Debate laboral en VLL: Entre la baguette lowcost y el pan “Lechuguino”

0
Concentración de los trabajadores de VLL 20072011

El símil gastronómico viene muy al hilo de lo que está sucediendo con la red de aeropuertos de AENA, en este caso en el aeropuerto vallisoletano de Villanubla, como podía suceder entre el salmorejo de "Tetrabrik" y el casero que se elabora en "El Gallo Rojo" de Córdoba.

Es bien conocido y sabido que el precio de una baguette por seguir con el símil es directamente proporcional a su calidad. Aproximadamente la mitad que un buen pan elaborado con harina candeal, denominado "Lechuguino". En unas horas el primero estará seco, gomoso y correoso, y el segundo permanecerá y mantendrá sus propiedades en perfectas condiciones durante algunos días. Entonces incluso se podrá aprovechar para darle una última y magnífica utilidad como es hacer unas buenas sopas de ajo…

En la red de aeropuertos se quiere cambiar el modelo "artesanal" a las bravas sin medir la microeconomía laboral que vive de él, y todo lo que alrededor de él se mueve. Aquello de los puestos indirectos y la incidencia en la economía local. A la escala de la red de AENA, de la que por cierto hasta hace muy pocos años sólo se facilitaban datos generales, no aeropuerto a aeropuerto, los primeros 17 aeropuertos y dos helis se han puesto ahora en el punto de mira. Eso sí, tras coincidir el declive apoteósico contable de la red en su conjunto, con la difusión de esas cifras unitarias para poner la venda en los ojos del contribuyente, antes que la herida de los 15.000 millones comenzara a supurar vergüenza para sus gestores-responsables. Esto, si mal no recuerdo, ha coincidido con la época de J.I.Lema al frente del Ente Público.


Palabras del trabajador y representante de UGT-AENA, Angel Lorenzo, en el aeropuerto de Villanubla esta mañana explicando en exclusiva para AD, los motivos de la movilización


Esto no ha debido ser casual pues la orquestación y la difusión de las intenciones privatizadoras han cabalgado al unísono. Según se iban transparentando los datos, y la deuda, desde 2006 comenzaba a teñir de rojo los resultados, cosa que anteriomente al 2005 resplandecía de números verdes, se comenzaban a lanzar globos sonda sobre la voracidad y ansia privatizadora de los responsables del Ente. Todo esto con babeantes rostros de empresarios del ladrillo y el hormigón armado al acecho, o a la mesa en la que se debatían estos proyectos con cargo al contribuyente. Se ha ido presentando un escenario que santifica la privatización de los grandes aeropuertos por el pecado de los pequeños. Alrededor de esta estrategia se fueron probando a los distintos colectivos-empezando por los denominados "privilegiados"- enseñando que la teoría del recorte salarial era la panacea para todos los males.

No repetiremos que se ha demostrado que la falta de una correcta gestión en las inversiones desarrolladas es lo que contablemente ha conducido al actual desastre. Exactamente lo mismo que pasó con los supuestos ahorros tras guillotinar al colectivo de control, que cada vez se manifiesta más como una auténtica "flipada" de alguno. (Sólo el cierre del espacio aéreo de un día el 3D 2010, puede llegar a suponer más de 200 millones a la responsable exclusiva y última según la Sentencia de la Audiencia Nacional que conocimos ayer). Si tratáramos de establecer la ratio demoras/coste para las compañías aéreas, probablemente en un año se reduciría a la mitad la deuda por esa vía.

Pero siguiendo con la gestión aeroportuaria, y con las distintas manifestaciones de los trabajadores de los aeropuertos básicos de éstos días (Foronda, Tenerife N. o Reus,etc…), queda claro que se trata de coger el rábano por las hojas del déficit del Ente, en lugar de coger del "rábano" (metaforicamente hablando puesto que no todos son varones entre otras cosas y la metafora no quiere dejar de ser eso, sin ninguna connotación machista), a los responsables de este desaguisado que siguen gestionando el Ente, incluso se permiten asesorarlo, cobrando claro está, y que pretenden culpabilizar-como se está haciendo a nivel nacional en todos los sectores- a los trabajadores y sus sueldos mileuristas mayoritariamente, pese a que la causa ha sido la nefasta gestión que ha conducido a esta situación actual en los aeropuertos o el país en general de esa pléyade de politicos, banqueros o empresarios-especuladores.

Pretender pasar a los trabajadores de Villanubla, que además es un aeropuerto gestionado tambien por el Ejército, lo cual hace aún más incomprensible en este caso las medidas que se pretenden, del pan "Lechuguino" de toda la vida a la correosa "baguette" que suponen estos experimentos, y que conducen al paro y la desaparición de puestos de trabajo, que excede de los límites de la lógica empresarial de una red que era rentable hasta hace nada, superando con creces lo tolerable desde el punto de vista laboral, y no digamos ya desde el gastronómico, en ese símil que opone lo auténtico y lo artificial de estas prácticas empresariales nefastas con el dinero del contribuyente, y del pasajero.La consecuencia la señalan los trabajadores, se debilitará la seguridad y la eficiencia en toda la red.

Deja un comentario