Flying Carpet: Embarque rápido para aerolíneas

Vlad Kolesnik

0

San Petersburgo, RUS.- Hace nueve años, Rob Wallace, un ingeniero de diseño y un viajero frustrado de Australia, estaba seguro de que había encontrado una solución al problema del lento y tedioso proceso de embarque en los aviones. El único problema fue que no podía encontrar ninguna aerolínea para darle una oportunidad. “Conservadurismo innato” fue la única explicación que él encontró para que ninguna aerolínea quisiera probar una idea que les podría ahorrar millones de dólares por año. “Es como la gallina y el huevo—nadie quiere ser el primero”, dijo Wallace.

Pero finalmente Wallace tuvo la oportunidad de acercarse a las aerolíneas con la ayuda de Vlad Kolesnik, un investigador de la Universidad estatal de San Petersburgo de la aviación civil en Rusia. Kolesnik ayudó a organizar las tres pruebas del sistema de embarque “Flying Carpet” de Wallace en el aeropuerto de Pulkovo en San Petersburgo para la aerolínea siberiana “S7 airlines”. Las pruebas de este sistema fueron parte de una serie ya planificada de 62 pruebas de diferentes sistemas de embarque. El “Flying Carpet” resultó ser el sistema más rápido; una de las pruebas rompió la barrera de 10 minutos durante del embarque de 151 pasajeros en un Airbus A320.

Kolesnik cree que el tapete tiene el potencial para obtener mejores resultados.“Por supuesto, si el tapete fuera más famoso y todo el mundo supiera qué hacer y por qué lo usamos, el tapete mostraría resultados de 10 minutos o menos por 180 pasajeros”, opinó Kolesnik.

Para ejemplificar, en 2013 Spirit Airlines se jactó de haber podido embarcar un A320 en sólo 20 minutos, aproximadamente 10 minutos más rápido que las otras aerolíneas más conocidas como American o US Airways, según un artículo de Forbes.
Cómo funciona el “Flying Carpet”

captura-de-pantalla-2016-12-14-a-las-11-58-30

El tiempo de embarque importa

A las aerolíneas les importa enormemente el tiempo de embarque porque cada segundo que un avión gasta en la puerta cuesta dinero.
Wallace calcula que ahorrar un minuto equivale aproximadamente $40. Mientras que puede no parecer mucho, si una aerolínea ahorra 5 minutos por un vuelo y opera 100 aviones, cada seis vuelos de corta distancia por día representan $36 millones por año. En toda la industria es aproximadamente $ 4 mil millones anualmente.

Los ahorros son importantes aún más considerando que el tiempo de embarque sólo ha ido aumentando. La investigación de Boeing muestra que toma el doble de tiempo para abordar un avión hoy como lo hizo en 1970, pasando de 18-20 pasajeros por minuto en 1970 a 9 pasajeros actualmente.

Una variedad de factores ha contribuido a esta tendencia. La primera es que las cuotas de equipaje facturado ahora son comunes y significan más equipaje de mano. Éste bloquea los pasillos y toma tiempo para atestar en los compartimentos superiores. Además, los vuelos actualmente llevan a más gente. En 1990 los aviones llevaban generalmente 65-70 por ciento de la cantidad de personas que ahora transportan.

Los próximos pasos
Con esas tendencias, que no parecen cambiar por sí solas, el tapete mágico ofrece una solución prometedora. Wallace dice que está esperando que los resultados positivos atraigan la atención de los otros aeropuertos y aerolíneas.

Idealmente, le gustaría probar el tapete en otros países con los tipos diferentes de pasajeros para ver si los resultados van a ser iguales. A él le gustaría ver si su método con más exposición, explicación adecuada y señalización puede abordar 180 pasajeros en menos de 10 minutos como Kolesnik predice.

Deja un comentario