Un prelucido Padre Putativo de la Patria, de apellido Simancas, alerta ahora sobre la privatización de AENA

0

Madrid, SP, 29 de agosto de 2014.- El tal Simancas, de la casta de los Padres Putativos de la Patria, PPP, que según el diccionario es aquel "que tiene por padre, hermano o cualquier otro familiar sin serlo". Este es el caso de este diputado. Padre de la privatización de AENA, o defensor junto al íncrito Pepe Blanco, y que ahora repudia a su vástago, como si el contribuyente se moviera entre la amnesia y la estupidez continuada. Pero ese partido ya se terminó hace tiempo, y ya no cuela. Este señorito que pulula por el Congreso, no puede ahora erigirse en autoridad alguna a la hora de hablar de la piedra que lanzaron cuando estuvieron en el Gobierno de la Nación. ¿No era entonces una venta a la que llamaban "liberalización"?. A partir de esa premisa todo lo que viene después, y que intenta aplicar o achacar el PP, no hace más que corroborar la pantomima en la que se ha convertido la política española. Ya no son PPSOE, sino evidentemente encaja mejor la nueva denominación de PPP. Aunque "putativo" suene tan mal en español, realmente el fondo que esconde es aún peor… Por cierto ¿sabe alguien dónde están los 15.000 millones de déficit? Ni unos ni otros son capaces de explicárselo al contribuyente o a los trabajadores del Ente Público. Por algo será.

Sólo hay que cambiar el sujeto activo del discursillo de Simancas, donde pone PP poner PSOE, para evidenciar lo que es vox populi… Connivencia a gran escala.

El PSOE acusa al Gobierno de malvender Aena "a precio de saldo y a empresas afines"

MADRID, 28 Ago. (EUROPA PRESS) –

El PSOE ha acusado al Gobierno de malvender Aena "a precio de saldo" y a "empresas afines" en una operación diseñada "a medida", tras conocer que el Ejecutivo está dispuesto a aceptar ofertas a partir de 3.400 millones de euros.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz socialista de Fomento en el Congreso, Rafael Simancas, lamentó que se hayan "cumplido los peores temores" que desde el PSOE se venían advirtiendo, tras analizar los pliegos de la licitación para crear un 'núcleo estable' de accionistas con hasta un 21% del capital.

Simancas calificó de "precio ridículo y de saldo" que el Gobierno busque ingresar entre 1.700 y 2.000 millones de euros por el 21% del capital, cuando en 2010, con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, se valoró AENA en 16.000 millones de euros, operación y valoración que fue "descalificada y criticada por el PP".

Asimismo, criticó la "arbitrariedad" a la hora de seleccionar a los inversores de referencia en base a la credibilidad, "un concepto subjetivo", que encierra, en opinión de Simancas, una selección "en función de la afinidad política"

Además, calificó de "engaño" el hecho de que se exija a las empresas participantes ofertar un precio máximo "al que después no tendrá que hacerse frente", ya que el precio final será el que se fije en la OPV para los inversores cualificados, así como que solo se establezca el compromiso de inversión de un año.

En su opinión, que esta operación no sea simultánea a la salida a Bolsa supone "una trampa" en el procedimiento, que puede llevar a "una rebaja sustancial del precio" de las acciones sustancial y que puede mermar la confianza en la OPV.

También lamentó que se eleve el máximo para adquirir capital por cada inversor –del 7% al 11%– con lo que supone conceder "un mayor peso" a los inversores en los planes estratégicos del ente con "un accionariado fraccionado".

TEME QUE SE PRIVATICE EL 60%.

Por otro lado, mostró su temor a que la privatización de Aena suponga en una segunda fase la entrada de capital privado hasta el 60% en la empresa pública, tal y como planteó el Ejecutivo inicialmente.

En este sentido, aseguró que el control público por parte del Estado de la red "no está asegurado", lo que supone "un mal negocio" para el país que tiene en los aeropuertos un punto estratégico para la cohesión territorial, la movilidad y la entrada de turistas a España.

Preguntado por el modelo de Aena que defiende el PSOE, que planteó un proceso de privatización del 49% cuando gobernaba Zapatero, Simancas explicó que la licitación de la explotación de aeropuertos como Barajas o El Prat que se planteó entonces tenía como objetivo "hacer caja" en un momento en el que España necesitaba de financiación, pero siempre garantizando la titularidad pública y el control del Estado.

En este sentido, dejó claro que "esa necesidad ya no existe", ni las circunstancias actuales son las mismas que las dificultades de hace cuatro años.

Finalmente, aclaró que la red de Aena globalmente es "rentable", ya que no cuesta un euro a los españoles". Por ello, defendió que "merece la pena" financiar con las ganancias de los mayores aeropuertos aquellos que son claves para la cohesión de algunos territorios como los de las islas.

Deja un comentario