spot_img
spot_img
14.3 C
Madrid
abril, miércoles 17, 2024

Bielorrusia se ofrece a fabricar cazas para Rusia

No se ha formalizado todavía ningún tipo de intercambio de aeronaves entre países

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Florencia Amat / Aviación Digital, Sp. – Los lazos militares entre Rusia y Bielorrusia siguen apretándose cada vez más fuerte. Este 17 de febrero, los líderes de ambos países mantuvieron una reunión en Moscú en la que discutieron -al menos en la parte en la que la prensa estaba presente- sobre el desempeño militar conjunto de las dos naciones, así como de la cooperación económica y de seguridad.

En 2022, Bielorrusia cumplió todos los acuerdos firmados con Rusia en materia de defensa y seguridad. La permisividad de Minsk con Moscú y el creciente apoyo al Kremlin se ha materializado de diferentes formas, sin esconder en ningún momento su postura ante la invasión de Ucrania. El flujo comercial el año pasado entre países llegó a 50 billones de dólares, una cifra que no se había alcanzado hasta ahora.

¿Nuevos MiG-25? Lo más probable es que no

Una de las novedades en el plano militar se produjo en esta reunión, cuando el presidente Alexander Lukashenko aseguró que «Bielorrusia está preparada para producir MiG-25», siempre y cuando reciban una ayuda por parte de la Federación Rusa. El MiG-25 (desde la OTAN, Foxbat) voló por primera vez en 1964 y empezó a ser operativo en 1970, siendo anterior al MiG-31. Sería por tanto absurdo volver a comercializar algo obsoleto, a menos que se trate de MiG-25 bielorrusos modernizados por Rusia y entregados al país.

Esta última teoría no es la más extendida entre los que atendieron a la reunión. Lo más probable es que el presidente bielorruso se haya confundido con el caza Su-25, ya que en la reunión se refirió a una aeronave «de ataque» que se está desempeñando bastante bien en Ucrania. Ni Rusia ni Ucrania cuentan con MiG-25, lo que parece confirmar que fue un simple desliz de nombres.

MiG-25 (abajo) y Su-25 (arriba)

¿Cambio de estrategia?

Ya a principios de este mes, la Defensa de Ucrania advirtió de que el ejército ruso no había regresado a su país la flota desplegada en Bielorrusia para los simulacros conjuntos de aviación militar realizados a finales de enero. Aunque Bielorrusia rechaza implicarse directamente en la ofensiva ucraniana, sí que busca «coordinar fuerzas».

Ucrania, por su parte, sí que considera que Bielorrusia sea una parte activa de la guerra, lo que podría dar lugar en un futuro a una entrada más «visible» al conflicto. La táctica militar de Rusia últimamente se centra más en el combate tierra-tierra, en parte a su debilidad con respecto a Ucrania en lo que respecta a combate aéreo. Por eso, la declaración de Bielorrusia podría suponer la voluntad de Rusia de mejorar sus capacidades de ataque tierra-aire en un intento de ganar ventaja a su país vecino.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos