Washington, USA.- La FAA ha emitido un nuevo NOTAM prohibiendo a las aeronaves estadounidenses sobrevolar un área específica del espacio aéreo libio.

El aumento de las tensiones asociadas con el conflicto actual por el control de la capital, Trípoli, preocupa seriamente al gobierno. Las fuerzas del Libya National Army  (LNA) han iniciado acciones destinadas a tomar el control de Trípoli, incluido el Aeropuerto Internacional de Trípoli, que de hecho ha sido bombardeado.

El grupo armado que actualmente controla la ciudad, Government of National  Accord (GNA), con el apoyo de las milicias, han respondido con ataques aéreos tácticos contra las fuerzas del LNA. El LNA ha declarado la zona como militar y amenaza con derribar los aviones que operen en el oeste de Libia.

Ambos grupos armados tienen acceso a sistemas avanzados de defensa aérea portátiles (MANPADS) y a artillería antiaérea. Representan un riesgo para las aeronaves, pero solo en altitudes por debajo de FL300 (aprox. 9.000 metros).

 Las fuerzas del LNA, sin embargo, tienen aviones de combate capaces de interceptar aeronaves a cualquier altitud de las utilizadas por los vuelos comerciales. Aunque las acciones militares de estos aviones se dirigirían contra naves del GNA, existe un riesgo para los aviones comerciales, como consecuencia de un error de cálculo o una identificación errónea.

Por ello se ha emitido el aviso que prohíbe los vuelos en el área al Oeste de los 17 grados de Longitud Este y al Norte de los 29 grados de latitud Norte en la zona aérea de Trípoli.

Deja un comentario