Seattle-WA, USA. Un avión tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en una remota isla de Alaska; posteriormente continúo su viaje y aterrizó sin inconveniente en Seattle, informaron las autoridades.
La nave de Delta Air Lines tuvo que aterrizar en la isla de Shenya, pero después siguió y llegó a salvo al Aeropuerto Internacional Seattle-Tacoma a eso de las 22:00 del lunes, dijo Drake Castaneda, un portavoz de Delta.

El vuelo original de Beijing a Seattle con 194 pasajeros fue desviado a una base militar en esa isla de Alaska debido a sospecha de problemas en uno de los motores.

Delta envió otro avión con técnicos, funcionarios de atención al cliente y nuevos tripulantes, para llevar al avión a Seattle.

Castaneda no respondió preguntas sobre cuál era el problema del motor I.

 

 

Deja un comentario