Tras 5 años de gestión Librero en AESA: La Inspección salta por los aires

0

Madrid, SP.- Fue Ana Pastor como Ministra de Fomento y hoy Presidenta del Congreso de los Diputados, la que tomó la decisión de nombrar como Secretaria General de Transportes a Doña Carmen Librero Pintado. Fue una decisión entonces criticada por los profesionales, no sólo por los controladores aéreos de Aena, también pilotos, también otro personal, y personas conocedoras del ámbito aeronáutico que no compartían en absoluto ese nombramiento, ni entiendan ni entienden hoy exactamente la motivación de éste. Esa es con precisión la responsabilidad de la Ministra que tomó la decisión del nombramiento.

Desde un punto estrictamente aeronáutico y técnico nombrar como responsable jerárquica directa del Ministerio, de la regulación (DGAC) y supervisión e inspección (AESA) del sector aéreo español, a alguien que como Directora de Navegación Aérea tenía en su “hoja de servicios” 47 cuasicolisiones en el espacio aéreo español (2010) durante su responsabilidad en la prestataria de estos servicios, en una empresa pública de nombre AENA, aparentemente no era lo más conveniente y se trató de una decisión exclusivamente política. Pero además podría convenirse que internacionalmente fuera inconveniente para la credibilidad de nuestro sistema aéreo, cuando pese a que se procuró no trascendiera, Eurocontrol, por ejemplo, ya tenía publicados esos datos. Otro tipo de consideraciones serían desviarnos de la cuestión principal en este momento.

captura-de-pantalla-2016-12-16-a-las-18-41-40La Sra.Librero ascendió de directora de Navegación Aérea con el PSOE en el poder de Pepe Blanco como Ministro, a Secretaria General de Transportes con el PP de Ana Pastor. Actualmente según nota de Fomento hace unos días Iñigo de la Serna, ratificaba en su cargo a Doña Carmen. La Sra.Librero es tras el propio Ministro que la ratificó, y el Secretario de Estado (Gómez-Pomar) como superior jerárquico suyo, la tercera en la línea de poder de ese Ministerio, y cuya competencia incluye la gestión de AESA. La decisión de la ratificación de nuevo ha sido política, aunque algunos incluso llegaron a hacerla ministrable en los mentideros de la Corte en algunos momentos… Incluso sonaron OACI o la propia Secretaría de Estado. Todo rumores finalmente.

Pues bien ahora son los propios funcionarios de AESA, entre cuyas funciones está la Inspección nada menos (y entre ellos los propios Ingenieros que constituyen FEDECA) para garantizar la seguridad de las operaciones aéreas, los que cuestionan por decirlo suavemente, la objetividad técnica en la tramitación de actas de inspección, su tramitación en función de supuestos intereses, señalan ellos, no AD, de grandes corporaciones, Aena, Enaire y diferentes compañías aéreas. La denuncia es tan demoledora viniendo de los propios funcionarios como alarmante para el contribuyente, e inaudita para el pasajero del transporte aéreo.

Esto nos trae a la cabeza evidentemente a aquel ya mítico Elliot Ness, el Inspector de Vuelo del Estado, D.Javier Aguado del Moral, que entre sus múltiples denuncias planteadas durante años, y que le supusieron un evidente sacrificio personal, señalaba una letra (que hizo llegar a las máximas responsables de Fomento durante años) que parece que ahora casa perfectamente con esta música que viene de dentro de AESA tras 8 años de su creación con esta denuncia. ¿Tan poco han cambiado las cosas?

Un comunicado conjunto CSIF FEDECA, al que AD ha tenido acceso, señala que están más que hartos de que los jefes estén supuestamente para defender los intereses de las grandes corporaciones, AENA, ENAIRE y diferentes compañías aéreas, “sin otra responsabilidad que hacer que los inspectores saquen las actas según sus deseos“, defendiendo denuncian o perciben supuestamente, los interés de estas corporaciones, y “no los intereses generales los de todos los ciudadanos” por lo que lanzan este comunicado con la intención de levantar el ánimo y la ética en AESA, nos señalan algunas fuentes. En definitiva se trata de una denuncia ante la imposibilidad del ejercicio del sagrado mandato del empleado público respecto a la función pública, en este caso dentro de la misma Agencia que debe velar por la seguridad de las operaciones aéreas en España.

COMUNICADO DE CSIF-FEDECA
Estimados compañeros.

Son notorias las quejas de inspectores de esta Agencia en la que nos expresan que diferentes propuestas de suspensiones y limitaciones de autorizaciones y expedientes sancionadores no son tenidas en cuenta por la superioridad de AESA. El resultado es que, presuntamente no se procede a su tramitación administrativa o ésta se realiza en unas condiciones más favorables para los infractores de lo que el inspector inicialmente ha propuesto.

La autoridad del inspector es la base de la inspección y supervisión, labor troncal de la Agencia. Una inspección aeronáutica eficiente y de calidad es la base de una AESA eficiente y de calidad y por tanto de un sector Aéreo correctamente supervisado. La labor de los inspectores y del resto de personal de base de Agencia da sentido a su existencia. Los ciudadanos nos financian y nos invisten de autoridad y medios precisamente para eso. Toda la organización debería servir a esos intereses y no a otros.

Os animamos a que no os quedéis de brazos cruzados viendo como vuestro trabajo cae en el olvido y os invitamos a que nos comuniquéis los expedientes concretos que, entendéis que se paralizan o que quedan suavizados a fin de no causar perjuicios a los infractores o cualquier otra circunstancia que creáis no actúa en ese sentido estricto de servicio al ciudadano. Una vez recibida la notificación, procederemos a solicitar las oportunas explicaciones a la dirección de AESA y a emprender las acciones que creamos necesarias. Sabemos que vuestra labor se realiza de manera profesional, escrupulosa e intentando hacer que se cumpla la legislación, teniendo que sortear las múltiples dificultades que la actual estructura de AESA presenta al mismo.

No se trata ni mucho menos de causar perjuicios contra nuestros superiores, que no dejan de ser compañeros nuestros que también sufren la presión de su cadena de mando y a los que también hacemos extensiva la invitación. Únicamente pretendemos evitar que esa presión termine en los más débiles y con más responsabilidad, los trabajadores de base, los inspectores, instructores, personal administrativo, etc. quienes, además de realizar el trabajo, en muchas ocasiones y sobre todo en la labor de inspección, son los que soportan la responsabilidad, siendo el resto de la maquinaría de la Agencia, de soporte a su labor. Esta es una realidad que a veces se olvida.

La unión hace la fuerza como colectivo. No podemos esperar que la situación de AESA mejore quedándonos con los brazos cruzados cuando lo que debemos hacer, que es defender nuestro trabajo, arduo, difícil y mal pagado, pero al que no renunciamos sino todo lo contrario, exigimos que se haga con las máxima garantías para hacer honor a nuestro deber como funcionarios públicos.
Un saludo.

Comunicado conjunto CSIF FEDECA

Deja un comentario