Un análisis económico muestra que COVID-19 es una amenaza existencial para el negocio aeroportuario

0

ACI, SP.- El análisis económico realizado por el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI) World ha encontrado que, a nivel mundial, se prevé que la pandemia COVID-19 eliminará dos quintos del tráfico de pasajeros y casi la mitad de los ingresos de los aeropuertos en 2020.

En un  boletín económico  publicado hoy, ACI World predice que el tráfico global de pasajeros cercano a dos quintos (38.1%) se perderá en comparación con la cifra prevista anterior a COVID-19. Esto equivale a 3.600 millones de pasajeros en términos absolutos.

Este déficit en el número de pasajeros y la cancelación de vuelos continuarán reduciendo los ingresos. Si bien se esperaba que la industria generara alrededor de $ 172 mil millones (cifras en dólares estadounidenses), ahora se pronostica que podría perder alrededor del 45% o más de $ 76 mil millones para fines de este año.

Una disminución drástica de tal magnitud para la industria aeroportuaria mundial representa una amenaza existencial“, dijo la directora general mundial de ACI, Angela Gittens.

Se necesita una respuesta de política económica rápida, efectiva y equitativa por parte de los gobiernos para proteger millones de empleos, proteger las operaciones esenciales y brindar a la industria la mayor oportunidad de capear la tormenta y recuperarse rápidamente.

La industria aeroportuaria mundial ya se ha enfrentado a pérdidas multimillonarias en el primer trimestre de 2020, pero ahora se prevé que el impacto de COVID-19 se extenderá no solo al segundo trimestre de 2020 sino también a la segunda mitad del año”.

La mayoría de los expertos en la industria del transporte aéreo están de acuerdo en que la recuperación puede demorar entre un año y 18 meses en alcanzar los niveles de tráfico anteriores a la crisis y la industria puede no registrar nuevamente los volúmenes de tráfico anteriores a COVID-19 antes de finales de 2021

Se requiere una respuesta de política económica para salvaguardar las operaciones esenciales del aeropuerto, proteger millones de empleos en todo el mundo y asegurar la supervivencia de la industria y sentar las bases para una recuperación justa ”.

A medida que los ingresos continúan contrayéndose rápidamente, los aeropuertos están tomando todas las medidas posibles para preservar la estabilidad financiera. Si bien los aeropuertos tienen altos costos fijos e inevitables, están reduciendo, al mínimo, los costos variables al cerrar porciones de infraestructura, posponer los gastos de capital y abordar los costos de personal. Estas decisiones difíciles no se toman a la ligera, pero son necesarias en respuesta a la crisis que enfrenta la industria.

En cuanto a las perspectivas de recuperación, ACI cree que es razonable prever una recuperación más rápida en el tráfico nacional de pasajeros. Sin embargo, en el caso del tráfico internacional de pasajeros, la recuperación tomará más tiempo, ya que cualquier vuelo internacional implica permisos recíprocos, mientras que varios Estados emergerán de la crisis actual en diferentes momentos con un ritmo variable de relajación de las restricciones recientemente impuestas.

Deja un comentario