Buscando a Cascos desesperadamente

0

Cascos

La nostalgia de la época de Alvarez Cascos, hace que se le recuerde por algunos sectores como un excelente Ministro de Fomento, y más aún cuando se establece la siempre odiosa comparación con el actual. Pero a pesar de ello, el asturiano, ni tan siquiera fué llamado a consultas por los suyos sobre la cuestión de Iberia, y su absorción británica. Quizás, porque él jamás lo hubiese permitido en sus actuales términos, y su opinión no de para un sólo "RATO", sino para horas de profunda reflexión sobre lo que se está haciendo con la otrora compañía bandera. Mientras, la Comunidad de Madrid, asiste impávida a la diáspora de compañías con sede en la capital, y por lo tanto a la descapitalización aeronáutica de la tierra de Aguirre.

Un detalle curioso, pero no simplemente anecdótico es que en los aviones de Iberia ya no figura aquella leyenda de "Líneas Aéreas de España", estampada en su fuselaje. Es decir, el slogan que relacionaba la compañía con la piel de toro, ya es historia.
Por otra parte la época de Rodrigo Rato, fué la época del principio de la huida aeronáutica de la capital de España que ya hace bastantes años comenzaba Cargo Sur, Binter Mediterránea y Canarias, Viva, Aviaco, y numerosas empresas aún más pequeñas pero contribuidoras a enriquecer la Comunidad de Madrid. Tambien hubo un laudo con respecto a los pilotos de Iberia en aquella época. Pero ésto último es otra historia.
Si por algo se ha caracterizado Rato, según fuentes conocedoras de la reciente historia aerocomercial en Madrid, es precisamente porque coincidiendo con sus periódos de poder, la destrucción del empleo y empresas en el sector, ha ido paralela a su gestión relacionada directa o indirectamente, con éstas. Ello no desmerece la gestión que hizo en Economía y Hacienda, en una coyuntura global favorable durante aquellos años, pero demostraría según nuestro opinante que no existe un especial "feeling" entre el ex-ministro, y las compañías aéreas. Tambien Rato, contribuyó en cierta medida a la deslocalización de vuelos regionales, de su buen amigo Serratosa, y a su paso a la Comunidad Valenciana, donde se encuentra la sede social de la compañía, tras el acuerdo con Iberia, con Air Nostrum.
Más recientemente existe una evidente deslocalización en las compañías menores de Iberia, como es el caso de Vueling y su fusionada Clickair hacia el aeropuerto barcelonés de El Prat. Hasta aquí se trata de toda una historia de deslocalización de empresas del sector, a favor de comunidades autónomas periféricas.
Pero el último capítulo, al que Esperanza Aguirre no plantea ni tan siquiera cuestiones de fondo, en relación a los últimos movimientos del presidente de Caja Madrid, máximo accionista de Iberia, y los Consejeros satélites del antecesor en el cargo de presidente de la entidad, Sr. Blesa. así como del actual presidente de Iberia, Sr.Vázquez. Este último muy conocido por su gestión en el desmantelamiento de Tabacalera, que condujo a varios miles de trabajadores a engrosar las listas del paro. Desde el punto de vista de la cúpula gobernante entonces un trabajo aséptico y riguroso, eso sí, con un cierto coste social. Se desconoce lo que dicha operación le supuso personalmente a este Sr. como contrapartida a su fría y calculada actuación. Los más que grises nubarrones con respecto al empleo actual en Iberia, parece que se hacen densos y compactos, por el camino que emprendió paralela, pero sumisamente junto con British Airways.
Con este horizonte, no está claro quien tiene el poder en Iberia. Ni quienes son los títeres de intereses políticos de fondo en toda esta cuestión. Pero la figura que aparece, el hilo conductor del vaciamiento de empresas de este sector, o por decirlo de otra forma, el nexo tiene nombres y apellidos, y los dos empiezan por "R".
La persona que en opinión de expertos consultados podría poner un cierto orden en el expolio de Iberia actual sería la presidenta de la Comunidad, quien en opinión de las citadas fuentes "si estaría capacitada a poner rigor en lo que nos jugamos los españoles, siempre que se dejara asesorar por personas del partido, con conocimientos profundos en las compañías aéreas españolas". Eso hoy no está pasando. La misma fuente propone a Alvarez Cascos como presidente de Iberia, dado que tiene como ingeniero ciertas aptitudes para objetivizar cuestiones que requieren una mente tan fría y rigurosa como la que han empleado los responsables de British en toda la cuestión del acoplamiento entre las dos corporaciones. Los escollos los pone Rato, pero tambien Mariano Rajoy, que hacen la cama a la presidenta regional sobre esta cuestión, con una finalidad bastante clara en apariencia, la vuelta a la palestra como invitado especial de Rodrigo Rato, y sus nunca olvidadas aspiraciones dentro del partido. Todo esto supondrá que los ingresos de la Comunidad de Madrid, acaben viajando en la Iberia británica, a Londres, donde más de una mente pensante espera ansiosa ese paso.
Otro personaje que podría encajar, en opinión del interlocutor con el que nos encontramos sería Manuel Pizarro, como presidente de Caja Madrid, haciendo un tándem sincrónico con Cascos, en la defensa de los intereses nacionales, de la ex-compañía bandera española Iberia.
Cuando terminábamos de escribir estas líneas, saltó la noticia de la posibiidad de que Pizarro ocupase la presidencia de la CEOE, que Díaz Ferrán parece que por fin dejará libre. Pero Aguirre, parece que duerme en la cuna que mecen las "3 erres" (Rodrigo Rato + Rajoy) , y quizás sea ya demasiado tarde para Iberia, en la defensa de los intereses nacionales.

Deja un comentario