20.4 C
Madrid
julio, sábado 2, 2022

Cada vez hay más evidencias de riesgos para la salud por los humos para TCPs y pilotos

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Londres, GB, 9 de septiembre de 2014.Una publicación británica, "Private Eye", desvela que los resultados de la autopsia del piloto de British Airways Richard Westgate, podrían haber demostrado, que la intoxicación por inhalación de humos tóxicos en cabina habría llevado a la muerte al piloto en 2012, según se desprende de la autopsia y los datos que aporta postmorten a los que ha tenido acceso Eye, señalando la evidencia de organotoxicidad con presencia de organofosfatos en el organismo. Ray Ronan, periodista y comandante de A320, así como autor del libro junto a Glenn Meade,"Segundos para el desastre", a cuya presentación en España asistía en 2013 AD (véase ADTV), ya apuntaron entonces en la presentación de su obra, que estaban estudiando este aspecto desconocido que podría suponer una amenaza para los trabajadores de la cabina de los aviones comerciales y pasajeros. Otros dos recientes fallecimientos de tripulantes de BA están siendo investigados por si tuvieran relación causal con la inhalaciòn de humos.

Westgate, de 43 años, habría sufrido dolores de cabeza, náuseas, confusión y problemas de vista, y estaba personado entre los 150 profesionales que estaban llevando a cabo una acción civil contra las aerolíneas en Europa para reconocer como enfermedad crónica la derivada de su exposición reiterada a humos por lubricantes de los motores. El caso de Westgate ha sido tomado como paradigmático, o el primero en el que se cree que es la primera evidencia de este tipo de patología de enfermedad específica en tripulaciones. Los resultados publicados en el Diario de Física Biológica y Química, revelaron que tenía importantes daños neurológicos, y que tambien se había infiltrado la afectación en el tejido muscular cardíaco por intoxicación por organofosfatos.


Gases nocivos del aceite del motor

El abogado del Sr.Westgate dijo que el documento sobre la autopsia establece un vínculo entre la mala salud de los tripulante y los humos tóxicos de los lubricantes que escapan de los motores hacia cabina de pasajeros y cockpit. Este problema ya habría sido reportado hace más de 14 años.

El profesor Abou-Donia, un experto en intoxicación por PO, dirigió un estudio en Estados Unidos y Países Bajos, e indicó que el Sr.Westgate era uno de los peores casos que había visto. Añadió que la exposición a dosis bajas repetidas de organofosfatos es tan peligrosa como la exposición a una gran dosis, si no más.

El periódico Eye, señala que la exposición al OP podría ser un factor contribuyente tambien a la muerte súbida en enero de este mismo año de un miembro de la tripulación de cabina de 34 años de BA. El hombre, cuya identidad no ha sido revelada por el medio, murió poco después de un vuelo de largo radio. Según los informes postmorten posteriores inicialmente no se pudo encontrar la causa de su fallecimiento, pero un examen más detallado del sistema nervioso periférico mostraría un patrón idéntico al del daño por organofosfatos que los revelados en el caso de Westgate. Su familia espera los resultados de las pruebas de tejidos cerebrales y de la columna vertebral.

Cóctel potencialmente letal

Los científicos tambien están examinando los tejidos de un miembro de la tripulación que murió mientras nadaba, pero cuya autopsia reveló que no habría fallecido por ahogamiento. Tambien están encima de otro caso sobrevenido durante un vuelo de largo radio, que tampoco tiene una causa aparente clara.

Westgate murió pocos días después de que otro piloto de BA falleciera, tambien tenía 43 años, de nombre Karen Lysakowska, cuyos familiares tambien reclamaban que había sufrido envenenamiento por humos contaminados en cabina. Aunque estos casos están centrados en BA, este es un problema común en toda la industria, derivados de la reducción de costes evitando el sangrado del aire de los motores lo que hace necesario su enfriamiento lo que hace que el aire mejore de calidad en el interior de la cabina. A bordo no hay ningún filtro ni sistema para monitorear la calidad del aire, a pesar de que la mayoría de los lubricantes de los motores a reacción consisten en un potencial cóctel letal de agentes tóxicos. Por su parte el nuevo B787 es visto como la respuesta a cualquier problema de la calidad de aire y humos en cabina, ya que toma aire limpio directamente de ésta.

Los fabricantes y aerolíneas han negado constantemente que han estado "envenenando" a los pilotos, la tripulación y pasajeros, citando como argumento los estudios gubernamentales al respecto o financiando investigaciones que sugerirían que no hay directa relación entre la calidad del aire a bordo y los problemas neurológicos y respiratorios que han tenido estos profesionales fallecidos. Sin embargo con este nuevo estudio en EE.UU. y Países Bajos esta tésis tras el fallecimiento de Westgate está seriamente amenazada. Otros estudios comenzarán a principios de año.

El Sr.Cannon dijo que estas investigaciones serán muy cuestionadas en todos los sectores de la industria, pero tienen un ejemplo a la vista como es la instalación de filtros y detectores de aire en tiempo real, y luego "seguir el ejemplo de Boeing con el 787 en los nuevos diseños".
- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies