Controladores valoran positivamente el plan de incorporaciones en Barcelona ACC

Aviaciondigit@l

0

Barcelona, SP.- Este jueves habrá una reunión de los controladores del ACC de Barcelona ante el horizonte de la huelga convocada a partir del 20 de junio con ENAIRE. La clave, aunque no es este el único asunto sobre la mesa, es la escasez de efectivos. Esta escasez de efectivos es la envenenada herencia de la nefasta gestión durante años de los responsables entonces de Aena-Navegacíón Aérea (Carmen Librero como primera en el ranking), de los RRHH. La actual dirección de ENAIRE está intentando reconducir un agujero negro durante 10 años prácticamente, de la falta de incorporación de nuevos profesionales. De hecho un portavoz responsable del ACC de Barcelona, reconoce un “acercamiento de posiciones” derivado de que el plan de incorporaciones de ENAIRE  considerado por Raúl Tobaruela, portavoz de la asamblea de Gavá.

Fuentes consultadas por Aviaciondigit@l de ENAIRE, nos han transmitido que existe una absoluta disposición a la negociación, pero han apelado a la necesidad de “prudencia” ante las negociaciones en curso. Pero existen unas claras limitaciones, dada la envenenada herencia por la falta de previsión de la anterior gestión de Aena-NA, hoy ENAIRE. Un controlador tarda en estar operativo en frecuencia entorno a los 18 meses/2 años.

Si Tobaruela fijaba en 380 los efectivos necesarios en aras a la normalización de la jornada laboral, también es cierto que podría haber una medida de presión que se podría estar empleando, como es el índice de abstención por distintos motivos legales de dicha plantilla, así como la cuestión de las horas extras. Si estas no se cubren de forma “natural”, y los trabajadores no están obligados a realizar todas las que se les ofrecen, evidentemente se agrava la falta de personal derivada de esa envenenada nefasta gestión y planificación de RRHH.

Para normalizar la situación en Barcelona, los controladores estiman la necesidad de la incorporación de unos 90 nuevos efectivos, sumados a los actuales 289. Esto por parte del plan de ENAIRE podría conseguirse en unos 5 años de forma progresiva. La buena noticia es que parece que este planteamiento está calando entre los trabajadores del control aéreo cuando señalan que “entendemos este plazo porque no es posible incorporar a tantos controladores al no haber bolsa de trabajo, pero con las nuevas incorporaciones en dos años estaríamos en condiciones de aumentar nuestros días libres. Aunque seguiríamos haciendo horas extra, mejoraríamos nuestra situación

Luego lo que se está dirimiendo actualmente es cómo ENAIRE puede fijar la jornada laboral en los próximos 2 años, con el horizonte de resolución de 5 años.

Pero la envenenada herencia de Librero y anteriores gestores de la Navegación Aérea española, bajo la batuta política de Pepe Blanco como Ministro, tiene un punto de presión añadido con la elevada edad media en el ACC de Barcelona (y en otros de toda España), entorno a los 50 años, mientras los controladores ponen como ejemplo el de Eurocontrol en Maastrich, donde esa media sería de 35 años, y una edad tope de actividad de 55 años.

La amenaza de huelga de los controladores a partir del 20 de junio durante 10 semanas, en pleno Verano depende de un consenso y acuerdo sobre estos extremos. Pero fundamentalmente se trata de dar una oportunidad a la voluntad demostrada por la patronal pública ENAIRE de terminar de amortizar en estos últimos años la envenenada herencia de la época oscura de la Navegación Aérea en España.

 

 

 

Deja un comentario