10.1 C
Madrid
febrero, miércoles 17, 2021

Ana Pastor quiere racionalizar el desmadre aeroportuario gallego

Nuestros monogáficos

Ana Pastor, ministra de Fomento.(PERIODISTA DIGITAL/Javier González Méndez).- El culebrón de los aeropuertos gallegos, la guerra de guerrillas por las líneas low cost, el teatral desgarre de vestiduras de los empresarios y la cruzada clientelar de los políticos autóctonos, de todas las ideologías y desde los cuatro puntos cardinales de Galicia, parece una serie de ciencia ficción de esas que intentan describir los orígenes de la extinción de la especie humana.

En las tres ciudades aeroportuarias de Galicia, su Alvedro, su Lavacolla y su Peinador, han dejado de ser simples aeropuertos susceptibles de ser sometidos a la prueba del algodón de su rentabilidad, y se han convertido en iconos sagrados por los que sus respectivos alcaldes, al frente de sus respectivos ciudadanos, están dispuestos a sacrificar hasta su última gota de sangre, el último euro de sus presupuestos locales y los euros que hagan falta de la anoréxica caja común de todos los gallegos.

Nadie quiere entender que la fiesta se acabó. Ciudadanos de A Coruña, de Santiago y de Vigo, que cada día se llevan a su casa la cesta de la compra algo más vacía, que digieren un nuevo familiar en el paro, que se acuestan con el run run de un ERE en su empresa o se les atraganta el litro de gasolina, se convierten en fanáticos "yihadistas" ante la mínima sugerencia de que le pueden tocar sus aeropuertos.

!Parece increíble, en estos tiempos en los que les están tocando permanentemente las narices! Pero es verdad. Lo confirma un simple repaso a los periódicos locales, los comunicados de las fuerzas vivas y los comentarios de las fuerzas anónimas al pie de las informaciones digitales.

Los gallegos lo quieren todo por duplicado o triplicado: puertos exteriores, universidades, aeropuertos y, si nos dejarán, ni siquiera un solo AVE, sino tres que uniesen directamente a Vigo, a Coruña y a Santiago con la capital del Estado.

La mecha que encendió Ana Pastor

Ha sido hacer una reflexión en voz alta la señora Ministra de Fomento, una sugerencia sobre un presente desolador y un futuro racionalizado de los tres aeropuertos gallegos, y el personal se ha levantado en armas, arden los periódicos y salta la temida "alarma social". Si esto no es un brote de locura colectiva, que resucite Freud para explicarlo.

Sólo en el último mes de febrero, el número de usuarios de El Alvedro descendió un 31,9% en usuarios, Peinador bajó hasta el 19´2% y Lavacolla mantuvo el tipo con un 9% de incremento. En vuelos operados, el aeropuerto de Vigo descendió un 21,1%, el de A Coruña un 11,1% y Lavacolla perdió el 14,9% de su movimiento. En toneladas de carga tampoco se pueden echar, precisamente, campanas al vuelo: Lavacolla disminuyó en un 18,1% y Peinador entró en barrena con un descenso del 60,5%. Con estas cifras, no hay lamentos de empresarios, proclamas patrioteras de alcaldes (emulando al célebre de Móstoles), ni cantos de sirena de periódicos que resistan un detector de mentiras.

Ruinosos aeropuertos como reclamo electoral

¿De verdad los aeropuertos aportan tantos votos? ¿Hay tantos ciudadanos abducidos por sus frívolos políticos locales? Los tiempos no están para que mil empresarios, tres mil ejecutivos, unos centenares de turistas accidentales y unos cuantos ciudadanos con alto poder adquisitivo, tengan un aeropuerto al lado de casa. Ni Feijóo, ni los alcaldes de Coruña, Santiago y Vigo, ni los presidentes de las Diputaciones, ni los empresarios, ni los patriótico-chicos ciudadanos que claman en sus respectivas ciudades, tienen fuerza moral para convertir algo tan superfluo en algo tan prioritario.

El desmadre aeroportuario gallego debería tener ya fecha de caducidad. El problema es si Ana Pastor tendrá ovarios para hacerlo. Ni más, ni menos, de los que han tenido sus compañeros/ras de gobierno (cada uno con sus correspondientes atributos) para racionalizar, reformar, recortar, como cada uno quiera llamarlo, sistemas absolutamente prioritarios como la Sanidad, la Educación y el terreno de juego laboral.

!Ya está bien de seguir jugando a los avioncitos!

- Publicidad -

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies