AENA recuerda a Iberia que Barajas le cuesta la tercera parte que Heathrow

0

AENA ha facilitado una comparativa de las tasas que las aerolíneas pagan por operar en los principales aeropuertos europeos, en la que se muestra que Barajas y El Prat son un 50% más baratos que la media de aeródromos similares. La empresa pública señala que Heathrow es la terminal más cara y multiplica por 3,3 o más los precios de Barajas. (A.Ruíz del Arbol/CINCO DIAS)

AENA y el Ministerio de Fomento todavía se muestran heridos por el dardo envenenado que el pasado día 12 lanzó en el Congreso de los Diputados el presidente de Iberia y de IAG contra el nuevo modelo aeroportuario aprobado a instancias del Gobierno. Antonio Vázquez criticó que en el futuro se mantenga la estructura de red entre los 47 aeródromos de AENA de manera que "Iberia, pagando tasas en Barajas o en El Prat, tenga que subvencionar el mantenimiento de los aeropuertos deficitarios de la red pública".

La empresa que preside Juan Lema ha elaborado un estudio con datos facilitados por IATA en el que se analizan los costes que las compañías aéreas tienen que asumir por aterrizar, hacer escala y despegar en cuatro aeropuertos europeos comparables a Barajas y en otros cinco similares a El Prat en número de pasajeros.

Del análisis se demuestra que, incluso incluyendo la subida de tasas aprobadas por el Parlamento español para el ejercicio de 2011, los aeropuertos de Madrid y Barcelona son un 50% más baratos que la media de las instalaciones similares en la Unión Europea.

A fin de dar una réplica más precisa a las acusaciones de subvenciones cruzadas en la red española formuladas por Antonio Vázquez (en su condición de presidente de IAG, y por tanto representante máximo de la fusión de Iberia y British), AENA incluye en su estudio una comparativa directa entre las tasas que las aerolíneas pagan por operar en el aeródromo de Barajas y en el londinense de Heathrow.

El informe de AENA analiza los costes totales por cada escala de aviones de 63 toneladas, con una ocupación de 115 pasajeros. En el caso de Barajas, para un vuelo cuyo destino u origen se encuentre en el espacio económico europeo (incluye los países de la UE, más Suiza y Noruega) el precio a pagar por la escala sería de 1.376 euros frente a los 6.519 euros que tendrá que abonar en Heathrow. Para un vuelo extracomunitario las diferencias son muy superiores: mientras que en el aeropuerto de Madrid el coste total a pagar es de 1.787 euros, en el aeropuerto londinense el precio se eleva a 14.408 euros; esto es, 8 veces más.

A la vista de estos datos, fuentes cercanas a AENA señalaron que en el seno del nuevo gigante de la aviación IAG, el impacto económico de las operaciones en Heathrow, como base de operaciones de British Airways, "tiene que resultar mucho más preocupante" que el que han de soportar en Barajas, como base de operaciones de Iberia.

El estudio elaborado por AENA, compara los precios de operación que pagan las aerolíneas entre El Prat de Barcelona, con sus 27,3 millones de pasajeros en 2010 y otros cuatro aeropuertos de tamaño similar. Se trata de Roma-Fiumicino (33,8 millones de pasajeros), Múnich (32,6 millones), el de París-Orly (25,1 millones) y Londres-Gatwick (32,3 millones).

En esta comparativa es también el aeropuerto londinense el que tiene unos precios por escala mayores con 4.497 euros para los vuelos intracomunitarios y 12.383 para los extracomunitarios. El aeropuerto de Barcelona es, también en este caso, el más barato. Para los vuelos entre aeropuertos de la Unión Europea (más Suiza y Noruega) ofrece un precio por escala de 1.635 euros. En el caso de las rutas extracomunitarias el precio a pagar por cada avión es de 1.987 euros.

El aeródromo con tasas más económicas, tras El Prat es Roma-Fiumicino con una tarifa de 2.424 euros para vuelos comunitarios y de 2.790 para vuelos fuera de la UE. Múnich ofrece tarifas de 3.027 y 3.060 euros; París-Orly de 3.480 y 5.561 euros y Zúrich de 3.915 euros tanto para vuelos comunitarios como extracomunitarios.

Las críticas de Vázquez aún levantan ampollas

El presidente de Iberia y de IAG se rebeló contra las subvenciones cruzadas en la red de aeropuertos españoles el pasado 12 de abril durante una intervención en el Congreso de los diputados que ha levantado ampollas. Antonio Vázquez exigió "que cada palo aguante su vela", tras valorar que las 47 instalaciones de la red de AENA repartidos por la geografía española "son muchas, una barbaridad".

El presidente de Iberia se opuso a que "de los honorarios de Barajas salgan subsidios para otros aeropuertos" y se cuestionó si "estos subsidios" deben venir de las compañías aéreas cuando se destinan "a financiar costes de un aeropuerto que no tiene sentido económico". Otro mensaje que Vázquez quiso dejar en el ánimo de la Cámara fue el de la oposición de la primera aerolínea española al encarecimiento en un 8,8% de las tasas aeroportuarias para el ejercicio de 2011. Resaltó que la rebaja de las tasas de navegación se ha visto compensada con creces porque "se ha producido un aumento más que notable del resto de los precios". Calculó que el incremento ha sido del 17% en Barajas y del 11% en El Prat. "Esto mina la capacidad de competencia como aeropuerto y como compañía", según Vázquez, quien recordó la importancia que ambos aeropuertos tienen para la operación de Iberia.

Deja un comentario