Un drone localiza un caza bombardero del Escuadrón Perdido en Groenlandia

Aviaciondigit@l

0

Pasadena-CA, USA.- Un avión P-38 Lighting de la Segunda Guerra Mundial, desparecido hace 70 años cuando se dirigía de EEUU a Gran Bretaña fue localizado bajo un profundo glaciar de Groenlandia. Este avión pertenecía al denominado “Escuadrón Perdido”, compuestos por dos bombarderos B-17 y seis P-38 cuando se perdió contacto con todos ellos en julio de 1942. Un fuerte tormenta pudo haber provocado el desenlace cuando sobrevolaban Groenlandia. Un empresario californiano, Jim Salazar,  señalaba que fue el pasado 4 de julio cuando fue localizado a más de 300 pies bajo el hielo, para lo que habían usado una antena de radar que introdujeron en el hielo que había sido instalada en un drone. A partir de ahí, la aeronave no tripulada fue escaseando la zona del glaciar donde se habrían detectado partes del avión enterradas en 2011.

Posteriormente el equipo de tierra usó una sonda térmica para derretir el hielo, t se cubrió con aceite hidráulico el avión enterrado debajo.

La ruta de la “bola de nieve”

En 1992 ya había sido descubierto otro P-38 de este Escuadrón, siendo posteriormente restaurado e incluso puesto en vuelo y bautizado como “Glacier Girl”

La “Snowball Route” unía distintas bases aéreas secretas en Terranova, Groenlandia e Islandia en el camino al reabastecimiento y suministro a Gran Bretaña. Cientos de aviones cubrieron esta ruta llevando aviones de guerra, pilotos , equipos y suministros para la planeada ocupación de una Europa ocupada por los nazis.

Los ocho aviones del Escuadrón Perdido se vieron sorprendidos por una severa tormenta y se vieron obligados a intentar el aterrizaje sobre la superficie del glaciar en la Bahía de Koge al Sureste de Groenlandia.

Salazar indicó que el área era conocida por los pilotos como Piteraq Alley debido a su tendencia a engendrarse severas tormentas de nieve que podían surgir en cuestión de minutos (“pitearq” en el idioma inuit)

La propia expedición actual fue inmovilizada durante tres días recientemente.

Este caza ahora re descubierto era un P-38 Echo que pilotaba el Teniente Coronel de las USAF, Robert Wilson. Tanto él como otros pilotos fueron rescatados del hielo, pero otros soldados estadounidenses no fueron tan afortunados.

Algunos llaman a la zona “El Triángulo de las Bermudas” de Groenlandia ya que su meteorología cambia en cuestión de minutos. Salazar, que es piloto, señala que se puede entender claramente cómo había tantas dificultades en ese área.

Desde 2011 Salazar se ha centrado en el empeño de buscar al Escuadrón Perdido a través de una Organización sin ánimo de lucro, Arctic Hot Point Solutions, que confundo con su colega Ken McBride. Cada expedición, que se realiza en Verano, tiene un costo aproximado de entre 300.000-450.000$. La mayor parte de la aportación proviene de Salazar, dueño de un negocio de maquinaria en Pasadena-CA.

Tras identificar con un drone la ubicación aproximada del Escuadrón, un equipo en tierra confirmó el hallazgo del avión enterrado. Ahora esperan recuperar el P-38 Lightning con dos timones de dirección, de los que sólo unos 10 se conservan en huesos de todo el mundo, y unos pocos siguen volando. Los drones son una importante ayuda gracias a que disponen de un radar de penetracón terrestre, y ahora están intentando localizar al anfibio Grumman J2F-4 “Duck” que también se supone estaría por la zona, perteneciente a los Guardacostas de los EEUU, y que desapareció en noviembre del mismo 1942 en ese mismo glaciar. Se trataba en este caso del equipo SAR de la tripulación de un C-53 Skytrooper operado por los EEUU Army Air Corps. Nunca se recuperaron los cuerpos de los tres militares a bordo.

Si todo va bien y la metes lo permite, el Equipo de Salazar trabajará en tres aviones el próximo verano y en la recuperación del P-38 recientemente encontrado, así como en el del Duck y el C-53. En el caso de éste último, se supo por contacto radio que habían sobrevivido al accidente, pero nunca pudieron ser rescatados. “Nuestra intención es repatriarlos…” señaló Salazar.

 

Deja un comentario