechosa. Procede de un informe del Ministerio de Economía, que recuerda que el último año en que la Comisión de Retribuciones dio luz verde a la masa salarial de los controladores aéreos fue 1999.

“Al igual que en ejercicios anteriores, Aena sigue incumpliendo de manera sistemática la normativa en materia de retribuciones de personal. No ha presentado solicitud alguna ante la Comisión Ejecutiva de la Comisión Interministerial de Retribuciones (Cecir) para la aprobación de la masa salarial referida al personal incluido en el ámbito de aplicación del convenio colectivo de controladores”, expone con toda crudeza el último informe de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), dependiente del departamento de Elena Salgado.

De hecho, el informe, publicado hace apenas un mes y que supervisa las cuentas del sector público empresarial, pone de manifiesto el descontrol experimentado por las retribuciones de los controladores aéreos en la última década. Y es que el IGAE subraya que la retribución media por controlador ascendió en 2007 a 304.874 euros, lo que “excede en 210.316 euros a la que resultaría de actualizar con los correspondientes IPC anuales la retribución de 1999, que fue la última aprobada por la Cecir”. Según los datos aportados en el Congreso por José Blanco, titular de Fomento, el salario anual medio estaría hoy en 334.000 euros anuales.

Fuentes de Aena explicaron a El Confidencial que tampoco en 2008 y 2009 se ha remitido la información a la Cecir. “Los datos expuestos por la Intervención del Estado son una muestra más de que es urgente reconducir la situación, para que esos salarios estén acordes con las retribuciones sector público. Desde 1999, los aumentos en las percepciones que se dieron por los cambios en las condiciones de trabajo de los controladores hacen que se salgan de cualquier margen. Por eso no se ha remitido a la Comisión de Retribuciones”, subrayan estas fuentes.

El peso de las horas extra

El exceso de horas extra ha provocado en estos años que la parte variable del salario de los controladores iguale y hasta supere a la retribución fija. “Gran parte de la diferencia deriva del concepto Acuerdos con el colectivo de control. Estos acuerdos se firmaron para poder satisfacer las necesidades afloradas por los incrementos de tráfico y han llegado a tener el mismo peso que el resto de retribuciones del colectivo de controladores aéreos“, sostiene el IGAE. Con una más que inquietante adenda. Y es que estos incrementos “están incidiendo significativamente en la tarifas de ruta, que en 2008 fueron las más caras de Europa”.

Blanco estima que los sueldos de los controladores aéreos son responsables del déficit de 300 millones de los servicios de navegación en 2009. “No es posible que tengamos 713 controladores que cobren entre 340.000 y 540.000 euros”, advirtió el titular de Fomento en la Cámara baja, subrayando que el Estado “no puede pagar a precios de oro las horas extra”. La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), que agrupa al 95% de los 2.400 controladores en plantilla, lamentó la campaña de desprestigio público puesta en marcha contra el colectivo por el Ministerio de Fomento y aseguró temer por la integridad física de sus profesionales.

En todo caso, Blanco tendrá trabajo para acotar el problema, en tanto el exceso de horas extra es un problema que no sólo afecta a los controladores. El IGAE subraya que esta práctica es habitual en Aena, donde “se ha sobrepasado muy ampliamente el importe autorizado para horas extraordinarias, aunque la significación y relevancia de este incumplimiento legal no es comparable" al de los controladores.

Deja un comentario